Secciones
Síguenos en:
Júpiter y el misterio de la gran mancha roja en su atmósfera
Júpiter

Júpiter en luz ultravioleta, en imagen capturada por el telescopio Espacial Hubble en enero de 2017

Foto:

Tomada de NASA / ESA / NOIRLab

Júpiter y el misterio de la gran mancha roja en su atmósfera

Gracias al telescopio espacial Hubble se pudo detallar la atmósfera turbulenta que la caracteriza.

Las investigaciones sobre Júpiter nunca dejan de sorprender. En las últimas horas se conocieron nuevas imágenes procesadas de Júpiter tomadas desde el telescopio terrestre Gemini North, ubicado en Hawai, y el espacial Hubble.

De acuerdo con los científicos, se observa el planeta gigante en longitudes de onda de luz infrarroja, visible y ultravioleta, con lo cual se revelan detalles en características atmosféricas, una de ellas, la Gran Mancha Roja, sin duda, algo novedoso, al igual que fuertes tormentas y ciclones que se extienden por años en la turbulenta atmósfera del planeta.

(Le puede interesar: Hallan en Egipto 250 tumbas de hace más de 4.000 años)

En consecuencia, en el planeta más grande y gaseoso del sistema solar se han captado tres tipos de luces: visible, infrarroja y ultravioleta.

Los científicos indican que la apariencia cambiante del planeta en diferentes longitudes de onda permite obtener nuevos conocimientos sobre el comportamiento de la atmósfera de Júpiter.

Pero lo que más ha llamado la atención es la Gran Mancha Roja, la supertormenta gigante que persiste al sur del ecuador del planeta.

(Además lea: Telescopio James Webb superó última prueba clave antes del lanzamiento)

La comparación entre los tres tipos de longitudes de onda también revela que la región oscura que representa la Gran Mancha Roja en la imagen infrarroja es más grande que el correspondiente óvalo rojo en la imagen visible. La discrepancia se debe al hecho de que cada una de las técnicas de imágenes captura diferentes propiedades de la atmósfera del planeta, según un comunicado del Laboratorio Nacional de Investigación de Astronomía Óptica-Infrarroja (NoiLab) de EE. UU., que publicó las imágenes.

Paralelamente a las observaciones infrarrojas, las imágenes visible y ultravioleta resaltan la ubicación de los denominados cromóforos, que son moléculas que absorben la luz azul y ultravioleta, dando así al punto su característico color rojo.

Además de la Gran Mancha Roja, las imágenes del Hubble también revelan la Red Spot Jr. más pequeña, que se formó hace años cuando tres tormentas de tamaño similar se fusionaron al suroeste de la supertormenta más grande. Al igual que la Gran Mancha Roja, el Junior es apenas visible en la longitud de onda infrarroja y desaparece en la banda más grande de nubes más frías.

(No deje de leer: Ingeniería moderna para entender la evolución de la vida)

Los científicos siguen en el análisis y el estudio de las diferentes características que se han podido observar en las capturas de imágenes.

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.