La playa de Santa Marta que se volvió epicentro del hampa

La playa de Santa Marta que se volvió epicentro del hampa

Atracadores y presuntos narcos se pasean por Don Jaca. Vecinos piden reforzar la seguridad.

Muelle estatal de Santa Marta

Residentes dicen que el muelle estatal está abandonado y que se registran atracos a turistas que usan la franja de playa.

Foto:

Cortesía Invías

Por: Unidad Investigativa
01 de septiembre 2019 , 05:16 a.m.

Los dueños de varios conjuntos residenciales de la exclusiva zona turística de Don Jaca, en Santa Marta, dicen estar prácticamente sitiados. Aseguran que, a cualquier hora del día, hombres armados con pistolas y cuchillos atracan a empleados de hoteles circundantes y a turistas que usan esa franja de playa, antes exclusiva.

Además, denuncian que se registran saqueos de lotes y residencias del sector y se han empezado a escuchar tiroteos.

“El jueves primero de agosto, a eso de las 12:30 del día, oímos varios disparos y vimos a tres hombres huyendo por el lote que la carbonera Prodeco tiene en venta. El hecho se presentó al frente de Balcones de Costa Azul y del antiguo hotel Costa Azul ahora GHL”, le dijo a EL TIEMPO un empresario de la ciudad.

(Le puede interesar: El video, en manos de Estados Unidos, que puso a temblar a ‘Márquez’).

Y otro más asegura que después de las 7 de la noche es mejor no recorrer la zona frente al mar, que suele estar sola, porque empiezan a registrarse movimientos cerca al muelle estatal abandonado, conocido como Puerto Zúñiga.

“Sabemos que hay evidencia de que por allí estarían saliendo lanchas cargadas con coca que bajan desde la Sierra y esconden en barcos anclados en altamar. El tema se puede salir de las manos, y nadie responde por la seguridad de ese lugar”, agregó un exfuncionario estatal que vive en el sector.

En abril pasado, la Policía Antinarcóticos incautó 37 kilos de coca en la zona de Puerto Zúñiga, luego de una inspección subacuática realizada por la Estación de Guardacostas de la Armada Nacional, en un operativo conjunto.

“Sabemos que hay evidencia de que por allí estarían saliendo lanchas cargadas con coca que bajan desde la Sierra y esconden en barcos anclados en altamar.

La droga estaba distribuida en 31 paquetes compactos que fueron adheridos al buque Harmen Oldendorf, de bandera portuguesa, que estaba fondeado en el área.

Y en junio, bajo esa misma modalidad –conocida como ‘parásito’–, los guardacostas volvieron a dar otro golpe.

Esta vez incautaron 100 kilos más del alcaloide que buzos al servicio del narcotráfico habían ocultado en el casco del buque Golden Calvus. Este se encontraba en mar abierto en la zona de Puerto Zúñiga y se dirigía hacia México.

De hecho, desde mediados de 2017, las autoridades han venido hallando cargamentos como estos en el área e incluso le han atribuido ese trasiego de droga a la poderosa banda criminal conocida como ‘los Panchecas’.

¿Quién responde?

“Ya hemos hecho varias reuniones con la Policía, que se ha comprometido a aumentar la vigilancia. Pero solicitamos que la carbonera refuerce la seguridad en el lote que tiene en la zona, al igual que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y el Invías, a cargo del viejo muelle carbonero de Puerto Zúñiga”, le dijeron a EL TIEMPO varios residentes.

Iván Calderón, gerente de la Promotora Turística de El Rodadero (ProRodadero), coincidió en que se han incrementado los casos de robo a turistas que salen a trotar por ese sector y a trabajadores. Pero dijo que ignoraba el tema de las narcolanchas.

“Hasta hace un tiempo, el puerto tenía una fuerte seguridad por parte de Prodeco, que irradiaba a todo el sector. Después de que devolvieron la infraestructura, la vigilancia se redujo. La Policía nos está apoyando, pero es claro que hay preocupación por la inseguridad, en algunos casos ligada a migrantes venezolanos”, explicó.

(Lea también: Indagan pírrico balance en trámites de restitución de tierras).

EL TIEMPO se comunicó con Óscar Gómez, vicepresidente legal de Prodeco, quien fue enfático señalar que desde el 17 de enero de 2017 quedó formalizada la entrega de los activos del puerto que tenía en concesión.

“Desde ese momento quedó bajo control físico y en libros del Invías”, explicó Gómez.

Y si bien admite que también han sido víctimas de robos de material que tenían en el lote aledaño e incluso de invasiones, aseguró que acudieron a las autoridades para los desalojos y denuncias.

“Actualmente, nuestra propiedad tiene cerramiento y seguridad privada”, señaló.

En la Anla aseguraron que si bien ellos monitorean el proyecto, la vigilancia del sector les compete a las autoridades locales y de Policía.

Y en el Invías informaron que los activos de Puerto Zúñiga no aparecen en sus inventarios de activos recibidos.

De hecho, después de que EL TIEMPO elevó la consulta formal sobre el tema, su director, Juan Esteban Gil, ordenó una visita a la zona.

“Se encontraron dos guardas en moto, sin armas, haciendo un recorrido en el predio a cargo de Prodeco que es bastante extenso; un cerramiento en alambre, que está deteriorado y dos garitas”, explicó Gil.

También dijo que había dado la orden para indagar en la oficina de instrumentos públicos si el muelle había pasado a custodia del Invías.

“Una vez se verifique la información, asumiremos de inmediato su control y vigilancia”, explicó el funcionario.

Mientras esto sucede, los residentes del sector y los turistas están restringiendo los horarios de uso de esas playas.

Y los Guardacostas de la Armada Nacional continúan controlando la coca que se mueve por los ríos Gaira y Manzanares y por Dona Jaca.

La Armada vigila el sector

Desde mediados de junio, el capitán Fredman Jiménez es el nuevo comandante de Guardacostas de Santa Marta.

El alto oficial le dijo a EL TIEMPO, que en efecto, se han incautado alijos de coca en el sector conocido como Puerto Zúñiga. Pero explicó que se trata de operaciones en mar adentro en donde buzos ubican los cargamentos en dispositivos que adhieren a barcos que fondean en la zona.

"Esa modalidad se conoce como 'parásito', explicó el oficial. Y si bien admitió que por la zona circulan muchas lanchas, dice que la gran mayoría pertenece a pescadores.

"No descartamos que en alguna de ellas se mueva la droga, pero no tenemos evidencia. Sabemos que sale por los ríos Manzanare, Gaira y por Don Jaca", agregó.
También dijo que la Armada Nacional tiene una torre de control de vigilancia en la zona que funciona la 24 horas. Y además, invitó a la comunidad a denunciar y/o entregar cualquier información que tengan sobre irregularidades en el sector.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @UinvestigativaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.