Secciones
Síguenos en:
Retenes ilegales: cobran hasta $ 1 millón para dejar pasar alimentos
Alimentos

Los bloqueos en Cundinamarca y otras zonas del país han impedido el paso de alimentos durante el paro nacional.

Foto:

EL TIEMPO

Retenes ilegales: cobran hasta $ 1 millón para dejar pasar alimentos

Hay casos en vía al Llano, Cali-Bogotá y Mariquita. En Cali, vándalos piden viáticos a conductores.

Los bloqueos desencadenados por el paro no son los únicos responsables de que usted esté pagando 60 por ciento más por un bulto de papa, una piña, huevos o una papaya; o de que el bulto de limón pasara de $ 150.000 a $ 500.000, como indican comerciantes de Corabastos, en Bogotá.

Retenes ilegales y extorsión a camioneros en plena vía están contribuyendo a que los precios se disparen debido a la escasez.

En efecto, mientras el gremio le pide al Gobierno reducir tarifas de peajes —por los que vehículos de 5 ejes pagan hasta $ 37.000—, conductores denuncian ser víctimas de retenes ilegales en los que les piden hasta $ 1 millón para pasar.

(Lo invitamos a leer: Así opera el terrorismo urbano que ha asaltado ciudades y carreteras)

"El fin de semana, por la vía al Llano, en el kilómetro 36, había gente atravesada que dijeron ser manifestantes. Eran las 2:30 a. m. Estaban con hombres en moto que fueron de camión en camión pidiendo un aporte a la causa de $ 500.000. No estaban armados, y como no les di dinero, me tocó entregarles parte de la mercancía", le dijo a EL TIEMPO uno de los proveedores de Corabastos, que pidió la reserva de su nombre.

Y agregó: "Nos sentimos secuestrados. A un compañero, con un camión más grande y una carga de papa, le tocó dar un millón".

(En contexto: Gobierno revela agenda con líderes de movilizaciones)

En la central de abastos Corabastos reportan incremento de precio de algunos alimentos de hasta el 60 % y 70 % debido a los bloqueos en el país.

Foto:

Mauricio Moreno. El Tiempo

Rechazo y caravanas

En la vía Lérida-Mariquita, un transportador de aguacates salió del centro de acopio, cerca de Fresno, y hacia las 11 p. m. se topó con un bloqueo en el sector de San Felipe: "Me pidieron $ 180.000 para dejarme pasar, y me tocó pagar".

Y algo similar ocurre en una zona de la sabana de Bogotá.

Un comerciante, que adquiere cebolla cabezona en Sopó para venderla en Mosquera, Madrid y Facatativá, afirmó que al llegar a Zipaquirá, personas que se identificaron como manifestantes le pidieron $ 120.000 para poder seguir: "Preferí devolverme y perder la mercancía". En el mismo retén, un grupo de venezolanos cobra entre $ 10.000 y $ 25.000. A un chofer que se negó a pagar lo retuvieron de 11 p. m. a 2 a. m.

(Además: Consejo Regional Indígena del Cauca se separa del comité del paro)

Eran las 2:30 a. m. Estaban con hombres en moto que fueron de camión en camión pidiendo un aporte a la causa de $ 500.000. (...) Me tocó entregarles parte de la mercancía: proveedor de Corabastos

"Rechazamos ese tipo de comportamientos. Aclaramos que eso obedece a los grupos de infiltrados que se meten en las protestas. (...) En esas multitudes es muy difícil identificar quién es quién. Pedimos a las autoridades que presten control", dice Jorge García, presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT).

Mientras tanto, el Consejo Gremial señaló que los bloqueos son actos de violencia, "perjudican al campesino, al trabajador, al comerciante, al empresario, al manifestante y a cada colombiano que cree en su país". Y para contrarrestarlos piden caravanas vigiladas, que permitan mover alimentos y medicamentos.

(Le puede interesar: El Gobierno está dispuesto a negociar con el Comité Nacional del Paro)

El panorama de los últimos días en Cali fue de destrozos y barricadas en las mayorías de vías de la ciudad.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

‘Viáticos’ para vándalos, en Cali

El derecho a la movilización también está siendo coartado en Cali. Videos en poder de EL TIEMPO muestran a vándalos exigiéndoles a conductores de carros particulares entre $ 15.000 y $ 20.000 como "viáticos para seguir con la causa".

El concejal Fernando Tamayo reveló videos en redes en los que se ve a jóvenes en gavilla pidiendo la 'colaboración', y dijo: "Hay que ponerles control con la misma vehemencia que debemos garantizar el derecho a la marcha pacífica. Muchos caleños se sienten presos en su propia ciudad".

(En contexto: ¿Quiénes están detrás del acoso criminal a Cali?)

Diana Rodríguez, también concejal, advirtió que los retenes ilegales siembran miedo e incertidumbre. Hasta los bomberos han denunciado ser víctimas de extorsiones en peajes ilegales. Y EL TIEMPO estableció que en el sector de El Tintal, sur de Bogotá, manifestantes requisan a ciudadanos para identificar a policías.

(Consulte aquí todos los contenidos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO)

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com@UinvestigativaET

*Con reportería de Nicolás Rivera Guevara, de la Escuela de Periodismo Multimedia de EL TIEMPO.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.