Pinturas rupestres en Indonesia son la obra de arte más antigua

Pinturas rupestres en Indonesia son la obra de arte más antigua

Las imágenes muestran figuras mitad humano, mitad animal, cazando con lanzas y cuerdas. 

AUTOPLAY
Descubren en una cueva de Indonesia la obra de arte figurativo más antigua del mundo
Escena de caza prehistórica

A. Brumm; A.A. Oktaviana; R. Sardi ; C.C. Lee.

Por: Ciencia
12 de diciembre 2019 , 04:04 p.m.

Un equipo de arqueólogos, dirigido por la Universidad Griffith (Australia) descubrió una serie de pinturas rupestres en la isla Célebes (Indonesia) que tienen al menos 44.000 años de antigüedad, lo que las convierte en la obra de arte más antigua conocida de nuestra especie.

Las pinturas muestran una serie de representaciones de criaturas parte humano, parte animal -conocidas como teriomorfos- cazando grandes mamíferos con lanzas y cuerdas, un hallazgo que arroja nuevas pistas sobre el origen de la cognición humana moderna.

El descubrimiento, publicado en la revista Nature, es descrito por la Universidad de Griffith como “la evidencia más antigua de nuestra capacidad de imaginar la existencia de seres sobrenaturales, una piedra angular de la experiencia religiosa”.

El equipo australiano fue liderado por los arqueólogos Maxime Aubert y Adam Brumm, del Centro Griffith para la Investigación Social y Cultural (GCSCR, en inglés) y del Centro Australiano de Investigación para la Evolución Humana (Arche).

Asimismo, participó en el trabajo el experto en arte rupestre indonesio y estudiante de doctorado de Griffith Adhi Agus Oktaviana.  

Pintura 1

La escena de caza hallada por los científicos.

Foto:

Ratno Sardi

Pintura 2

Figura teriantrópica de un humano con cola.

Foto:

Ratno Sardi

Pintura 3

Figura teriantrópica de un humano con cabeza de ave.

Foto:

Ratno Sardi

Pintura4

Figura teriantrópica de un humano con cabeza de animal

Foto:

Ratno Sardi

Pintura 5

El lugar donde fueron encontradas las pinturas rupestres.

Foto:

Ratno Sardi

Descubierto en 2017, el nuevo sitio de arte rupestre, llamado Leang Bulu ’Sipong 4, es solo uno de los cientos que hay en la región kárstica de Maros Pangkep de Sulawesi del Sur.

En 2014, el mismo grupo de investigadores anunció que una cueva de piedra caliza en Maros Pangkep alberga uno de los motivos de arte rupestre más antiguos del mundo, un contorno rojo de un mano humana creada hace al menos 40,000 años.

Al igual que con esa investigación previa, el equipo actual midió la desintegración radiactiva del uranio para hacer la datación de las muestras. También analizaron otros elementos de los crecimientos minerales, como las denominadas palomitas de maíz de la cueva (coraloides), proporcionando edades que van desde 35.100 a 43.900 años para las pinturas allí presentes.

Ese trabajo de datación se llevó a cabo en los laboratorios de la Universidad de Queensland, como parte de una colaboración con Griffith.

"Los cazadores representados en el antiguo panel de arte rupestre en de Leang Bulu Sipong 4 son simples figuras con cuerpos similares a los humanos, pero se han representado con cabezas u otras partes del cuerpo como las de aves, reptiles y otras especies de fauna endémicas de Célebes", dijo Oktaviana, quien también ha estudiado arte rupestre en Borneo, Sumatra, Raja Ampat y Misool.

Estos teriomorfos se ven en el acto de matar o capturar seis mamíferos que huyen: dos cerdos verrugosos de Célebes y cuatro jabalíes conocidos como anoas.

Estos últimos son pequeños pero feroces bóvidos que aún habitan en el bosques de la isla.

“Sorprendentemente, algunas figuras parecen estar usando cuerdas largas para capturar estos peligrosos animales", dijeron los investigadores. Agregaron que esta es la primera vez que se identifica una narración visual tan detallada de un periodo temprano en el vasto registro del arte rupestre prehistórico en todo el mundo.

Hasta donde se sabía, el primer arte rupestre de la humanidad había aparecido en Europa y consistió en símbolos abstractos.

Los primeros indonesios estaban creando arte que puede haber expresado el pensamiento espiritual sobre el vínculo especial entre humanos y animales.

Hace 35.000 años, esta simple forma de arte pudo haberse convertido en una expresión de la cultura artística sofisticada, caracterizada por pinturas figurativas de caballos y otros animales.

También se pensaba que conceptos innovadores de representación artística como las composiciones con múltiples sujetos que interactúan (escenas), y la representación de las entidades imaginarias como teriomorfos eran muy poco comunes hasta hace unos 20.000 años.

"La pintura rupestre de Leang Bulu Sipong 4 sugiere que no hubo una gradual evolución del arte paleolítico de lo simple a lo complejo hace unos 35.000 años, al menos no en el sudeste asiático”, dijo el profesor Aubert.

"Todos los componentes principales de una cultura artística altamente avanzada estaban presentes en Célebes hace 44.000 años, incluyendo arte figurativo, escenas y teriomorfos".

El equipo de arqueología sugirió que, junto con su descubrimiento de una pintura figurativa de un bóvido salvaje que data de hace al menos 40.000, años en Kalimantan, en la isla de Borneo, publicado el año pasado, Indonesia es uno de los lugares más importantes del mundo para comprender los inicios del arte rupestre y la evolución del pensamiento humano moderno.

"Las imágenes de teriántropos en Leang Bulu’ Sipong 4 también pueden representar las primeras evidencias de nuestra capacidad para concebir cosas que no existen en el mundo natural, un concepto básico que sustenta la religión moderna", dijo el profesor Brumm.

Los teriomorfos existen en el folclor o en la ficción narrativa de casi todas las sociedades modernas y son percibidos como dioses, espíritus o seres ancestrales en muchas religiones en todo el mundo.

Célebes ahora alberga la imagen más antigua de este tipo, incluso antes que el "Hombre León" de Alemania, una figura de un humano con cabeza de león, que, con 40.000 años, era la representación más antigua de un teriomorfo.

"Los primeros indonesios estaban creando arte que puede haber expresado el pensamiento espiritual sobre el vínculo especial entre humanos y animales mucho antes de que se hiciera el primer arte en Europa, donde a menudo se ha asumido que se pueden rastrear las raíces de la cultura religiosa moderna", agregaron los investigadores.

Oktaviana dijo que existen muchos sitios nuevos de cuevas con espectaculares pinturas figurativas que aún deberán ser estudiados; sin embargo, también ha observado el alarmante deterioro de este arte en casi todos esos lugares, incluido Leang Bulu ’Sipong 4.

“El monitoreo realizado confirma que las superficies de las paredes de la cueva en las que se encontraban las pinturas se están despegando a una velocidad asombrosa, borrando el arte", dijo Oktaviana.

"El arte rupestre temprano de Sulawesi puede contribuir con una inestimable visión del surgimiento de la espiritualidad humana, y la difusión de creencias y prácticas artísticas que dieron forma a nuestras mentes modernas” señaló el experto.

"Sería una tragedia si estas obras de arte excepcionalmente antiguas desaparecieran, pero está sucediendo. Ahora necesitamos entender por qué este arte rupestre de importancia mundial se está deteriorando", apuntó.

CIENCIA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.