Secciones
Síguenos en:
Este es el efecto de las bebidas alcohólicas en el cuerpo
Alcoholismo

Los síntomas en el cuerpo varían de unas personas a otras y dependen de la cantidad y la calidad de lo consumido.

Foto:

EL TIEMPO

Este es el efecto de las bebidas alcohólicas en el cuerpo

Aunque no existe una solución absoluta, puede tener en cuenta algunos productos y recomendaciones.

Aunque la recomendación más acertada sería la de alejarse de las bebidas alcohólicas, lo cierto es que mucha gente se toma sus licencias y así sea para brindar, echa mano del licor. El asunto es que a no pocos se les va la mano y se enfrentan al guayabo al día siguiente de una fiesta. Así que vale la pena revisar qué dice la evidencia en torno a este enemigo de los bebedores.

Ansiedad, náuseas, boca seca, mareo y un sentimiento de culpa que martilla al ritmo de un dolor de cabeza regado por todo el cuerpo son síntomas que, al día siguiente de haber consumido licor, consolidan un diagnóstico claro: guayabo.

(Le puede interesar: ¿Por qué está haciendo tanto frío en Bogotá? Ideam responde).

Este malestar se conoce entre médicos como veisalgia (de ‘kveis’, intranquilidad, y ‘algia’, dolor). Aunque hay pocos estudios al respecto, se sabe que el guayabo es la manifestación de modificaciones metabólicas y endocrinas (hormonales) que motivan reacciones en el sistema de defensa del cuerpo.

Aunque esto no dice nada, podría interpretarse como una agresión al organismo, que se ve obligado a responder de varias maneras. La cantidad de sustancias que se producen cuando uno está borracho (como metanol, histamina, aldehídos y polifenoles) desencadena procesos de inflamación, por lo que el cuerpo trata de protegerse.

(Le puede interesar: En Chinácota, sueños entre naturaleza, estrellas y café).

Toda esta sopa de sustancias produce efectos que, a la larga, son los que dan lugar a los molestos síntomas del guayabo. Por ejemplo, al apretar los vasos sanguíneos periféricos se eleva la tensión arterial, lo que sumado a la dilatación que el alcohol produce en dichos vasos del cerebro se confabulan para producir el dolor de cabeza tan terrible que acompaña al afectado; al estimular terminales nerviosas se ocasiona dolor en todo el cuerpo; al cambiar la concentración del agua y de la sal, hay sed y náuseas; al ralentizar la transmisión nerviosa aparecen la borrachera y el aturdimiento; al disminuir el oxígeno se aumenta el ritmo del corazón y se les abre paso a la ansiedad, la irritabilidad y el mal sueño.

Como es natural, los síntomas varían de unas personas a otras y dependen de la cantidad y la calidad de lo consumido.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.