Secciones
Síguenos en:
Científicos crean célula sintética simple que crece como las naturales
Explorando la leucemia

Un equipo de científicos ha creado una célula sintética simple que crece y se divide como una natural.

Foto:

iStock

Científicos crean célula sintética simple que crece como las naturales

FOTO:

iStock

Sirve  para producir alimentos, detectar enfermedades y diseñar fármacos para tratarlas.

Un equipo de científicos ha creado una célula sintética simple que crece y se divide como una natural, gracias a la identificación de siete genes, según un estudio publicado este lunes en la revista Cell.

(Le puede interesar: El raro síndrome que afecta a algunos niños tras superar el covid-19)

Hace cinco años, investigadores desarrollaron una célula de ese tipo con 473 genes, pero el organismo, similar a una bacteria, se comportaba de una manera extraña cuando crecía o se dividía, ya que lo hacía de manera irregular.

Ahora científicos del J. Craig Venter Institute, el Centro de Bits y Átomos del Instituto de Tecnología de Massachussets y el National Institute of Standards and Technology han detectado siete genes, que al agregarlos a esas células, acaban "domándolas" para que se dividan uniformemente.

La identificación de dichos genes es importante para la creación de células sintéticas que sirvan para producir alimentos y carburantes; detectar enfermedades para diseñar fármacos para tratarlas; o que puedan funcionar como miniordenadores.

(También: Aumento de oxígeno se dio 100 millones de años más tarde de lo pensado)

"Queremos comprender el diseño fundamental que rige la vida", dijo una de las coautoras del estudio, Elizabeth Strychalski. La detección de los siete genes adicionales tomó años de esfuerzos: para ello, los científicos construyeron decenas de mutaciones de cepas añadiendo y quitando genes de manera sistemática para observar cómo esos cambios afectaban el crecimiento y la división de las células.

Además, su observación a través del microscopio fue complicada debido a su pequeño tamaño y fragilidad. Con el fin de solventar este obstáculo, los investigadores crearon un quimiostato, que es una especie de miniacuario para cultivar bacterias u otros organismos, donde se podía mantener a las células alimentadas y vivas bajo un microscopio ligero, que captó imágenes de vídeo.

Estas grabaciones permitieron a los investigadores comprobar cómo las manipulaciones genéticas afectaban al crecimiento y la división de las células.

Cuando la eliminación de un gen afectaba el proceso, lo devolvían al organismo y lo intentaban con otro.

"Nuestro objetivo es conocer el funcionamiento de todos los genes para desarrollar un modelo completo sobre cómo funciona una célula", apuntó otro coautor del análisis, James Pelletier.

(Lea: Estos son los animales en los que OMS busca el origen del covid)

Por ahora esa meta no se ha logrado, ya que de los siete genes añadidos para que la célula se divida de forma normal, los científicos únicamente conocen las consecuencias de modificar dos de ellos. Todavía no sabe el papel que los otros cinco genes desempeñan en la división celular.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.