¿Por qué los atardeceres son naranja en la Tierra y azules en Marte?

¿Por qué los atardeceres son naranja en la Tierra y azules en Marte?

El geólogo David Tovar explica este fenómeno, relacionado con el comportamiento de la luz. 

The Mars Exploration Rover

Imagen ilustrativa de la 'Mars Exploration Rover', una misión que hace parte de los esfuerzos de la Nasa para profundizar en el conocimiento sobre Marte.

Foto:

Cortesía Nasa

Por: David Tovar
28 de febrero 2020 , 11:33 a.m.

Seguramente hemos tenido la oportunidad de ver magníficos atardeceres en Colombia, de esos que nos dejan sin palabras.

Es curioso que el “punto azul pálido” tenga atardeceres que se tornan de color naranja (al igual que los amaneceres), mientras que, en Marte, el planeta rojo, tienden a ser de color azul.

La explicación a este fenómeno es mucho más interesante de lo que uno podría pensar.

La Tierra y Marte son considerados como planetas antagónicos. La diferencia de algunos procesos geológicos que han tenido lugar en el planeta rojo y que, hoy día, son comunes en la Tierra, hace pensar a los científicos que, a pesar de haber tenido un pasado similar, en la actualidad son más diferentes de lo que pensábamos.

Marte es un desierto helado. La tierra está llena de agua y vida.

La explicación a este fenómeno es similar a la de por qué nuestro cielo es azul y nuestras puestas de Sol son rojas.

La luz del Sol se dispersa en función de las partículas presentes en la atmósfera. La luz solar está compuesta de longitudes de onda diferentes, y las moléculas y partículas de polvo, solo interactúan con ondas específicas.

La dispersión de la luz por estas partículas es clave para entender por qué vemos los colores que vemos.

La atmósfera de Marte es muy poco densa comparada con la atmósfera terrestre. Está compuesta principalmente de dióxido de carbono y un alto contenido de material particulado (polvo).

Este polvo fino tiende a dispersar la luz roja dejando pasar solamente las longitudes de onda correspondientes al azul. En la Tierra, es al revés. La luz azul “rebota” en las moléculas de la atmósfera, dando así el color azul característico.

Al atardecer, la luz tiene una distancia más larga para viajar dentro de la atmósfera, por lo que se dispersa más. En este punto, en la Tierra, la longitud de onda que corresponde al rojo, penetra con mayor facilidad creando una amplia gama de colores, que en realidad se amplifica con cenizas de volcanes y de incendios.

En Marte, se produce un tono azul. A este fenómeno se le conoce como dispersión Rayleigh.

Estas son las pequeñas diferencias que hacen de los planetas del Sistema Solar lugares extraordinarios.

David Tovar.
Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología / Universidad Nacional de Colombia.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.