El agua en la Luna es una realidad / Columnista invitado

El agua en la Luna es una realidad / Columnista invitado

Este descubrimiento marca sin duda un antes y un después en la historia de la geología planetaria.

Agua en la Luna

La presencia de agua en la Luna ya es una realidad palpable y observable.

Foto:

Santiago Saldarriaga / Archivo EL TIEMPO

Por: David Tovar
26 de agosto 2018 , 10:00 p.m.

Hace poco más de 45 años, cuando las misiones Apollo tenían como objetivo llevar al hombre a la Luna y con ellos traer de vuelta a la Tierra muestras de roca, se pensaba que la Luna estaba absolutamente seca y sin una pizca de agua a lo largo y ancho de su superficie.

No fue sino en el 2009 cuando las misiones Lunar Reconnaissance Orbiter, de la Nasa, y Chandrayaan-1, de India, realizaron varias observaciones de los polos lunares y, luego de arduas horas de trabajo analizando datos, los científicos reportaron en la revista ‘Science’: ¡Agua en la Luna! Esta frase nos es familiar. Y no es para menos, ya que hace pocos días se hizo el mismo anuncio, y con gran expectativa fue recibido por todas nosotros. Pero ¿qué diferencia hay entre lo anunciado en 2009 y en 2018?

En 2009, el instrumento Moon Mineralogy Mapper (M3), a bordo de la misión Chandrayaan-1, encontró variaciones del contenido de hidrógeno y moléculas de agua en estado sólido en algunos cráteres del polo sur lunar. Esta detección se hizo de manera indirecta, ya que el instrumento encontró dichas anomalías en el subsuelo, es decir, enterradas bajo la superficie lunar.

Por otro lado, el reporte de este año publicado en la prestigiosa revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America’ describe cómo, por primera vez en la historia, se ha podido observar de manera directa en la superficie lunar.

En otros cuerpos del sistema solar, tales como Ceres y Mercurio, ya se había reportado la presencia de hielo de agua, pero en la Luna esta evidencia había permanecido esquiva.

Esto abre una inmensa posibilidad para futuras exploraciones a la Luna, ya que permite explorar con facilidad lugares en los cuales se pueda extraer de manera segura y relativamente rápido hielo que posteriormente se pueda transformar en agua líquida y servir de suministro para misiones de larga duración y, por qué no, futuras bases lunares que le permitan al ser humano asentarse y construir lanzaderas espaciales y otro tipo de infraestructura.

La presencia de agua en la Luna ya deja de ser una idea esperanzadora que yace bajo el regolito lunar para convertirse en una realidad palpable y observable. Este descubrimiento marca sin duda un antes y un después en la historia de la geología planetaria que nos hace añorar una pronta visita a la Luna... otra vez.

DAVID TOVAR
Codirector Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología GCPA / Universidad Nacional
En Twitter: @planetovar

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.