‘Hawking le mostró al mundo la fuerza de la humanidad’

‘Hawking le mostró al mundo la fuerza de la humanidad’

Christophe Galfard, pupilo de Stephen Hawking, dejó la investigación y ahora divulga la ciencia.

Christophe Galfard

Christophe Galfard nació en París en 1976. Estará en el Hay Festival, en Cartagena.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

Por: Nicolás Bustamante Hernández
30 de enero 2020 , 12:00 a.m.

El 14 de marzo del 2018, mientras el mundo de la ciencia lloraba la muerte de Stephen Hawking a los 76 años, en Francia, un hombre lamentaba la partida del famoso matemático británico como pocos.

Como su pupilo de doctorado en la Universidad de Cambridge, Christophe Galfard había compartido con Hawking casi todos los días durante siete años, mientras ambos estudiaban los agujeros negros y el origen del universo. Ese tiempo bastó para que Galfard y Hawking forjaran una relación que trascendió lo académico para convertirse en una gran amistad.

Se conocieron en 1999, durante un seminario en el viejo Departamento de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica de la Universidad de Cambridge. En ese momento, Galfard aún no sabía que el eminente Hawking se convertiría en el tutor de sus investigaciones sobre la paradoja de la pérdida de información en los agujeros negros; sin embargo, como lo dijo en una conferencia TED, de ese encuentro siempre recordará cómo pudo ver en los ojos de Hawking ‘ese universo que él trataba de entender’.

Según Galfard, durante la charla que dio el lunes en la sede de la Academia Colombiana de la Lengua, en Bogotá, a la que acudió por invitación de la embajada de Francia, Colifri, la Academia de Ciencias y el Observatorio Astronómico Nacional, sus estudios consistían en intentar descifrar qué pasa con toda la información que cae en los agujeros negros, objetos cuya masa es tan grande que generan una gravedad de la que ni la luz puede escapar.

Al finalizar esta charla, y antes de viajar a Cartagena para hablar de su trabajo como divulgador y autor de cinco libros sobre ciencias para niños y adultos, el más reciente, 'El Universo en tu mano', Galfard habló con EL TIEMPO.

¿Cómo recuerda a Stephen Hawking?

Es quien ha influenciado mi vida más que nadie. Me dio las bases para crear una opinión personal acerca de la ciencia, lo cual es el mejor regalo que se le puede dar a alguien. Él era un hombre muy alegre, divertido, extremadamente brillante.

¿Cómo fue trabajar con él?

Muy difícil y emocionante, porque no siempre se te permite, como investigador júnior, pensar acerca de la gran imagen; usualmente empiezas con pequeños problemas, pero con el profesor Hawking inmediatamente te impulsas hacia la parte más dura y compleja.

¿Cuál fue el legado más importante que dejó Hawking?

Hay un legado científico, otro relacionado con la ciencia popular y un hermoso legado humano. El legado científico es muy grande, pues él plantó semillas en cada pensamiento científico moderno, desde los agujeros negros, pasando por el big bang y la gravedad cuántica, hasta la física cuántica. Incluso, dentro de la misma ciencia no se dimensiona cuán amplía ha sido su influencia.

En la ciencia popular no se aplica lo anterior, porque la gente conoce su influencia. Él logró llevar la ciencia a las masas, y no cualquier tipo de ciencia, sino la física dura y fundamental. No estoy seguro de que muchas personas hayan leído sus libros, pero muchos los han tenido. Se convirtió en algo cool tener un libro de física teórica en el escritorio. De alguna manera, eso es un milagro.

Del lado humano, él pasó por cosas que no muchas personas han tenido que enfrentar. Nunca se quejó, tuvo una vida extraordinaria y le mostró al mundo la fuerza de la humanidad, que no debemos desesperarnos y seguir adelante y dar lo mejor de nosotros. Creo que él fue una prueba viva de que todos podemos hacerlo.

Me dio las bases para crear una opinión personal acerca de la ciencia, lo cual es el mejor regalo que se le puede dar a alguien

¿En qué va la investigación sobre agujeros negros?

