Las rayas de tigre en Encélado / Maravillas del Sistema Solar

Las rayas de tigre en Encélado / Maravillas del Sistema Solar

Sus rupturas en la superficie penetran en el manto con agua líquida y crean la apariencia de rayas.

Por: David Tovar
13 de febrero 2019 , 11:45 p.m.

Encélado es una pequeña luna de Saturno que de no ser por su actividad geológica, pasaría desapercibida en la inmensidad del Sistema Solar. Con un diámetro ecuatorial de 500 kilómetros (casi la misma distancia que hay en línea recta de Bogotá a Túquerres, Nariño), este pequeño satélite natural se caracteriza por ser el primer cuerpo rocoso del Sistema Solar en el cual se detectó criovulcanismo.

Este, a diferencia del vulcanismo que conocemos en la Tierra y otros cuerpos del Sistema Solar, se caracteriza por la emisión de materiales volátiles a superficies como agua, metano y amoníaco, en vez de roca fundida.

En principio, para que se produzca vulcanismo o criovulcanismo se necesitan 3 condiciones: 1) que exista un gradiente geotérmico, es decir, un incremento de temperatura desde la superficie hacia el interior; 2) que exista una estructura que permita la salida de dicho material desde el interior (en estos casos, volcanes o criovolcanes), y 3) presencia de un material para fundir o volatilizar.

En Encélado existen una serie de fracturas denominadas ‘rayas de tigre’, que, en términos sencillos, son extensas rupturas en la superficie helada de este satélite (corteza) que penetran varios cientos de metros hasta llegar al manto, el cual se estima que contiene grandes cantidades de agua líquida.

A diferencia de la Tierra, la actividad volcánica o, mejor, criovolcánica no se da por la presencia de placas tectónicas, sino por fuerzas de marea. Encélado está anclada gravitacionalmente a Saturno, de la misma forma que la Luna lo está a la Tierra, es decir, siempre le da la misma cara al planeta, siendo su movimiento de rotación sincrónico al de traslación, lo que genera un alto esfuerzo.

Haciendo una analogía, es como si se tomara una naranja y se apretujara por mucho tiempo, dando como resultado que parte de su jugo empezara a filtrarse por la cáscara. Así es como se produce el criovulcanismo en Encélado.

Son precisamente las ‘rayas de tigre’ las que permiten que el material del interior, que se encuentra a una temperatura de casi 0° C, llegue a la superficie y allí alcance los -133 °C, cumpliéndose así las tres condiciones para que se produzca criovulcanismo.

Se han cartografiado cuatro extensas fracturas, que tienen, en promedio, 135 km de largo, 2 km de ancho y 500 m de profundidad, lo que las convierte en criovolcanes únicos en el Sistema Solar.

DAVID TOVAR
Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología / Universidad Nacional @planetovar

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.