Los asesinos ecológicos

Los asesinos ecológicos

Hoy, ante el temor que causa la pandemia se habla de fortalecer la solidaridad y  la cooperación

Ciencia

Si obramos con un sentido de responsabilidad hacia nuestro entorno, más seguros física, fisiológica, económica y culturalmente estaremos en el futuro.

Foto:

istockphoto

Por: Andrés Franco  Herrera, Ph. D. - Para El Tiempo
12 de mayo 2020 , 05:41 p.m.

En su libro De animales a dioses: breve historia de la humanidad, Yuval Noah Harari describe cómo el Homo sapiens, en su conquista de los continentes que empezó hace 70.000 años atrás desde África Oriental, dejó por donde pasaba una estela de extinciones masivas de la megafauna de la época, ya fuera en Eurasia, Australia, Nueva Zelanda o América; además de las alteraciones evidentes a los ecosistemas terrestres, especialmente al momento de desarrollarse la agricultura y fortalecerse la domesticación de plantas y animales hace 12.000 años.

Uno que otro cambio climático en estos miles de años pudo favorecer estas extinciones, pero no fue la razón principal. ¿Qué ha cambiado en estos 700 siglos, en los que hemos pasado de los denominados cazadores-recolectores a la mal llamada sociedad de los nativos digitales?

Infortunadamente poco o nada, más allá de tener instrumentos tecnológicos y un alto número de datos que tratan de explicar mejor lo sucedido y predecir lo nefasto que podría ser el futuro del planeta si seguimos con nuestros hábitos destructivos y egoístas con el entorno natural del que venimos, del que somos parte y del que nos abastecemos.

(Lea también: Nuevas evidencias de columnas de agua en una de las lunas de Júpiter)

Las extinciones de las especies continúan; la biodiversidad conocida llena cada vez las pocas unidades de cuidados intensivos que la naturaleza ofrece para tratar de subsistir; la frontera agrícola se expande al unísono con la deforestación y el uso desmedido y desigual de los recursos naturales, lo que lleva a que escaseen cada vez más los bienes y servicios que sustentan la vida humana y genera crudas inequidades en nuestras sociedades.

En pocas palabras, además de ser asesinos ecológicos, también estamos causando nuestro suicidio al acabar con el único hogar que tenemos: la tierra y el mar.
Podríamos llamarnos, aduciendo a una simbiosis de nuestra manera de actuar, los suicidio-homicidas del planeta. ¡No es posible esto! Hoy, ante el temor de la pandemia que causa el SARS-CoV-2, se habla de fortalecer la solidaridad, la cooperación, de replantear nuestros valores como sociedad y redefinir el porqué, para qué y cómo vivimos.

Que estas reflexiones no se queden solamente en la dimensión sapiens-sapiens (sociedad), sino que permeen también la sapiens-naturaleza-sapiens, como siempre ha debido ser, con la certeza de que si obramos con un sentido de responsabilidad hacia nuestro entorno, más seguros física, fisiológica, económica y culturalmente estaremos en el futuro.

ANDRÉS FRANCO HERRERA, Ph. D. 
Vicerrector Académico de UTadeo

Para EL TIEMPO 

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.