Secciones
Síguenos en:
La sala de torturas de la mafia colombiana en Europa
Narcolaboratorio

Este es uno de los narcolaboratorios en la frontera entre Bélgica y Holanda.

Foto:

Policía

La sala de torturas de la mafia colombiana en Europa

Manejan el hampa en Amberes y en Ámsterdam. A sus socios les incautaron 27 toneladas de cocaína.

En Julianaweg, una población a 30 minutos de Ámsterdam (Holanda), agentes antimafia encontraron una macabra escena que fue manejada con discreción y que tan solo registraron un par de medios locales, en julio pasado.

Dentro de un gigantesco contenedor hallaron varias celdas de detención y un compartimento en donde había una vetusta silla odontológica, tapizada en cuero negro, con correas ocre adheridas a sus abrazos y un par de esposas en el descansapiés.

(Lo invitamos a leer: Los cinco colombianos señalados de llenar de cocaína a España)

No había duda de que se trataba de una sala de tortura de la mafia. El lugar, muy cerca de la frontera con Bélgica, estaba insonorizado con lonas y con una película especial que cubría el piso, y que evitaba que se escucharan los gritos y gemidos. Además, se encontraron sierras, tenazas, esparadrapo y pasamontañas.

Hacía tan solo unos días, a pocos kilómetros de la cámara de tortura, se encontró un laboratorio de procesamiento de cocaína operado por tres colombianos de los que solo se conocieron las iniciales de sus nombre y edades: L. A. (25 años), Wilmar M. (46 años) y Aguileo P. (de 50).

(Además: Las dos lujosas narcohaciendas incautadas a poderoso capo).

En la sala de tortura se encontraron sierras, tenazas, esparadrapo y pasamontañas.

Foto:

Policía de Holanda

Dos de ellos, requeridos por la justicia española por narcotráfico, contrataron a un traductor solo para decirles a los fiscales que no iban a abrir la boca.

Ese fue el inicio de ‘Sky’, un operativo trasnacional que echaron a andar al menos cinco agencias antimafia del mundo para desarticular una poderosa red de colombianos y de sus socios marroquíes, italianos, holandeses y belgas con los que están llenando de terror y de cocaína de alta pureza a buena parte de Europa.(Además: Cae en Canarias 'reina' de la cocaína colombiana). 

No había duda de que se trataba de una sala de tortura de la mafia. El lugar, muy cerca de la frontera con Bélgica.

Foto:

Policía

Por eso, no han dudado en vincular la cámara de tortura con la mafia colombina.

En las calles de Amberes, además de muchos hombres hablando con acento colombiano, han encontrado panfletos amenazando a informantes.

Panfletos y cocaína

El fenómeno criminal es de tal nivel, que el diario The Guardian recogió esta semana el episodio de la cámara de tortura, la incautación de 27 toneladas de cocaína en esa zona fronteriza y el hecho de que el hampa colombiana campea en el puerto de Amberes, en donde su alcalde, Bart de Wever, ya está amenazado y varios funcionarios, sobornados.

Las autoridades locales aseguran que capos colombianos están subcontratando criminales holandeses y belgas (incluidos ladrones) para articular la distribución de cargamentos de droga que envían en barcos.

(Le puede interesar: Narcos se aprovechan de emergencia en España por pandemia)

Distribución de cargamentos de droga que envían en barcos.

Foto:

Policía

Para sellar los negocios, capos holandeses, belgas y marroquíes llegan a Colombia a negociar la coca directamente con el ‘clan del Golfo’, la ‘Oficina’ y otras organizaciones, e incluso a ocultarse, junto con sus familias.

En un conjunto residencial en Sabaneta (Antioquia) vivió, hasta marzo de 2020, uno de los mafiosos más peligrosos y buscados por la policía de Holanda: Said Razzouki.

Le adjudican al menos 20 crímenes, incluidos el de un abogado y el del hermano de un testigo protegido, baleado en una calle de Ámsterdam. Por eso, en Bélgica y Holanda celebraron, cuando oficiales de la Dirección Antinarcóticos de la Policía de Colombia, al mando del general Germán Bustamante, dieron con su paradero.

(En contexto: Mafia criolla y rusa, detrás de submarinos que llevan cocaína a Europa)

Sangre, Dubái y Nehir

El FBI y la DEA le seguían los pasos desde 2019, cuando interceptaron varios mensajes cifrados que salieron del celular de su socio, Ridouan Taghi, ordenando torturas y asesinatos. Las instrucciones fueron impartidas desde una villa de lujo ubicada en Dubái, donde Taghi fue capturado.

Ahora, además de buscar rastros de sangre en los aparatos hallados en la cámara de tortura, se indaga si alguno de los muertos que le endilga a esta organización tienen relación con otros golpes a la mafia, asestada por autoridades europeas.

​(En contexto: El nuevo desembarco de los narcos colombianos en Europa)

Uno de esos operativos se grabó en tiempo real, el 24 de febrero, en la costa española de Ribadeo (Lugo) y contó con el apoyo de la Policía colombiana, bajo el mando del general Jorge Luis Vargas, que ha enviado a varios oficiales a Europa a trabajar con sus pares.

Ese miércoles, el buque de nombre Nehir fue hundido por su tripulación para evitar que les encontraran las 5 toneladas de cocaína que llevaban encaletadas.

operativos salas de torturaEl FBI y la DEA le seguían los pasos desde 2019, cuando interceptaron varios mensajes cifrados que salieron del celular de su socio, Ridouan Taghi.
Foto:

Días más tarde, y también con información suministrada desde Colombia, autoridades de España, Holanda y Francia ejecutaron dos operativos de alto valor que permitieron la captura de 52 personas vinculadas a una red transnacional de narcotráfico.

Oficiales de la Dirección de Antinarcóticos participaron en allanamientos simultáneos en España (Valencia y Madrid) y en El Havre (Francia), en donde se cayeron siete personas, entre ellas dos colombianos.

(Le puede interesar: Cae en España primer narcosubmarino colombiano con tres toneladas)

Operativos a mafiaOficiales de la Dirección de Antinarcóticos participaron en allanamientos simultáneos en varios países.
Foto:

La información suministrada por oficiales desde Colombia también permitió ubicar y desmantelar un laboratorio en Barcelona e intervenir una plantación de marihuana.

Además, se incautó el primer semisumergible en España con 2.900 kilogramo de cocaína, 12.000 litros de precursores químicos, 700 kg de hachís, más de 100.000 euros en efectivo y documentación que, de nuevo, vincula a la banda con la mafia colombiana que tiene azotada a Europa.

Plantaciones de drogaLaboratorio en Barcelona e intervenir una plantación de marihuana.
Foto:

(Lea aquí todos los contenidos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO).

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.