Secciones
Síguenos en:
‘Soy el guardián de la cárcel La Modelo a quien casi queman vivo’
AUTOPLAY
Videos del motín en La Modelo que analizan autoridadesVideos del motín en La Modelo que analizan autoridades
Guardián de La Modelo

César Melgarejo. EL TIEMPO

‘Soy el guardián de la cárcel La Modelo a quien casi queman vivo’

Videos muestran cómo su garita fue incendiada durante el motín en el que murieron 24 internos.

Gritos, disparos y el sonido de objetos metálicos estrellados contra las rejas, empezaron a salir de la cárcel La Modelo de Bogotá, a las 8 p.m., del sábado 21 de marzo, como presagio de una noche de terror.

El país estaba aterrado ante los primeros efectos de la pandemia y el rumor de un motín en varias cárceles, con intentos de fuga; tenía en alerta al Gobierno.

(Lo invitamos a leer: Preparan proyecto para la eliminación del Inpec

Días más tarde se conoció el saldo del amotinamiento: 24 internos muertos y 90 heridos, algunos de gravedad, incluidos siete guardianes del Inpec.

Uno de ellos, de apenas 19 años, completaba cuatro meses en el Inpec y menos de 30 días en La Modelo.

Luego de estar hospitalizado, rindió declaración ante la Fiscalía que, junto con la Procuraduría, investigan las muertes de los internos, calificadas por Human Rights Watch como presuntamente intencionales (ver recuadro). Ese guardián accedió a narrarle a EL TIEMPO su versión.

(Le puede interesar: El historial oculto de la megacárcel de los $400.000 millones

“Desde hacía una semana varios internos decían que se venía algo grande. La noche anterior nos reunió un cuadro de mando y dijo que tuviéramos cuidado; que si sonaban las sirenas, los que estaban disponibles en el alojamiento debían salir a apoyar”, recuerda el joven, quien pidió la reserva de su nombre por razones de seguridad.

(Lea también: Son tres los congresistas que EPS pide investigar por presión indebida)

Motín La Modelo2

En videos se registró cómo los internos ripieron paredes para salir.

Foto:

EL TIEMPO

Internos venían protestando por los decesos que la pandemia estaba causando en las cárceles y cuestionaban las medidas de bioseguridad del Gobierno.

“Yo ya había prestado turno de 7 y media de la mañana a 12 del día, y a las 6 de la tarde entré otra vez. Me tocó la garita 9. Subí los 8 metros por las escaleras de acero, con un fusil Galil 5.56, y entré al habitáculo, de metro y medio por metro y medio, en donde solo hay una silla y un baño. Una de las ventanas daba a la calle y otra, a los patios cuarto y quinto, los más delicados”, dice el guardián, de 1,80 metros de estatura.

(En contexto: El asesino de Yuliana vive en el ‘pabellón del horror’ de La Tramacúa

Según él, ya se notaba la tensión. Había mucho movimiento de internos y todos estaban en alerta. Tipo 8 de la noche empezaron a gritar y a pegarles a las rejas con ollas y platos diciendo, “libertad, libertad, libertad”.

Motín La Modelo3

La Fiscalía y la Procuraduría analizan videos en los que quedó registrado lo sucedido en La Modelo.

Foto:

EL TIEMPO

Disparos y tinieblas

“Me tercié el fusil y me paré, para hacer acto de presencia. Luego escuché a un cabo, de apellido Quintero, decirme que estaban comenzando a romper paredes. No sé con qué, pero cuando los internos se iban a empezar a tirar, les hice unos disparos al piso, a manera de advertencia para que mi cabo y los auxiliares que estaban abajo se alcanzaran a ir”, explica.

Según el guardián, si bien tienen orden de no disparar, si los alcanzaban, los podían haber secuestrado, herido e incluso matado.

(Además: Así viven la pandemia los presos del pabellón VIP de La Picota

“Sus vidas estaban en peligro y les di tiempo para que salieran. Pero fue imposible seguir reteniendo a los internos. Empezaron a subirse a la planta de electricidad y lograron quitar la luz de la cárcel. Luego tumbaron la guayana (reja) de la garita y me decían ‘perro h. p., usted es de los azules, lo vamos a matar’. Me decían que bajara, que entregara el armamento o me mataban. Confieso que sentí miedo. Entonces, abrí la tapa de la garita y empecé a disparar hacia la escalera para que no subieran”.El guardián admite que al menos un interno pidió que no lo atacaran. Pero las cosas empeoraron: todo quedó grabado en videos.

