Pinchallantas atacan en la Circunvalar y en la carrera 7.ª

Pinchallantas atacan en la Circunvalar y en la carrera 7.ª

Estudiantes de la Universidad de los Andes han sido víctimas de robos con este mecanismo.

Pinchallantas

En un grupo de Facebook de ‘Wheels’, estudiantes de los Andes publican denuncias acompañadas de fotos como esta.

Foto:
Por: Unidad Investigativa
02 de marzo 2020 , 10:47 a. m.

El martes de la semana pasada, cuando Bogotá estaba infartada por el torrencial aguacero, la caída de árboles y los trancones, en la Circunvalar con calle 28 había otro foco caótico.

Un grupo de estudiantes de la Universidad de los Andes que se desplazaban en un BMW eléctrico de color azul fue víctima de los llamados pinchallantas.

“Eran como las 2:30 de la tarde y caía uno de esos aguaceros en los que tú no oyes y casi no ves nada. Iba con varios compañeros en 'carpool' (compartiendo vehículo) y el carro del lado nos empezó a pitar”, narra Laura*, estudiante de Diseño y dueña del BMW.

Pinchallantas

Este fue el artefacto encontrado en una alcantarilla.

Foto:

archivo particular

Hacía tan solo un mes, en el mismo lugar, otra estudiante de la misma universidad que se desplazaba en un Fiat con otra compañera fue atacada por un hombre con un chuzo que empezó a golpear el carro por todos lados hasta reventar la ventanilla. Por eso, Laura decidió seguir de largo.

“Cuando avanzamos hacia el norte nos volvieron a avisar de un carro vecino que algo no estaba bien y la dirección empezó a jalarme hacia la derecha. Paramos en una bomba y la llanta estaba literalmente destruida, a pesar de estar adaptada para soportar pinchazos normales. Le encontraron cuatro grandes huecos de cerca de 2 centímetros de diámetro”, recuerda Laura.

Y guarda pantallazos del grupo Wheels de los Andes en el que otros estudiantes describen el mismo método que termina en robo de maletas, computadores y celulares. Incluso, los estudiantes les han tomado fotos a los miembros de la banda, que prefieren atacar a mujeres.

Los mensajes

“Hoy me rompieron el vidrio en la Circunvalar con 32, justo en la parte de arriba de La Perseverancia. Me robaron la maleta de la universidad con el computador y muchas cosas que tenía adentro” es uno de los mensajes, y en este también se dice que cuadras adelante hay un puesto de Policía.

“Por desgracia, esta vez me pasó a mí y no quiero que le siga pasando a más gente. Por favor, todos los Wheels, todos los conductores, guarden las maletas en el baúl, manténganse alerta. Tenemos que hacer que la Policía ejerza autoridad”, se lee en otro mensaje.

Pinchallantas

En un grupo de Facebook de ‘Wheels’, estudiantes de los Andes publican denuncias acompañadas de fotos como esta.

Foto:

Y en un post adicional se agrega que la probabilidad de ser robados se dispara cuando hay protestas y marchas, porque los carros son desviados por La Perseverancia.

Allí se habla de “tipos encapuchados” y de un hombre que aparenta estar con una muleta.

El antecedente más cercano sobre esta modalidad de robo se registró el domingo 9 de febrero en la capital.

Ese día hubo una pinchada masiva de vehículos particulares y de servicio público en la avenida carrera 68.

Cerca de 30 carros quedaron varados en el carril central (sentido norte-sur) entre la calle 13 y la avenida Primero de Mayo luego de pasar por encima de varillas pinchallantas ocultas en la vía.

En su momento, las autoridades manifestaron que no se sabía si se trataba de un intento de robo masivo o de una estrategia para que los montallantas hicieran su agosto.

“Generamos una investigación para verificar qué es lo que ocurre y quién puso el artefacto en ese punto”, dijo en su momento el coronel José Jaramillo, comandante operativo de Seguridad Ciudadana n.º 3 de Bogotá.

Pero los estudiantes de los Andes y de otras universidades del centro de Bogotá no tienen duda de que hay relación en los modus operandi.

También en la 7.ª

Además, tienen documentados otros casos en otros puntos de la ciudad. Juan Pablo, estudiante de Ingeniería Civil, tuvo un episodio similar hace casi un mes. Iba rumbo a Chía, por la carrera 7.ª, cuanto empezó a escuchar un ruido en una de las llantas de su carro Volvo, azul oscuro. Se bajó a revisar y no vio nada irregular, pero cuadras adelante, una de las llantas estaba en el piso.

“Entré a una estación de gasolina y cuando revisaron la llanta encontraron un chuzo con una argolla. Hizo una especie de efecto tapón en el neumático para que se fuera desinflando poco a poco”, cuenta Juan Pablo.

Por eso, no descarta que la idea era seguirlo para robarlo cuando se bajara a cambiar la llanta. El estudiante sospecha que el objeto estaba a la altura del barrio El Codito.

La Policía Metropolitana fue eficiente a la hora de neutralizar a las manadas de rompevidrios que aparecían en el caño de la 134 con carrera 19 y en otros sectores.

Por eso, los estudiantes piden que se utilicen los mismos mecanismos –infiltrados y drones de vigilancia– para desarticular a estas bandas que tienen su centro de operación en el barrio La Perseverancia.

*Los nombres de las víctimas fueron cambiados

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativativa@eltiempo.com
En Twitter: @Uinvestigativa

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.