Van 4 niños muertos en campos minados este año

Van 4 niños muertos en campos minados este año

Seis menores más han salido heridos. En total, la cifra de muertos es de 7 y la de heridos de 30.

Desminado humanitario

La Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal estima que 52 millones de metros cuadrados están contaminados con minas antipersonas.

Foto:

Óscar Bernal / Archivo EL TIEMPO

Por: UNIDAD INVESTIGATIVA
15 de abril 2020 , 12:34 p.m.

La muerte de menores de edad en medio de un bombardeo de las Fuerzas Militares a un campamento de las disidencias de las ex-Farc desató a finales de 2019 una controversia nacional e internacional.

Sin embargo, no ha trascendido que, en lo corrido del año, 4 niños han muerto y 6 más han resultado heridos como víctimas de las llamadas minas antipersonas, que se creían erradicadas en Colombia.

Ellos deberían estar con sus familias y no enterrados o con sus cuerpos incompletos

EL TIEMPO accedió a registros oficiales y estableció que tan solo en los tres primeros meses del 2020, los campos minados ya les han quitado la vida a siete personas y dejado heridas a otras 30 (civiles y uniformados), varias de ellas con partes de sus cuerpos mutiladas.

Fuentes del Gobierno confirmaron el número de menores muertos y heridos. Además, señalaron que desde cuando se llevan registros (1990) han muerto 255 menores por causa de estas minas.

“Ellos deberían estar con sus familias y no enterrados o con sus cuerpos incompletos”, les dijo a reporteros de este diario el comisionado de Paz, Miguel Ceballos.

Miguel Ceballos, comisionado de Paz.

Miguel Ceballos, comisionado de Paz, asegura que la lista de víctimas responde a estándares internacionales.

Foto:

EFE

Zonas calientes

La cifra oficial difiere con la revelada a comienzos de abril por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Según el ente internacional, este año van 118 víctimas de minas y otros artefactos explosivos: 83 civiles y 17 menores, mientras que 35 son miembros de la Fuerza Pública o de grupos armados ilegales.

De hecho, aunque no discrimina entre muertos y heridos, dice que el balance parcial de 2020 es el peor de los tres últimos años, con un incremento del 45,6 por ciento de lesionados.

Según el Gobierno, el año pasado se registraron 111 víctimas; en 2018, el saldo fue 178.
Ambas cifras son alarmantes si se tiene en cuenta que en 2017 hubo tan solo 57 casos.

Ceballos explicó que la diferencia de cifras con el Comité de la Cruz Roja radica en que el Estado colombiano certifica una víctima luego de un concejo de seguridad local, con presencia del personero municipal, requisito establecido en la Ley de víctimas de 2011 y que acoge lo estipulado en la Convención de Otawa. El propósito es establecer una ruta de atención para el herido o para la familia de la víctima fatal.

Desminado Humanitario

Ingenieros adscritos al Batallón de Ingenieros, continúan en la labor de desactivación de las minas antipersonas.

Foto:

Cortesía Ejército

Incremento

Los 37 casos de víctimas de minas que el Gobierno ha documentado este año –13 de ellas solo en el mes de marzo– están en municipios de Nariño (16), Antioquia (12), Norte de Santander (4), Cauca (3) y Bolívar (2); regiones donde después del proceso de paz con las Farc el narcotráfico continuó activo.

Aunque en el informe no se establecen responsables, sí se señala que organizaciones criminales como el Eln, el ‘clan del Golfo’ y las disidencias de las Farc siguen sembrando estos artefactos en varios departamentos para controlar sus narcocultivos y frenar el avance de la Fuerza Pública, que las combate en medio de la emergencia sanitaria.

“El Gobierno y toda la sociedad les exigen al Eln, al ‘clan del Golfo’, a los ‘Caparrapos’ y las disidencias de las Farc, incluyendo las de ‘Iván Márquez’ y ‘Santrich’, que dejen de sembrar estos artefactos”, enfatizó Ceballos. Y también pidió que liberen a los secuestrados que tienen en su poder y que regresen a los menores que han reclutado ilegalmente.

Los casos

EL TIEMPO estableció que dos de los cuatro niños que han perdido la vida en campos minados este año vivían en zona rural de Frontino, Antioquia. Sus decesos se registraron en marzo, muy cerca del resguardo indígena Murry Pantano, y una de estas víctimas era una menor indígena.

Los otros dos fallecimientos de menores ocurrieron en Nariño: uno, a pocos kilómetros del casco urbano de Magüí (en enero); y el otro, en zona rural Roberto Payán (en febrero). Ambos niños eran afrodescendientes.

Este diario también encontró entre los registros de víctimas el caso de un cuidador de animales, quien en el municipio de Arenal, en Bolívar, perdió su pie derecho y una parte de la pierna tras caer en un campo minado mientras movía ganado. Su compañero de faena también terminó herido, aunque no mutilado.

Además, halló el caso de un uniformado que hacía parte de un escuadrón de erradicación de cultivos de uso ilícito, quien en zona rural de Tarazá, Antioquia, falleció en febrero pasado mientras dirigía una de estas operaciones.

En las mismas circunstancias resultó herido otro soldado. Por la crueldad de estos hechos, y ante la inminencia de que haya más mutilados y muertos por las minas, desde el 4 de abril –día Internacional de la Sensibilización contra las Minas Antipersonal– se comenzaron a potenciar una serie de campañas de prevención y concientización sobre el impacto que dejan estos artefactos.

De hecho, estas campañas están siendo apoyadas por la Cruz Roja y buscan evitar que el país regrese a épocas oscuras del conflicto armado, cuando los muertos y heridos por las minas se llegaron a contar por centenares.

Según el balance total, en 30 años (desde 1990) se contabilizan 11.841 víctimas, que ubican a Colombia en el segundo puesto del ranking de países con más afectados por campos minados a nivel mundial.

Entre 2003 y 2020, el Ejército Nacional ha neutralizado –destruido o activado de manera controlada– 270.041 artefactos explosivos de este tipo.

Las cifras oficiales

En el país se han registrado en los últimos 30 años 11.841 víctimas de minas antipersonas. Y, según la radiografía del Gobierno –que se consolida desde 1990–, 7.169 de esas víctimas eran uniformados de la Fuerza Pública, mientras que las otras 4.672 eran civiles. Además, se estableció que 2.303 de todas las víctimas murieron directamente en el campo minado, incluyendo a 255 niños que han fallecido por minas en estos 30 años.

El Gobierno también aclaró que estos registros se basan en lo establecido en la Convención de Otawa, que no incluye los llamados artefactos explosivos improvisados.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.