Claves para sobrellevar un duelo en esta Navidad

Claves para sobrellevar un duelo en esta Navidad

Expertos aconsejan cómo pasar por procesos de duelo como la muerte o estar lejos de la familia.

Navidad

No es cierto que ‘el tiempo lo cura todo’. Los procesos de duelo no se sanan solo con el tiempo.

Foto:

istock

Por: Flor Nadyne Millán M.
11 de diciembre 2019 , 10:29 a.m.

Diciembre saca a flote heridas no sanadas. Por eso no es raro escuchar frases como ‘No quiero celebrar esta Navidad, porque no tengo motivos’ o ‘quisiera acostarme ¡ya! y despertarme en enero’. Expresiones que evidencian el dolor que se puede estar sintiendo por alguna pérdida.

Y esto no es un asunto menor, porque todo proceso doloroso necesita espacio para ser atendido. “Cada persona debe darse un tiempo para tratar lo que está sintiendo. Lo triste es que hoy –puntualiza Paulo Daniel Acero Rodríguez, psicólogo experto en manejo de duelo– tendemos a alejarnos del dolor, no queremos sentirlo y entonces lo apaciguamos de muchas maneras”.

Cada persona debe darse un tiempo para tratar lo que está sintiendo. Lo triste es que hoy tendemos a alejarnos del dolor, no queremos sentirlo y entonces lo apaciguamos de muchas maneras

En épocas como esta, cuando se festeja la Navidad, habrá personas que lo harán con medicamentos, licor y otras experiencias extremas “como hacer compras extraordinarias con la tarjeta de crédito, así esto signifique incurrir en deudas de gran cuantía o realizar el viaje de la vida, así no se tenga la capacidad económica para pagarlo”, explica.

Es como tratar de borrar un dolor con otro, porque frente a la vivencia de los duelos existen quienes son capaces de someterse a situaciones dolorosas para borrar otras penas. Y lo cierto es que todo aquello que se haga para anestesiar el sufrimiento no será definitivo, sino que actuará como paliativo.

Que una persona esté estancada en un área de la vida puede mostrar eso; su silencio, retraimiento o traer a la conversación constantemente lo que perdió, son otras señales.

Pero ¿cómo se puede advertir que alguien no ha transitado adecuadamente un duelo? “Que una persona esté estancada en un área de la vida puede mostrar eso; su silencio, retraimiento o traer a la conversación constantemente lo que perdió, aun cuando haya pasado mucho tiempo de eso, son otras señales”, indica la tanatóloga Esperanza Cruz.

En un proceso de duelo, como la muerte de un ser querido, la pérdida de un empleo o del año escolar, la ruptura de una relación sentimental o vivir en otro país, quien lo vive se confronta con cuatro emociones: tristeza, rabia, culpa y miedo.

Y son emociones a las que la mayoría les huye. Pero cuando se permite sentirlas y gestionarlas, enseñan aspectos que quizá se desconocen de sí mismo. “Aprendemos a vernos de distintas maneras, a hacer cambios profundos, porque el duelo sirve para eso, y cuando alguien aprende a transitarlo, ya no es la misma persona que pasó por esa experiencia adversa, se ve a sí misma con más recursos y posibilidades”, añade Acero Rodríguez.

Las pérdidas más fuertes o que más confrontan son las de seres queridos porque la persona se enfrenta a lo definitivo. Un segundo nivel de pérdidas se relacionan con la salud, perder un órgano o una funcionalidad. La tercera es la pérdida de proyectos o de sueños: hay cosas que no serán y esto se debe aceptar.

El llanto también hace parte de la gestión del dolor, así como agradecer que esa persona haya estado en su vida y le haya dejado bonitas enseñanzas o recuerdos y buscar seguir con su legado.

Para Cruz, si bien en esta época los sentimientos se exaltan, hay formas creativas que pueden gestionarse sobre cómo honrar la memoria o recordar a un ser querido. “Si ya no puedo darle un regalo, por qué no entregarlo en donación, encender una vela en su nombre, sembrar un árbol por ella o mantener la silla vacía, que es otra manera de representar su presencia simbólicamente”, dice la experta.

Para Acero es fundamental no fijarse expectativas muy altas, “como decir ‘este 24 de diciembre no voy a llorar’. Todo lo contrario, no se prive de hacerlo porque el llanto también hace parte de la gestión del dolor, así como agradecer que esa persona haya estado en su vida y le haya dejado bonitas enseñanzas o recuerdos y buscar seguir con su legado”, precisa Cruz.

Volver el dolor palabras es otra manera de ayudarse a procesar una pérdida. Las emociones también pueden drenarse con la escritura, el dibujo, la música u otra expresión artística y el deporte o la actividad física. Poner el dolor propio al servicio de otros para ayudarlos a recuperarse es otra forma de sanar.

Tareas para sanar un duelo
  • Admitir la realidad de la pérdida. Es vital aceptar que perdió y que duele. Reconozca qué le impacta de la pérdida.
  • Aprenda a procesar las emociones que le dejó esa pérdida. Enfrente la tristeza, la culpa, la rabia y el miedo.
  • Ubíquese en nuevos espacios sin lo que perdió. Navidad y Año Nuevo serán diferentes, pero no deje de festejar. Su vida sigue.
  • Tome lo ocurrido como un aprendizaje. Es bueno hacer un alto para observar cuál es la lección tras esa experiencia. “Si me pasa algo, yo soy el responsable de hallar la enseñanza”, indica Acero Rodríguez.
  • Oriente su energía hacia lo constructivo y la reconstrucción de su proyecto de vida.

FLOR NADYNE MILLÁN M.
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.