Meteoritos lunares, una forma de estudiar la Luna sin ir a ella

Meteoritos lunares, una forma de estudiar la Luna sin ir a ella

El geólogo David Tovar explica cómo llegan a la Tierra estas partículas y cómo se estudian. 

Luna roja

Así se vio el eclipse de 'Luna Roja' en Buenos Aires, la capital de Argentina.

Foto:

Ronaldo Schemidt / AFP

Por: David Tovar
17 de julio 2019 , 10:29 p.m.

Los meteoritos lunares son rocas encontradas en la Tierra. Estas fueron expulsadas de la Luna por impacto de un asteroide o, posiblemente, de un cometa y adquirieron la velocidad necesaria para vencer el campo gravitacional lunar y llegar a la superficie terrestre.

Pero ¿cómo llegaron los meteoritos lunares aquí? Los asteroides golpean la Luna todos los días. La velocidad de escape de la Luna es, en promedio, de 2,38 km/s, solo unas pocas veces la velocidad con la que sale una bala de un rifle (0,7-1,0 km/s).

Cualquier fragmento en la superficie lunar que se acelere por el impacto de un asteroide a la velocidad de escape lunar o mayor dejará la influencia gravitatoria de la Luna.

La mayoría de las rocas expulsadas son capturadas por el campo gravitatorio de la
Tierra o el Sol y entran en órbita alrededor de estos cuerpos.

Durante un período de unos pocos años a decenas de miles de años, aquellos que orbitan la Tierra finalmente caen a la superficie terrestre. Aquellos en órbita alrededor del Sol también pueden, eventualmente, golpear la Tierra hasta unas decenas de millones de años después de que fueron lanzados desde la Luna.

¿Todos los meteoritos lunares provienen de un gran impacto en la Luna?

Por varias razones, sabemos que los meteoritos lunares se derivan de muchos impactos diferentes en la Luna. La variedad de textura (aspecto de las rocas) y composición abarca, y de alguna manera supera, la de las rocas recolectadas en las seis misiones de alunizaje de Apolo. Más importante aún, al utilizar la exposición a los rayos cósmicos es posible determinar cuánto tiempo hace que una roca salió de la Luna.

Pequeñas rocas en la superficie de la Luna y en órbita alrededor del Sol o la Tierra están expuestas a los rayos cósmicos, partículas tan energéticas que causan reacciones nucleares en estos fragmentos de roca, los cuales pueden ser medidos en el laboratorio.

Son precisamente estas minuciosas medidas de algunos isótopos radioactivos lo que permite saber la edad del meteorito, su procedencia y cuánto tiempo ha estado viajando en el sistema solar.

Analizar los meteoritos lunares (que son muy poco comunes) es una forma de descifrar los secretos que aún alberga nuestro satélite sin necesidad de ir hasta allá.

DAVID TOVAR
Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología GCPA / Universidad Nacional de Colombia

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.