El nuevo desembarco de los narcos colombianos en Europa

El nuevo desembarco de los narcos colombianos en Europa

Instalaron laboratorios en 5 países y exportan sicarios para ajustar cuentas. Europol lanza alerta.

narcosubmarino

El narcosubmarino, incautado en España, tenía una capacidad de tres toneladas de coca y medía 22 metros de eslora.

Foto:

EFE

Por: UNIDAD INVESTIGATIVA
09 de diciembre 2019 , 06:05 a.m.

La aparición en Holanda y en España de jóvenes sicarios colombianos tiene en alerta a la inteligencia de la Policía europea (Europol).

Uno de ellos, con tan solo 24 años, acaba de ser capturado en la provincia española de Zamora, cerca de Portugal.

Otro más, identificado como Jonathan Zuluaga Celemín, alias Nené, fue capturado en marzo tras haber montado una oficina de cobro en pleno centro de Madrid, con asesinos a sueldo de la Oficina de La Cordillera, que opera en el Eje cafetero.

Pero el campeón de los asesinos es alias Tintín. Se fugó de Colombia tras matar a tres personas y llevando un dispositivo electrónico. Y, aunque sacó una identidad cubana falsa, fue capturado el 25 de octubre en una localidad madrileña.

Por matar a una mujer, los colombianos cobran 30.000 euros (115 millones de pesos), y por un hombre, 70.000 euros (268 millones de pesos), y se especializan en cuentas de cobro entre estructuras narcotraficantes.

Además, ‘La patrulla de la muerte’, grupo criminal sueco y con sicarios somalíes, también habría hecho trabajos en Europa para carteles colombianos.

(Le puede interesar: Cae en España primer narcosubmarino colombiano con tres toneladas)

Estos detalles hacen parte del último reporte sobre el mercado de drogas en Europa, que oficiales de inteligencia de 28 países armaron con base en expedientes abiertos.

En este, la palabra Colombia aparece 79 veces vinculada a sicariato, pero también a la llegada masiva a ese continente de coca y violencia. Calculan que de las 119 toneladas de droga que se consume anualmente en Europa, 83 llegan desde Colombia.

La explicación es que el mercado de Estados Unidos está copado por carteles mexicanos que desplazaron a los colombianos, otrora reyes del mercado.

“Ahora, los dueños del patio en Europa son los colombianos. El 30 por ciento del mercado restante se lo dividen entre italianos, que son los más fuertes; albanos, marroquíes, irlandeses, serbios, turcos, alemanes, franceses y británicos”, asegura un investigador.

Y agrega que la ventaja de los colombianos es que tienen más de 190.000 hectáreas sembradas de coca con seis cosechas al año. Un kilo de coca salido del laboratorio vale 3.893 dólares, unos 14 millones de pesos. Pero puesto en Europa alcanza los 60.000 dólares, unos 207 millones de pesos.

Eso explica por qué envían cargamentos en barcos, que llegan especialmente a puertos de Ámsterdam, Amberes, Algeciras y Galicia; en ‘narcojets’, como los que cayeron en Londres; y hasta en narcosubmarinos.

Aún es noticia en España el hallazgo de uno de estos aparatos, detectado en Galicia el fin de semana pasado, por un trabajo conjunto entre agentes federales de Estados Unidos, la Guardia Civil española y autoridades portuguesas. El aparato estuvo sumergido 21 días y llevaba 3 toneladas de cocaína colombiana.

“Fue ensamblado en Guyana, cerca de Venezuela, tiene 22 metros de eslora y procedía de Colombia”, aseguraron autoridades españolas.

Para la Europol es claro que en Colombia está el 70 por ciento de los cultivos ilícitos del mundo. El resto se lo reparten entre Bolivia y Perú.

En 2017, el llamado microtráfico o mercado minorista de cocaína movió en Europa 9.100 millones de euros.

Hace unos meses, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) ratificó ese cálculo al señalar que “de cada 10 gramos de cocaína que se consumen en el mundo, siete son de productores locales (colombianos)”.

Sin embargo, ese promedio podría ser mayor debido a los picos de producción de coca que ha tenido Colombia por la suspensión de la fumigación con glifosato, los incentivos que se ofrecieron a cultivadores dentro del proceso de paz con las Farc y la aparición de nuevas estructuras dedicadas al narcotráfico, que coparon los espacios dejados por la exguerrilla.

