¿Qué es híbrido entre humano y mono que dicen haber creado en China?

¿Qué es híbrido entre humano y mono que dicen haber creado en China?

El español Juan Carlos Izpisúa lidera el equipo que está detrás del hecho.

Instituto Salk

Logró crear ratones con páncreas, ojos y corazón de ratas y ha conseguido que células humanas se integren en embriones de cerdo en etapas tempranas.

Foto:

Instituto Salk

Por: Redacción APP
09 de agosto 2019 , 08:01 a.m.

Un grupo de científicos españoles liderados por Juan Carlos Izpisúa dice haber desarrollado en China un híbrido entre humano y mono.

La creación, conocida también con el nombre de quimera, fue confirmada por una colaborada de Izpisúa al diario español El País.

El experimento se une a otros trabajos y decisiones relacionadas con modificaciones genéticas que se han hecho en el último tiempo, pero ¿qué tiene de importante este descubrimiento para la humanidad?

Laboratorio

En China y Japón están trabajando muy fuerte en temas de modificaciones genéticas. 

Foto:

EFE

El hallazgo

Lo que habrían hecho Izpisúa y su equipo fue modificar unos embriones de mono: inactivaron genes esenciales para la formación de órganos.

El paso siguiente fue inyectar células humanas que crearan cualquier tipo de tejido y el resultado fue el híbrido o quimera, aunque su gestación fue interrumpida por los investigadores, según informó El País.

Lo alcanzado por este grupo de científicos es un paso muy importante en el gran objetivo que tienen, que es convertir a otros animales es una especia de fábrica de órganos para hacer trasplantes en humanos.

“Por ahora, no trascenderán más detalles de la investigación, ya que serán publicados en una prestigiosa revista científica”, añadió el diario español.

Otro de los logros importantes en la carrera de Izpisúa fue descubrir la proteína DGCR8, que ayuda a evitar el deterioro celular y a retrasar el envejecimiento

Casos similares

El trabajo de Izpisúa es conocido como quimeras porque recuerdan a unas criaturas de la mitología griega que tenían partes de león, cabra y dragón.

Su hallazgo, sin embargo, no es algo único. Ya en otros lados del mundo se han hecho modificaciones genéticas y se han autorizado acciones de este tipo.

En noviembre del 2018, el científico chino He Jiankui aseguró haber logrado una fecundación in vitro con genes modificados que dio nacimiento a gemelas resistentes al virus del VIH, el cólera y la viruela.

A principios de este año, el The New York Times dio a conocer que Jiankui estaba, junto con su familia, en arresto domiciliario en la ciudad de Shenzhen y era custodiado por una docena de hombres no identificados.

El pasado mes de marzo fue el gobierno de Japón el que se convirtió en el primero en apoyar abiertamente el desarrollo de órganos humanos en animales a partir de células madres humanas.

Juan Carlos Izpisúa

Juan Carlos Izpisúa, líder del grupo que logró las quimeras entre humanos y monos.

Foto:

Archivo particular

“Hiromitsu Nakauchi, que lidera grupos de investigación de las universidades de Tokio (Japón) y Stanford (Estados Unidos), fue quien recibió luz verde para estos trabajos”, aseveró la BBC.

Y aunque esta clase de experimentos están siendo cada vez más comunes, las críticas no cesan.

Cuando se dio a conocer lo que hacía Jiankui, más de 100 científicos firmaron una carta en la que calificaban la alteración de genes humanos de “locura” y contrario a la ética.

En el caso de lo que hacen Izpisúa y Nakauchi, los científicos que están en contra dicen que les “preocupa que las células humanas puedan usarse para algo más que el desarrollo del órgano en particular y alcancen el cerebro en desarrollo del animal, afectando sus capacidades cognitivas”.

Algunos científicos la alteración de genes humanos de "locura" y contrario a la ética.

El líder

La razón por la que Izpisúa hizo su trabajo en China, aun cuando también lidera grupos en Estados Unidos, es sencilla: en su país de origen y en suelo americano están prohibidas.

Nacido en la región de Albacete en 1960, Izpisúa maneja equipos en el Instituto Salk (EE. UU.) y la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

En el 2017, experimentó con quimeras de humanos y cerdos y de ratas y ratones. Las primeras no tuvieron mucho éxito; las segundas, sí.

Otro de los logros más importantes de su carrera fue descubrir la proteína DGCR8, que ayuda a evitar el deterioro celular y a retrasar el envejecimiento. Esto lo consiguió con la ayuda de su colega Pedro Guillén y se hizo público a el pasado 1 de agosto.

Redacción APP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.