Ultima Thule, el cuerpo celeste más lejano jamás visitado

Ultima Thule, el cuerpo celeste más lejano jamás visitado

La nave New Horizons transmitió este martes desde el lejano astro del cinturón de Kuiper.

Ultima Thule

Así es como los científicos creen que se ve Ultima Thule.

Foto:

Proyecto Taos II

Por: EFE
01 de enero 2019 , 08:46 p.m.

La Nasa empezó a develar, este martes, los primeros detalles concretos de Ultima Thule, el objeto celeste más lejano jamás explorado por la humanidad, situado en el cinturón de Kuiper, a unos 6.500 millones de kilómetros de distancia del Sol. El logro fue alcanzado después de que la nave New Horizons lo haya sobrevolado en la medianoche del martes. 

Antes de esta misión, el equipo liderado por el científico Alan Stern, del Instituto de Investigación Southwest, sopesó la idea de que Ultima Thule fuese la unión de dos objetos planetarios distintos. Sin embargo, el científico de la Universidad Johns Hopkins, Hal Weaver, aseguró que se trata de un solo asteroide con una forma similar a un cacahuate o un pin de bolo, después de ver las más recientes imágenes de Ultima Thule, aún de muy baja resolución. “Eso es bastante común entre los cuerpos celestiales pequeños del Sistema Solar”, aclaró Weaver en una rueda de prensa convocada tras recibir la primera señal de New Horizons después de completar la misión.

Según Weaver, esta forma explicaría otro misterio de este lejano cuerpo celeste: sus variaciones de brillo. Por su parte, Stern aclaró en esa conferencia de prensa que las imágenes pancromáticas de más alta resolución no llegarán hasta febrero, aproximadamente.

El líder de la misión aprovechó para felicitar la labor de todos los integrantes del equipo de New Horizons, cuya tarea calificó de excelente. “El equipo hace que parezca fácil. No lo es. Ellos pasaron tres años y medio trabajando duro para que esto sucediera. Y por lo que podemos ver, obtuvieron una puntuación del 100 por ciento”, dijo Stern, quien anunció que empezarán a escribir el primer artículo científico sobre la misión esta misma semana.

Ultima Thule, que fue el nombre elegido por el público en una convocatoria de la Nasa para nombrar al objeto identificado hasta ese momento como 2014 MU69, proviene de un término de origen griego usado por geógrafos romanos y medievales para indicar un lugar “situado más allá del mundo conocido”.

Pese a que el sobrevuelo a ese asteroide rocoso ocurrió a medianoche a una distancia de unos 3.500 kilómetros del objeto, la primera señal de New Horizons después de completarlo llegó a las 10:30 hora local (15:30 GMT) a la Estación de Rastreo de la Red del Espacio Profundo, situada en Madrid. Esto sucede porque Ultima Thule se encuentra a una distancia de 6 horas y 7 minutos luz de la Tierra, según explicó uno de los encargados de esta misión.

Otro de los retos de esta misión espacial es determinar la duración de la rotación sobre sí mismo del pequeño asteroide, de apenas 30 kilómetros de diámetro.

De acuerdo con los últimos hallazgos, los científicos consideran que esa rotación dura entre 15 y 30 horas, a falta de más datos para confirmar esta hipótesis. Al preguntarle si New Horizons ha cumplido con las expectativas de la misión, la jefa de operaciones, Alice Bowman, dijo que, desde el punto de vista de la navegación, la sonda “hizo todo lo que se suponía”. No obstante, Stern no pudo certificar con total seguridad que las cámaras del aparato estuvieran perfectamente centradas, aunque comentó que eso se conocerá en los próximos días.

Después de que se hiciera oficial que New Horizons había completado con éxito el sobrevuelo, el jefe de la Nasa, Jim Bridenstine, celebró que la agencia espacial estadounidense, junto con sus colaboradores en esta misión, la Universidad Johns Hopkins y el Instituto de Investigación Southwest, “han vuelto a hacer historia otra vez”.

Ultima Thule está ubicado en una de las regiones más remotas del Sistema Solar, conocida como el cinturón de Kuiper, en honor al astrónomo que predijo su existencia en la década de los años cincuenta, Gerard Kuiper.

Lanzada en enero del 2006, New Horizons tenía como principal objetivo estudiar al planeta enano Plutón; en julio del 2015, la sonda alcanzó su mayor acercamiento sobre este astro, a 12,45 km de su superficie y, después se dirigió a Caronte, una de sus lunas. Posteriormente, en junio del año pasado, New Horizons retomó su trayecto a este misterioso objeto celeste.

Como parte de los preparativos para el acercamiento a Ultima Thule, en agosto, astrónomos de la Nasa viajaron a Senegal y a Colombia para aprovechar un evento conocido como ocultación estelar para ampliar sus conocimientos sobre 2014 MU69.

Los científicos a cargo de esta misión esperan que New Horizons ayude a entender mejor la formación del Sistema Solar y cómo se construyeron los planetas.

Agencia / EFE

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.