Desde el punto de vista experimental, hemos tenido progresos extraordinarios durante los últimos años, relacionados con detecciones que seguramente nos permitirán ampliar nuestro entendimiento acerca del aspecto teórico de ellos. Hay muchas áreas de investigación, como las ondas gravitacionales, que nos permiten investigar más a fondo acerca de las colisiones y su evolución.

Y el año pasado tuvimos esta primera foto de un agujero negro. ¿Cómo le pareció?

Es hermosa y emocionante. Es extraordinario pensar que tuvimos comprensiones teóricas por más de 70 años que al final concuerdan perfectamente con la información experimental, aun cuando podría haber estado completamente equivocada. Entonces tienes esta foto y piensas: ‘¡Ah!, vamos por buen camino’. Eso me gusta. Aunque creo que habría sido más emocionante encontrar algo totalmente diferente.

Stephen Hawking soñaba con tener una teoría del todo que unifique los fenómenos físicos conocidos. ¿Cree que cumpliremos ese sueño?

Él no fue el primero. Muchos científicos han soñado con tener una teoría del todo, pero, en mi opinión, aun si existe algo como una teoría del todo, no será para mañana. Pienso que debe haber fuerzas en la naturaleza que aún no hemos encontrado. Incluso, si llegamos a unificar las cuatro fuerzas conocidas, otras fuerzas pueden aparecer en nuestro conocimiento. El reino de la realidad que conocemos se agranda cada vez más, pero lo mismo ocurre con los misterios que desconocemos. Lo que queda más allá es muy difícil de imaginar.

En su charla mencionó las dimensiones extras, que hicieron parte de su investigación. ¿Cuántas hay y por qué no podemos verlas?

Podemos ver cuatro: las tres dimensiones del espacio, y el tiempo. Si tienes una cita con alguien, necesitas cuatro números para coincidir en el mismo lugar al mismo tiempo. Sin embargo, parece que muchas de las teorías que tenemos requieren algunas dimensiones más, y hay muchas razones por las que podamos no ser capaces de verlas.

Una de ellas es que son extrapequeñas, tanto que ni siquiera nuestros más poderosos aceleradores de partículas pueden detectarlas; o pueden ser muy grandes, pero en direcciones que no podemos detectar, aunque podríamos ver los efectos de algunas de ellas.

Hay que recordar que no hemos estudiado el mundo de manera científica por mucho tiempo. Apenas estamos al principio de lo que puede ser un viaje extremadamente largo, y estas son algunas ideas que han surgido recientemente, en los últimos 20 o 30 años. De hecho, las dimensiones extras se volvieron populares al principio del siglo XX gracias a científicos como Kaluza y Klein, quienes buscaban explicar el electromagnetismo de esta manera.

Stephen nunca se quejó, tuvo una vida extraordinaria y le mostró al mundo la fuerza de la humanidad, que no debemos desesperarnos y seguir adelante y dar lo mejor de nosotros

Usted también dijo que una de las maravillas de la ciencia es que uno puede ser el primero. ¿A qué se refirió?

Es verdad, porque cuando se alcanzan los límites del conocimiento de hoy se llega a un lugar en el que nadie ha estado antes. Si confías en tu propia imaginación, cada paso que des más allá de ese límite te convertirá en el primer humano en hacerlo. Es como ser el primero en pisar la Luna. Stephen decía algo gracioso al respecto: ‘Ser el primero en descubrir algo que nadie ha visto antes es un poco como el sexo, solo que más duradero’.

¿Qué es más difícil, ser científico o ser divulgador?

Son igualmente difíciles. Lo realmente difícil de ser un comunicador de la ciencia es la exposición: que la gente te reconozca y te pregunte cosas. Es difícil hablar con los medios, perder el anonimato.

¿Qué piensa de este momento de la historia en el que hay personas que creen que la Tierra es plana y existe un movimiento antivacunas?

Es triste, pero también muestra que los científicos no hemos hecho lo suficiente para contener la situación. Así que tenemos que unir esfuerzos no para decirles que son idiotas, porque no creo que lo sean, sino para explicarles.

¿Cuál será la noticia científica más de la próxima década, o del próximo siglo?

Encontrar vida extraterrestre. Eso sería emocionante, ¿no?

NICOLÁS BUSTAMANTE HERNÁNDEZ
Redactor de ciencia
nicbus@eltiempo.com@NicolasB23

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.