Secciones
Síguenos en:
El modelo de IA que usan en Japón para predecir tsunamis
Inteligencia Artificial

El gobierno japonés decidió juntar esfuerzos y en los últimos 10 años han avanzado con tecnología para hacerle frente a posibles tsunamis.

Foto:

iStock

El modelo de IA que usan en Japón para predecir tsunamis

FOTO:

iStock

Un equipo colaborativo de investigadores japoneses se encuentra tras el innovador proyecto.

Una de las catástrofes naturales más grandes de los últimos años fue la que ocurrió en la región de Tohoku, en el noroeste de Japón, el 11 de marzo del 2011.

(Siga leyendo: Hara Hachi Bu: así es el 'método' para vivir 100 años y no engordar).

Un devastador terremoto de magnitud 9,0 MW golpeó al país asiático, causando un inmenso tsunami que terminó por arrasar con los restos de las edificaciones que se destruyeron inicialmente por causa del movimiento telúrico.

(Además: Se cumplen 10 años de la catástrofe en Fukushima).

Terremoto en Japón 2011 9

Según estimaciones oficiales, la triple incidencia (terremoto, tsunami y accidente nuclear) dejó más de 15.800 muertos, más de 6 mil heridos y alrededor de 2.500 desaparecidos.

Foto:

Yasuyoshi Shiba. AFP

Con aquella evidencia de las capacidades destructivas que posee la naturaleza, quedaron claras las pocas preparaciones que se tienen para la prevención de tragedias naturales de esta magnitud.

Desde entonces, el gobierno japonés decidió juntar esfuerzos y en los últimos 10 años han avanzado con tecnología para hacerle frente a posibles tsunamis que se pueden presentar debido a su ubicación insular.

(Además: Surfistas de Fukushima vuelven al mar tras 10 años del tsunami).

Superación con ayudas tecnológicas
Terremoto en Japón 2011 6

La contención de la catástrofe nuclear se dificultó teniendo en cuenta que varios sectores cercanos de Fukushima apenas estaban 'levantando los escombros' tras el paso arrasador del tsunami.

Foto:

AFP

Las autoridades japonesas han impulsado proyectos que buscan darle soluciones aplicables para la prevención y la reacción inmediata de catástrofes naturales.

Por ejemplo, según información del medio ‘The Japan Times’, los esfuerzos científicos están enfocados en encontrar formas de acelerar las alertas informáticas sin sacrificar la precisión de estas, en respuesta a las críticas que recibió el gobierno por no actuar de manera inmediata en medio de la tragedia del 2011.

(Siga leyendo: Impactantes imágenes de los terremotos que azotaron a Nueva Zelanda).

Un proyecto anunciado en febrero de este año, analiza cómo un nuevo modelo de Inteligencia Artificial (IA) puede aprovechar el poder de Fugaku, la supercomputadora más rápida del mundo, para predecir inundaciones en áreas costeras antes de que el tsunami llegue a tierra.

Los estudios se están realizando entre un equipo colaborativo de científicos del Instituto Internacional de Investigación de Ciencias de Desastres de la Universidad de Tohoku, el Instituto de Investigación de Terremotos de la Universidad de Tokio y los Laboratorios Fujitsu.

En un comunicado de la Universidad de Tohoku explicaron que los expertos “aprovecharon el poder de Fugaku para generar datos de entrenamiento para 20.000 posibles escenarios de tsunamis basados ​​en simulaciones de alta resolución. Estos escenarios se utilizaron para optimizar un modelo de IA que utiliza datos de formas de onda en alta mar generados por el tsunami para predecir inundaciones antes de tocar tierra con alta resolución espacial”.

(Siga leyendo: Estos son los celulares que no tendrán soporte de Whatsapp).

Temblor en Japón

El 11 de marzo de 2011 un terremoto de magnitud 9,1 provocó un tsunami que dejó más de 18.500 muertos y causó un grave accidente en la central nuclear de Fukushima.

Foto:

Kyodo / vía REUTERS

Además, como informó ‘The Japan Times’, este novedoso modelo permitirá obtener pronósticos de inundaciones con mayor precisión y rapidez en áreas específicas, y también predecirá el impacto potencial de las olas en edificios y carreteras en áreas urbanas costeras.

Según el comunicado de la entidad educativa, “el equipo de investigación continuará haciendo uso del rendimiento de alta velocidad de Fugaku en el futuro entrenando el sistema con escenarios de tsunami adicionales. Hacerlo ayudará a realizar una IA que puede predecir inundaciones por tsunamis en áreas aún más amplias”.

(Siga leyendo: Investigación plantea que sería posible superar la velocidad de la luz).

Todo con el fin de prevenir situaciones de riesgo como la ocurrida hace diez años y procurar tener una respuesta más acertada para mitigar los graves daños causados por los desastres naturales.

(Además: Así era el tiburón 'alado' de los mares del Cretácico).

Los daños que causó el desastre natural
Terremoto en Japón 2011 4

A raíz de las dificultades por el terremoto y el tsunami ocurrió un accidente núclear en una planta de la ciudad de Fukushima.

Foto:

EFE

Japón se encuentra ubicado en el cinturón de fuego del Pacífico, una zona conocida por sus continuos movimientos telúricos y erupciones volcánicas. Por lo tanto, la región soporta más de 1.500 terremotos al año, según los registros de la Agencia Meteorológica de Japón.

Debido al fuerte movimiento telúrico y su posterior tsunami, hubo varios desastres en materia de infraestructura y en cuanto a pérdidas humanas, calculadas en alrededor de 15.800 fallecidos.

Las iniciativas como la propuesta por los investigadores científicos y las Autoridades nacionales buscan mitigar el impacto de daños a gran escala, como los ocurridos en las centrales nucleares de Japón luego del terremoto y el devastador tsunami.

(Siga leyendo: Marte tendría agua subterránea, según una investigación).

La energía destructiva del terremoto que causó el tsunami con una ola de más de 37 metros de altura, fue equivalente a 600 millones de veces la energía de la bomba nuclear que explotó en Hiroshima

Unas de las preocupaciones más grandes también fueron las fusiones nucleares provocadas por el tsunami en tres reactores de la central nuclear de Fukushima Daiichi, provocando el peor desastre desde Chernóbil en 1986, de acuerdo a una investigación realizada por el medio ‘La Nueva España’.

En la misma investigación se explicó que entre el 12 y el 15 de marzo de 2011 hubo tres fusiones nucleares, tres explosiones de hidrógeno y la liberación de contaminación radiactiva en las unidades 1, 2 y 3 de la central de Fukushima.

La energía destructiva del terremoto que causó el tsunami con una ola de más de 37 metros de altura, fue equivalente a 600 millones de veces la energía de la bomba nuclear que explotó en Hiroshima en 1945, matando entonces a 166.000 personas, según se informó en la investigación.

(Además: Video: rover Perseverance capta primer 'diablo de polvo').

En el reciente reporte ‘Legacy of the Fukushima nuclear disaster’, escrito por el ‘EastAsiaForum’, cuando sucedió el desastre, había 54 reactores en funcionamiento. Desde ese momento, solo nueve reactores se reiniciaron y 24 están programados para su desmantelamiento.

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.