‘Trueno gigante’, el nuevo miembro de la familia de dinosaurios

‘Trueno gigante’, el nuevo miembro de la familia de dinosaurios

El ‘Ledumahadi mafube’ vivió en Sudáfrica hace 200 millones de años y pesaba 12,5 toneladas.

Ledumahadi

El 'Ledumahadi mafube' era del tamaño de dos elefantes grandes juntos.

Foto:

Universidad de Witwatersrand

Por: Europa Press
07 de octubre 2018 , 10:00 p.m.

Bautizado con el poético nombre de “un trueno gigante al amanecer" –'Ledumahadi mafube' en lengua sesotho–, los expertos han descrito una nueva especie de dinosaurio saurópodo, encontrado en Sudáfrica, donde vivió hace 200 millones de años y que fue pariente cercano y antecesor del brontosaurio.

Según los restos fósiles hallados, 'Ledumahadi mafube' pesaba 12,5 toneladas y medía 4 metros de altura hasta las caderas, y era el animal terrestre más grande que existía en la Tierra cuando vivía, hace casi 200 millones de años, de aproximadamente el doble del tamaño de un gran elefante africano.

“El nombre refleja el gran tamaño del animal, así como el hecho de que su linaje apareció en los orígenes de los dinosaurios saurópodos. Honra la herencia reciente y antigua del sur de África”, explica el paleontólogo Jonah Choiniere, de la Universidad de Witwatersrand, quien dirigió el equipo de científicos, que publica su estudio sobre la nueva especie en la revista 'Current Biology'.

'Ledumahadi mafube' es uno de los parientes más cercanos de los dinosaurios saurópodos, que pesan hasta 60 toneladas e incluyen especies conocidas como 'Brontosaurus'.

Todos los saurópodos comían plantas y andaban sobre cuatro patas, con una postura similar a los elefantes modernos. 'Ledumahadi' desarrolló su tamaño gigante independientemente de los saurópodos, y aunque se encontraba sobre cuatro patas, las delanteras habrían estado más agachadas, lo que hizo que el equipo científico lo considerara como un “experimento” evolutivo con un tamaño corporal gigante.

El fósil de este dinosaurio cuenta una historia fascinante no solo de su pasada vida individual, sino también de la geografía de su lugar de residencia y de la evolución de los dinosaurios saurópodos. “Lo primero que me llamó la atención de este animal es la increíble robustez de los huesos de las extremidades”, dice el autor principal, Blair McPhee.

“Era de un tamaño similar al de los gigantescos dinosaurios saurópodos, pero mientras que los brazos y las piernas de esos animales son bastante esbeltos, los de 'Ledumahadi' son increíblemente gruesos. Para mí, esto indicaba que el camino hacia el gigantismo en los sauropodomorfos no era nada sencillo, y que la forma en que estos animales resolvieron los problemas habituales de la vida, como comer y moverse, fue mucho más dinámica dentro del grupo de lo que se pensaba anteriormente”.

Nueva metodología

El equipo de investigación desarrolló un nuevo método, usando medidas de los “brazos” y las “piernas” para mostrar que 'Ledumahadi' caminó a cuatro patas, como los dinosaurios saurópodos posteriores, pero a diferencia de muchos otros miembros de su propio grupo vivos en su época como 'Massospondylus'. Los científicos también demostraron que muchos parientes anteriores de los saurópodos iban sobre cuatro patas, que esta postura corporal evolucionó más de una vez, y que apareció antes de lo que los expertos pensaban anteriormente.

“Muchos dinosaurios gigantes caminaron sobre cuatro patas, pero tuvieron ancestros que caminaban sobre dos. Los científicos quieren saber acerca de este cambio evolutivo, pero sorprendentemente, a nadie se le ocurrió un método simple para contar cómo caminaba cada dinosaurio, hasta ahora”, dice el doctor Roger Benson.

Al analizar el tejido óseo del fósil a través del análisis osteohistológico, la doctora Jennifer Botha-Brink, del Museo Nacional Sudafricano en Bloemfontein, estableció la edad del animal. “Podemos ver al observar la microestructura ósea fosilizada que el animal desarrolló rápidamente hasta la edad adulta. Los anillos de crecimiento depositados anualmente espaciados en la periferia muestran que la tasa de crecimiento había disminuido sustancialmente en el momento de su muerte”, dice Botha-Brink. Esto indica que el animal había llegado a la edad adulta.

“También fue interesante ver que los tejidos óseos muestran aspectos tanto de los sauropodomorfos basales como de los saurópodos, lo que demuestra que 'Ledumahadi' representa una etapa de transición entre estos dos grupos principales de dinosaurios”, añade.

'Ledumahadi' vivía en el área alrededor de Clarens en la Provincia de Estado Libre de Sudáfrica, la cual es actualmente una zona montañosa, pero era muy diferente en ese momento, con un paisaje plano, semiárido y lechos de aguas poco profundas e intermitentemente secos.

'Ledumahadi' está estrechamente relacionado con otros gigantescos dinosaurios de Argentina que vivieron en un momento similar, lo que refuerza la idea de que el supercontinente de Pangea todavía estaba ensamblado en el Jurásico temprano.

“Muestra cuán fácilmente los dinosaurios podrían haber andado desde Johannesburgo hasta Buenos Aires en ese momento”, dice Choiniere.

EUROPA PRESS

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.