¿Estallará Betelgeuse, una de las estrellas más brillantes del cielo?

¿Estallará Betelgeuse, una de las estrellas más brillantes del cielo?

Los astrónomos del mundo están a la expectativa, porque  podría generarse una supernova.

Brillo Betelgeuse

Curva de brillo de Betelgeuse

Foto:

Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables (AAVSO)

Por: Juan Diego Soler 
06 de febrero 2020 , 12:41 p.m.

En el año 185 de nuestra era, los astrónomos chinos registraron la aparición de una nueva estrella en el cielo.

Esta estrella no se movía con respecto a otras en el firmamento, como sí lo hacen, por ejemplo, los cometas, y permaneció en el cielo durante ocho meses, atenuándose progresivamente hasta desaparecer.

Ese es el registro más antiguo de lo que hoy conocemos como supernova, la explosión final de una estrella que agota su combustible nuclear.

Las estrellas producen energía a través de la fusión de átomos de hidrógeno en su núcleo.

Cuando una estrella con más de ocho veces la masa de nuestro Sol agota su hidrógeno, no puede soportar su propio peso, su núcleo colapsa y libera una enorme cantidad de energía en una explosión tan brillante como 10.000 millones de soles.

Los telescopios modernos registran cientos de estas explosiones cataclísmicas en otras galaxias cada año, y los astrofísicos las usan para determinar la expansión del universo.

Betelgeuse

Comparación de Betelgeuse con otros objetos del Sistema Solar.

Foto:

ESO



Sin embargo, solamente tenemos registro de una decena de estas explosiones en la Vía Láctea, nuestra propia galaxia, la más reciente hace 416 años.

Por eso, cuando la undécima estrella más brillante en el cielo comenzó a atenuarse, en octubre del 2019, la comunidad astronómica fijó sus ojos en lo que podía ser la señal que antecede la explosión de una supernova muy cerca de nuestro planeta.

Betelgeuse es la estrella rojiza en el hombro de la constelación de Orión y forma parte de las descripciones humanas del cielo nocturno desde hace más de veinte siglos. Su color, claramente visible sin instrumentos en una noche despejada, se debe al enfriamiento de su superficie.

Betelgeuse, como otras estrellas supergigantes rojas, está en la parte final de su vida. Ha agotado el hidrógeno en su núcleo, y las reacciones nucleares que la soportan se producen solo en sus capas exteriores.

Además de ser una de las estrellas más reconocibles en el firmamento, Betelgeuse está a solamente 700 años luz de distancia.

Orión

Imagen de la constelación de Orión.

Foto:

iStock



Si llegase a explotar en forma de supernova, produciría un espectáculo sin precedentes en el firmamento, brillando en el cielo con tal magnitud que podría ser vista durante el día.

Y, como es natural, la oportunidad de ver tal evento astronómico en nuestra vecindad de la galaxia hace volar la imaginación de los astrónomos y los titulares de prensa.

La explosión de una supernova produce una onda de choque que se mueve a 10.000 kilómetros por segundo y comprime la materia, produciendo elementos como la plata, el oro, el mercurio y el uranio.

El hecho de que el oro exista en nuestro planeta es una indicación de que el sistema solar y nuestro planeta se formaron a partir del material liberado por una supernova hace mucho tiempo.

La explosión de una supernova tan cerca de la Tierra les otorgaría a los astrónomos una oportunidad inusitada para entender cómo se forman los elementos químicos.

Pero si bien la atenuación de Betelgeuse no tiene precedentes, y se puede comprobar a simple vista, no constituye una señal concluyente de que esta estrella está a punto de estallar.

Solo sabemos que es posible que un buen día, los conteos en los detectores de neutrinos en todo el planeta pueden saltar y, una semana más tarde, el punto de luz en el hombro de Orión se puede hacer tan brillante como la luna llena.

Luego empezará a atenuarse y desaparecerá un par de meses más tarde. Ni la constelación de Orión ni nuestra comprensión del universo volverán a ser las mismas.

Pero, con lo que sabemos hasta ahora, este día podría ser mañana o dentro de cien mil años.

5 datos sobre Betelgeuse

En varias culturas

La constelación de Orión ha sido descrita por varias culturas. El registro más antiguo está en un trozo de marfil tallado hallado en el valle del Ach (Alemania), que data de hace 32.000 años.

Sus colores

Las estrellas más brillantes de Orión son Rigel y Betelgeuse. A simple vista, Rigel parece de color azul blancuzco, mientras que Betelgeuse se ve naranja rojizo.

Su nombre

El nombre de Betelgeuse viene del árabe Ibt al-Jauza (‘el hombro de Orión’). Existen al menos cuatro pronunciaciones de este nombre, y la más popular es beetle-juice, como el filme de Tim Burton.

El cinturón de Orión

Las tres estrellas del cinturón de Orión también se conocen con los nombres de origen árabe Mintaka, Alnilam y Alnitak. Alnilam está dos veces más lejos de nosotros que las otras dos.

Estrellas en movimiento

Como todas las constelaciones, Orión no está fija en el firmamento. Sus siete estrellas principales se mueven hacia nosotros unos 20
kilometros cada segundo.

JUAN DIEGO SOLER
Especial Para EL TIEMPO
@juandiegosoler

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.