En arresto domiciliario científico que hizo modificaciones genéticas

En arresto domiciliario científico que hizo modificaciones genéticas

Así lo indica una investigación publicada por el periódico The New York Times.

Chino

El científico chino He Jiankui posa con su libro ‘El genoma humano’ (2016).

Foto:

Reuters

Por: ELTIEMPO.COM
02 de enero 2019 , 12:09 p.m.

A inicios de diciembre pasado, medios de comunicación chinos reportaron que el científico He Jiankui, conocido por afirmar que había manipulado con éxito genes en embriones humanos, estaba desaparecido. Sin embargo, una reciente investigación del periódico The New York Times revelaría el paradero del controvertido médico.

La última aparición pública de He Jiankui fue en la Segunda Cumbre Internacional sobre Edición del Genoma Humano, en Hong Kong. Allí el científico chino aseguró haber permitido el nacimiento de gemelas cuyo ADN fue modificado para hacerlas resistentes al virus del VIH.

En ese entonces, recalcó que el estudio no tenía el objetivo de eliminar enfermedades genéticas, sino de "dar a las niñas la habilidad natural" para resistir a una posible futura infección del virus.

El estudio, sin embargo, provocó de inmediato controversia y críticas por parte de la comunidad científica internacional, así como de las autoridades chinas, las cuales, incluso, informaron en ese entonces que castigarían a He Jiankui por “violar las leyes y regulaciones del país” y los “principios éticos”.

Días después medios como South China Morning Post reportaron la desaparición del científico y algunas versiones publicadas en otros medios como Apple Daily de Hong Kong apuntaban a una posible detención domiciliaria.

De acuerdo a una investigación publicada el pasado 28 de diciembre por The New York Times, en efecto, Jiankui y su familia estarían bajo arresto domiciliario en una instalación de viviendas en el campus de la universidad donde, al parecer, adelantó el controvertido experimento.

"Está aislado en una pequeña casa de huéspedes universitaria en la ciudad de Shenzhen (China), donde permanece bajo custodia de una docena de hombres no identificados", aseguran los periodistas Paul Mozur y Elsie Chen, autores del artículo, quienes además aclaran que He Jiankui puede hacer llamadas telefónicas y enviar correos electrónicos.

Está aislado en una pequeña casa de huéspedes universitaria en la ciudad de Shenzhen (China), donde permanece bajo custodia de una docena de hombres no identificados

Los periodistas explican que al científico se le ha visto "caminar por el balcón de su casa de huéspedes" y "hablando con una mujer, que parece ser su esposa y quien lleva un bebé envuelto en una tela blanca". En la investigación, también reportan que los dos balcones contiguos al apartamento donde estaría el científico "están cercados con cables de metal".

La identidad del polémico científico, señala el periódico norteamericano en el informe, fue confirmada por personal de la universidad y por Liu Chaoyu, quien fundó con He Jiankui la empresa de genómica Vienomics. Chaoyu, de hecho, ofreció detalles sobre lo que significó para la compañía las declaraciones del científico chino en noviembre pasado.

"Fue extremadamente irresponsable con los empleados, socios e inversores", dijo Chaoyu a The New York Times. "No discutió nada con nosotros antes de hacer su anuncio y tuvimos que lidiar con todo esto inesperadamente", añadió.

Entre tanto, la Southern University of Science and Technology (Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, en español), con sede en Shenzhen, China, donde estaría resguardado el científico, aseguró que "en este momento, ninguna información es precisa, solo la comunicada por los canales oficiales". Estos canales, no obstante, no han emitido a la fecha un pronunciamiento al respecto.

Esa institución, en medio de la controversia suscitada por la investigación de He Jiankui, emitió una comunicación a finales en la que prohibía al personal de la universidad aceptar entrevistas sobre cualquier asunto relacionados con los bebés modificados genéticamente.

Los periodistas de The New York Times también aseguran haber encontrado personal de seguridad bloqueando el acceso a las oficinas que el científico utilizaba para adelantar su investigación, así como una pegatina con su nombre pegada en un armario vacío de suministros y "su foto y una breve biografía en una junta que incluía al personal del departamento científico de la universidad".

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.