Escándalos de rectores que se han enriquecido a costa de universidades

Escándalos de rectores que se han enriquecido a costa de universidades

Casos como el de la Fundación San Martín y Autónoma del Caribe, son algunos ejemplos. 

Carteles marchas zombie educación

Sin embargo, el presupuesto que destino el Gobierno es de $500.000.000 millones para el funcionamiento de las universidades públicas.

Foto:

Luisa González / EL TIEMPO

Por: EL TIEMPO
25 de enero 2019 , 11:10 a.m.

El reciente caso del poderoso rector de Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), Jaime Alberto Leal Afanador, revivió algunos escándalos de rectores que se han enriquecido a costa de recursos de universidades colombianas.

Leal fue recientemente destituido e inhabilitado por 12 años por la Procuraduría al evidenciar irregularidades y favorecimientos en la contratación y en la gestión de recursos del centro educativo.

El ente de control encontró que "Leal Afanador contrató a través de interpuesta persona a Daiana López Leal, con quien tiene parentesco en tercer grado de consanguinidad (es su sobrina), en el cargo de directora del Centro de Idiomas de la sede de la universidad en el estado de la Florida".

Esa sede, precisamente, es la que concentra la atención de los investigadores, pues su administración siempre ha estado rodeada de polémicas. De hecho, la Procuraduría cuestiona la actuación del rector frente a la directora de la sede en Florida, Socorro Magdalena Pinzón Pulido, quien también fue destituida e inhabilitada por incumplir el régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses.

Así, además de ser clave para ponerla en ese alto cargo en calidad de encargada, el rector y presidente de la Junta Directiva de la Unad "solicitó al cuerpo colegiado la aprobación de un auxilio educativo por valor de $8.427,78 dólares para que Germán Posada Pinzón, hijo de la entonces directora ejecutiva, adelantara estudios en la Universidad de Harvard".

Este caso no es aislado y durante los últimos años, la opinión pública ha sido testigo de cómo otros rectores se han visto involucrados en actos de corrupción que han llegado, incluso, hasta 'desangrar' financieramente a algunas universidades. 

El hecho más recordado es el de la familia Alvear, fundadora de la Universidad San Martín. Los problemas de esta institución duraron varios años e iban desde no cumplir con estándares de calidad hasta usar recursos con fines distintos a su misión social.

El nivel de corrupción alcanzó a afectar a más de 20.000 estudiantes y 5.000 empleados. De hecho, se registraron hasta cortes de luz en varias sedes de la institución por falta de pago.

La cabeza del desfalco fue el fallecido directivo Mariano Alvear, a quien en 2015 la Fiscalía lo señaló de ser responsable de 14 fraudes procesales, 14 falsedades materiales, 17 fraudes a resolución judicial, estafa en la modalidad de delito masa, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

Mariano Alvear Sofán

Mariano Alvear Sofán, fundador de la Fundación San Martín.

Foto:

EL TIEMPO

Dados los graves problemas de la institución, en 2015 el Ministerio de Educación realizó un proceso de intervención para evitar su clausura. En 2017, la cartera dijo que la fundación había superada las irregularidades académicas, administrativas y de buen gobierno halladas tras la intervención a la institución. 

Un caso más reciente es el de Ramsés Jonás Vargas, exrector de la Universidad Autónoma del Caribe, en Barranquilla, y quien hoy está privado de su libertad en la cárcel Distrital de Barranquilla por la presunta desviación de unos 16.000 millones en esa institución

Ramsés fue nombrado rector de esa institución en 2013 por el Ministerio de Educación, año desde el cual ya había iniciado actos de concertación con diferentes directivos del centro educativo para obtener lucrarse con dineros de la Uniautónoma, según la Fiscalía.  

De acuerdo con la investigación ejecutada por el ente de control, el exrector fraguó un plan para llegar a la dirección de la universidad. Para ello, logró crear el cargo de rector encargado y, según la Fiscalía, tal movimiento constituye en “un hecho relevante” en la investigación ya que desde ahí se comienza una ruta en contra de los estatutos de la Uniautónoma en torno a que esa figura de rector encargado no existía dentro de los mismos.

La investigación encontró que se creó una estructura criminal para cometer delitos, como por ejemplo crear bonificaciones de hasta 100 millones de pesos como parte de  supuestos reconocimientos laborales

Ramsés

Ramsés Vargas Lamadrid fue capturado el pasado 24 de noviembre en Cartagena, tras permanecer varios días prófugo de la justicia.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

En la capital del Atlántico también se registra otro caso de posible corrupción. Desde hace aproximadamente cuatro años dos familias se disputan el poder de la Universidad Metropolitana

Por una parte está la heredera, Ivonne Acosta Acero, hija del primer matrimonio de Gabriel Acosta Bendek, fundador de esa institución. Cuando murió su madre, asumió la dirección de la Fundación Acosta Bendek. Trajo a su medio hermano, Alberto Acosta Pérez, a quien puso a dirigir el hospital, y designó a su esposo, el otorrinolaringólogo Carlos Jorge Jaller Raad, rector de la universidad.

Y de otra parte está Soraya Corzo Pinto, la última esposa de Bendek y quien no figuró en esa repartición de cargos. Cuando se pensó que todo estaba tranquilo y la universidad marchaba normalmente, aparecieron los sobrinos del fundador reclamando derechos y, a través del pleito judicial, removieron la cúpula de la institución. Así llegaron a los cuadros del poder los hermanos Luis Fernando y Juan José Acosta Cosio, este último, el actual rector.

Se estima que esta organización factura recursos del orden de 75.000 millones de pesos, y su patrimonio lo conforman más de 30 propiedades.

¿Qué pasa con nuestras universidades?

Carlos Mario Lopera, director del Observatorio de la Universidad Colombiana, explica por qué se presentan tantos escándalos en las instituciones de educación superior (IES). 

"Hay un efecto contraproducente en la ley, pues a los particulares se les permite crear IES, pero se les aclara que debe ser sin ánimo de lucro. No tiene sentido exigirles a los particulares "enterrar" un gran capital para poner a funcionar a una IES y luego decirles que no tienen derecho a lucro. Esa es una realidad que no se ha debatido en el sector", señaló el experto. 

Lopera afirma que existen muchos casos de corrupción en las instituciones colombianas. "Hay muchos más casos que uno en el sector sabe que tienen corrupción, pero que legalmente no se han podido demostrar porque la autonomía universitaria es muy laxa y les da más libertad para voltear los recursos; eso se da mucho en IES que son de familias", advirtió. 

EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.