Encapuchados agitan discordia sobre futuro del Esmad

Encapuchados agitan discordia sobre futuro del Esmad

Líderes de estudiantes y voces del Congreso urgen reforma al cuerpo élite. El Gobierno dice no.

Protesta de estudiantes en Cali

Los estudiantes bloquearon a la altura del Hospital Universitario del Valle, pidiendo, con arengas, al gobierno de Iván Duque mayor presupuesto para la educación. 

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

Por: UNIDAD INVESTIGATIVA
18 de noviembre 2019 , 09:46 a.m.

El Gobierno de Iván Duque les notificó a varios congresista, hace dos semanas, que no está entre sus planes ni ve necesario restructurar el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), compuesto por 3.876 miembros y que le cuesta al país 490 mil millones de pesos al año.

La respuesta se conoció en el marco de un debate de control político sobre el sector Educación, en el que se tocó el tema de las marchas y el rol que está cumpliendo el Esmad cuando terminan en desmanes.

La representante citante fue María José Pizarro, de la Lista de la Decencia. Además, León Freddy Muñoz Lopera y Wilmer Leal Pérez, ambos de la Alianza Verde.

En un extenso cuestionario preguntaron desde las normas por las cuales se rige el Esmad, hasta las armas que utiliza, pasando por los criterios de procedimiento para el uso de las tanquetas, que suelen parquear a las entradas de las universidades cuando hacen su aparición encapuchados lanzando papas bomba y explosivos.

Si bien, en principio, el debate no desencadenó ninguna medida en torno a ese cuerpo élite, dejó en evidencia que su funcionamiento y hasta su permanencia son temas que varios sectores quieren poner sobre la agenda política.

De hecho, la propia vicepresidenta Marta Lucía Ramírez advirtió a finales de octubre que hay sectores políticos que quieren acabar con el Esmad solo para desinstitucionalizar al país. En ese momento revivió la polémica idea del ahora renunciado ministro de Defensa, Guillermo Botero, de regular la protesta social.

“Los colombianos debemos saber que hay un grupo de políticos que hacen populismo con estas protestas y quieren sembrar odio en contra del Esmad (…) esa es una unidad que está para evitar disturbios y motines. Desde el acuerdo con las Farc quisieron acabar con esa unidad y eso es imposible", escribió Ramírez.

En la otra orilla de la discusión están sectores de oposición y estudiantiles que califican al Esmad como una fuerza que viola derechos humanos. Incluso, los señalan de provocar desmanes que opacan las movilizaciones legítimas de estudiantes, sindicatos y otras organizaciones.

Marchas

Sobre las 6:30 de la tarde un grupo de encapuchados se enfrentaron con el Esmad. Las autoridades trataron de dispersar con marcadoras.

Foto:

Cesar Melgarejo

Al respecto, el senador del Polo Wilson Arias aseguró que existe material probatorio para justificar el fin de este cuerpo élite de la Policía. Según él, este escuadrón está golpeando la confianza legítima que debe tener la ciudadanía en su Fuerza Pública. Incluso, insistió en que su desmonte debe incluirse en los replanteamientos que requiere la política de seguridad.

“Es claro que el país necesita una fuerza de contención que actúe cuando en verdad haya mérito, pero que no esté inmersa en escándalos en los que está el Esmad. Los que marchan aceptan que el uniformado los cuide, pero no que cuando los vea los termine cogiendo a palo”, enfatizó Arias.

Y también recuerda que el 22 de octubre, en la vereda Brisas del municipio de San Miguel, en Putumayo, al menos tres campesinos terminaron heridos tras enfrentamientos con el Esmad, derivados de protestas que los lugareños realizaban contra la erradicación forzosa de cultivos de uso ilícito. También dijo que al menos 10 estudiantes resultaron heridos en las marchas del 26 de septiembre en Bogotá, tras choques con este escuadrón.

Para ponerle rostro a sus denuncias, Valentina Ávila, líder de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (Unees), recordó que un disparo del Esmad asesinó en 2005 al estudiante Óscar Salas, y otro le quitó un ojo a Esteban Mosquera durante una protesta en Popayán, en 2018. “En lugar del Esmad lo que deben existir son espacios para el diálogo social”, precisó.

'Son casos individuales'

Pero el Ministerio de Defensa descarta de plano cualquier reforma al cuerpo élite. “El Esmad ni se reformará ni se acabará, sino que –por el contrario– ya se analizan caminos para potenciar su operatividad", dice un documento confidencial conocido por EL TIEMPO. Se trata de un grupo idéntico al que funciona en la mayoría de países del mundo para contener excesos sin el uso de armas de fuego.

“Es importante resaltar que la actividad del control de disturbios apoya actividades de convivencia y seguridad ciudadana como a otras modalidades de servicio, por lo tanto su actividad resulta fundamental para el cumplimiento de la misión constitucional asignada a la Policía Nacional”, precisa el documento.

Además, aclara que los casos de presunto abuso de poder son individuales, pero que, a la fecha, no hay un solo condenado del Esmad por esta conducta ni tampoco por los delitos de homicidio, lesiones personales y violencia sexual.

“El Ministerio de Defensa considera que no se requiere ninguna reestructuración (…), pero sí considera importante fortalecer los Escuadrones Móviles Antidisturbios, desde el ámbito logístico y operativo, así como el mejoramientos de sus integrantes”, indica el documento oficial.

Sin embargo, después de la renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, el senador del Centro Democrático, José Obdulio Gaviria, advirtió que sabía que ahora iba por el Esmad.

“Yo amo y defiendo el Esmad y creo, incluso, que hay que fortalecerlo aún más. Pero es evidente que hay una consigna desde la izquierda de fomentar el odio contra la Policía y el Estado para quitarnos una forma legal y potente de defensa como es el Esmad”, le dijo Gaviria a EL TIEMPO.

Disturbios en la plaza de Bolívar

Encapuchados se enfrentan con el Esmad en la Plaza de Bolívar.

Foto:

César Melgarejo/ EL TIEMPO

Y justificó su postura en agitadas jornadas, como la del 31 de octubre último, en las que encapuchados terminaron rompiendo fachadas de locales comerciales del sector de El Polo, robando a periodistas y vandalizando estaciones de Transmilenio. También en las del 27 de septiembre, cuando un grupo de vándalos quemó las instalaciones del Icetex y sitió a su empleados.

Sectores claves dentro del Congreso les admitieron a reporteros de este diario que, una vez pasa la movilización del próximo 21 de noviembre, abrirán el debate sobre el tema.

A la polémica se unió, a mediados de la semana pasada, la aparición de un grupo liderado por el abogado antioqueño Jaime Arturo Restrepo (conocido como ‘El Patriota’ y expulsado del Centro Democrático por su radicalismo).

Este, llamó a organizarse en algo que llamó Resistencia Civil Antidisturbios (RCA) para apoyar al Esmad en la defensa de la infraestructura de Medellín y en Bogotá.
La Policía salió a rechazar esa iniciativa y el gobierno confirmó que, por ahora, el Esmad seguirá intacto.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
Twitter: @UinvestigativaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.