El bróker y bitcóin

El reporte de la Europol arroja un dato clave sobre uno de los principales mafiosos colombianos en Europa. Aseguran que un bróker o corredor de bolsa colombiano ha movido droga a la Unión Europea (UE) a través de África occidental.

Los réditos de este negocio supuestamente estaban destinados a comprar armas para un grupo terrorista con sede en Malí: el Ansar al-Dine.

El informe también revela cómo se está lavando el dinero de la venta de coca para introducirlo al país.

“Los cajeros automáticos de bitcóin en Colombia se están utilizando para blanquear billetes de 500 euros. Los convierten en bitcoines y los liberan de las regulaciones”, asegura la Europol.

Otro de los mecanismos es el uso de ‘mulas de dinero’. Estas abren cuentas en Europa, sacan tarjetas bancarias y retiran el dinero desde Colombia.

Con ayuda de las autoridades de Finlandia se ubicaron 174 cuentas bancarias que habían lavado 8 millones de euros en efectivo utilizando criptomonedas y retiros en efectivo.

Otro exótico hallazgo de la Europol es el de laboratorios para procesar pasta de coca y para extraer el polvo, que la mafia colombiana está impregnando en polietilenos, flores, comida para perros, fertilizantes y hasta en cargamentos de hulla de carbón.

Andrew Mark Deamer, el llamado ‘Pablo Escobar británico’, paga 14 años en Colombia por desarrollar uno de estos procedimientos químicos, junto con el narcocaballista paisa Santiago Gallón Henao.

Esta semana se encontró uno de esos complejos en Toledo, con capacidad para procesar 3 toneladas de coca al mes, que llega a España en cargamentos de carbón colombiano.

Tal como lo anticipó EL TIEMPO, ese alijo está vinculado a las disidencias de las Farc, específicamente al frente 21, que opera en el centro del Tolima.

Según la Europol, cinco de sus países miembros han encontrado este tipo de estructuras.

Al respecto, investigadores de la Dijín le revelaron a EL TIEMPO que se han detectado este tipo de cristalizaderos en Villanueva y Tarragona (España) y, también, en Bouchtat (Marruecos).

(Lea también: Detalles del megalaboratorio de coca vinculado a disidencias de Farc que cayó en España)

Impacto en la economía

El desembarco de mafiosos colombianos en Europa –debido a la bonanza cocalera en la que está sumergido el país– se refleja en la economía local.

Un reciente estudio de la Universidad de los Andes, bautizado ‘El PIB de la cocaína 2005-2018: una estimación empírica’, arroja cifras preocupantes. Calcula que la economía de la cocaína tuvo un valor de 18,3 billones de pesos solo en 2018.

Eso implica que el dinero que la mafia irriga en la economía equivale al 1,88 por ciento del total del producto interno bruto (PIB), 2,6 veces más que lo que aporta el emblemático sector de los cafeteros.

Y si bien es un alivio el anuncio de que Colombia superó la meta fijada para este año de hectáreas erradicadas –era de 80.000 y logró mil más–, los narcocultivos no ceden en algunas regiones.

Según autoridades, la resiembra está entre un 35 y un 40 por ciento, y el consumo en Europa y en Estados Unidos sigue creciendo de manera alarmante.

De hecho, el jueves cayeron dos toneladas de coca en Polonia y, con ellas, cuatro colombianos (ver recuadro a continuación).

Narcorutas que van por Europa

Narcorutas que van por Europa

Foto:

Europol

Dos toneladas en Polonia y un laboratorio

Polonia anunció el jueves la incautación de casi dos toneladas de cocaína proveniente de Colombia con un valor de 520 millones de dólares (1,8 billones de pesos colombianos), y la detención de cuatro colombianos, un iraní y dos polacos en la operación.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, dijo a la prensa que se trata del cargamento más grande que se ha incautado en su país en los últimos 30 años.

La droga estaba mezclada con tiza en el interior de un contenedor que fue detectado en el puerto de Gdynia (norte).

El transporte del contenedor fue seguido por la policía, lo que les permitió dar con un laboratorio “muy profesional” en el oeste del país, donde se separaba la cocaína.

“Es la primera vez en la historia de la policía polaca que descubrimos un laboratorio de estas características” declaró el jefe policial Jaroslaw Szymczyk.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.