No enfoquemos la energía en problemas y escasez / De tu lado con Álex

No enfoquemos la energía en problemas y escasez / De tu lado con Álex

¿Qué pasaría si empezamos a fijarnos en lo que podemos seguir haciendo, aunque estemos encerrados?

Semana santa

Eso quiere decir que sean días destinados a recoger desde la experiencia de vida cuáles son los juegos de infancia que pueden rescatar

Foto:

istockphoto

Por: Alexandra Pumarejo
12 de mayo 2020 , 08:22 p.m.

Hay un fenómeno que suena básico y sin embargo es certero y nunca falla. Veamos: cuando una mujer está embarazada, de la nada, empieza a ver embarazadas por todas partes, se las tropieza en el supermercado, las ve en las películas y hasta entre sus amigas. O si un amigo nos cuenta que quiere comprar un carro amarillo, así suene a un color exótico, vamos a comenzar a ver carros amarillos en cualquier esquina. Estos incidentes son reales y, aunque pareciera, no tienen nada que ver con lo fortuito y mucho menos con lo esotérico.

(Lea también: Los tres asuntos / De tu lado con Alex)

La realidad es que aquello a lo que prestamos atención es lo que se nos hace más visible. Siempre ha habido mujeres embarazadas por las calles y miles de carros amarillos, pero, como no les habíamos puesto atención, no los veíamos. ¿Por qué lo traigo a colación justo ahora? Porque considero que la mayoría estamos enfocando nuestra energía en los problemas y en la escasez, lo cual nos abruma con más problemas y estrés.

(Podría interesarle: Así reneguemos, es como debe ser / De tu lado con Alex)

Andamos empeñados en lamentarnos por todo lo que nos han prohibido y por lo que estamos perdiendo o podríamos llegar a perder. Los ojos del mundo están puestos en el conteo ascendente de los contagiados y las muertes. No se puede encender el televisor, leer un periódico ni hablar en familia o con amigos sin tratarse de algo distinto al covid-19. Este virus no solo amenaza con invadir nuestro cuerpo, sino que invade nuestra mente.

¿Qué pasaría si en vez de renegar por estar confinados en casa, cambiamos la percepción y le ponemos nuestra energía a sentirnos protegidos? ¿Qué pasaría si empezamos a fijarnos atentamente en lo que sí podemos seguir haciendo, aunque estemos encerrados, en lugar de lo que no podemos? Si lo pensamos mejor, no nos han prohibido muchas actividades que nos podrían alegrar la vida: escuchar música, bailar, cantar, ver el amanecer o apreciar el atardecer, echar chistes, comer rico, hacer ejercicio, festejar, hacer el amor, jugar o dialogar en familia, pintar, escribir...

¿Que nos toca buscar maneras novedosas si queremos lograr hacer lo que nos gusta? ¡Claro que sí, pero esto también tiene su encanto! La mayoría de personas se quejan por la monotonía y, no obstante, nunca han hecho nada para reinventarse.

¿Qué pasa si nos despertamos en las mañanas y lo primero que hacemos es agradecer 5 cosas (así parezcan mínimas) y antes de dormir hacemos lo mismo? Estoy segura de que pasaría lo que dice uno de mis autores preferidos, Wayne Dyer: “Cuando cambias la manera de ver las cosas, las cosas que miras... cambian”.

ALEXANDRA PUMAREJO
@Detuladoconalex
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.