Así quedó cárcel La Modelo tras motín

El Ministerio de Justicia, el Inpec y la Uspec, ya están trabajando para arreglar las instalaciones afectadas en La Modelo y en otros establecimientos de reclusión del país que se vieron afectados.

Foto:

Twitter: @MinjusticiaCo

Uno dijo que me dejaran quieto, que yo no les estaba disparando y ahí fue cuando encendieron una fogata y quemaron al pastor alemán, un perro oficial. Le metieron colchonetas a la candela y me empecé a quemar”, recuerda, mientras muestra cómo quedaron su cara y manos.

“Me dolía respirar, saltaba del dolor y no tenía radio para comunicarme. Le gritaba a los comandos operativos que me ayudaran, que me iban a matar. Pero nadie podía hacer nada. Además, les echaron barro a las ventanas para que no pudiera ver. Me empecé a quemar la cara, las orejas, las manos, los labios… Estoy vivo gracias a Dios”, afirma.

Cuando empezó a sentir que la piel se le desprendía y a sentir su propio olor, mientras se quemaba, dice que pensó: “Yo no soy malo, no merezco morir así”.

Y admite que disparó de nuevo: “Solo tenía vista para disparar hacia el piso. No tuve posibilidades de decir que yo le disparé a un interno, no. No tenía el ángulo para acomodar el fusil. Pero me estaba quemando. Estaba en el infierno. De la desesperación, me quité el labio superior (ya quemado) y sentía que se me caía la piel de las manos. Fue un momento de mucha adrenalina. Solo quería salir de ahí”.

(No deje de leer: La sombra de la mafia y violentos disturbios quiebran paz esmeraldera)

El escape

Asegura que una horda de reclusos intentó subir de nuevo a la garita y, al oír los disparos, volvieron a prender fuego: “Me intentaron quemar vivo dos veces”.
En ese momento, dice, un dragoneante lanzó dos granadas triple-chasis (de gas), para dispersarlos. Mientras tanto, él le empezó a pegar con el fusil a una ventana.
Me quité el uniforme para salir e intenté sacar el fusil para defenderme, pero ya no me daban los dedos, porque estaban en carne viva”, recuerda.

Abajo, varios guardianes le gritaban que se botara y tomó la decisión cuando los internos intentaron tumbarlo a piedra: “Nunca pensé en suicidarme, a pesar de las circunstancias. Varios compañeros me esperaban abajo y todos caímos al piso. Me puse a llorar y me llevaron de inmediato al hospital”.

¿Defensa propia?

Aunque no requirió de cirugía plástica, estuvo dos semanas recluido y allá supo lo de los muertos y heridos.

Yo creo que fue en defensa propia de nosotros. Como decía un dragoneante, ellos están allí por diferentes delitos. Buscaban escaparse, no les importaba matar o herir. Nosotros estábamos salvaguardando nuestra seguridad, nuestras vidas. ¿Qué hubiera pasado si a mí me hubieran quemado vivo? A mi compañero casi lo matan y de tantos internos que había ¿a quién le van a echar la culpa?”, dice cuando se le pregunta por el saldo trágico de esa noche.

La Procuraduría ya abrió un expediente y la Fiscalía avanza en el suyo. Y el Inpec dice que está colaborando con las investigaciones.

¿En qué va la investigación por muertes?

La Fiscalía ya ha escuchado testimonios sobre lo sucedido en el motín de La Modelo; y la Procuraduría ya abrió investigación contra Carlos Augusto Hincapié Franco y el mayor Jorge Gama Doza, director y subdirector de la cárcel para la época de los hechos.

(Consulte acá todos los artículos de la Unidad Investigativa deEL TIEMPO

Y se vinculó a Elizabeth Vergara, comandante de custodia y vigilancia los días del motín. Para la Procuraduría, es claro que se pudieron haber tomado medidas, porque se sabía que algo se gestaba. Y ahora se evalúa el concepto de Human Rights Watch según el cual los disparos que recibieron varios reos tuvieron la intención de matar y no de herir.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.