La 'fiscal de hierro' y el general que tienen que enfrentar el hampa

La 'fiscal de hierro' y el general que tienen que enfrentar el hampa

Jorge Vargas, de inteligencia, y la ‘fiscal de hierro’, Claudia Carrasquilla, por el crimen urbano.

General Jorge L. Vargas y Claudia Carrasquilla

El general Jorge L. Vargas es un tropero purasangre y Claudia Carrasquilla, experta en cazar hampones.

Foto:

Jhonny Hoyos

Por: Unidad Investigativa
26 de agosto 2019 , 07:43 a.m.

La paisa Claudia Carrasquilla es una de las funcionarias más custodiadas de la Fiscalía General. Varios guardaespaldas e imágenes de la Virgen vigilan su oficina.
Allegados aseguran que empezó a cargar una pistola Jericho FBL, después de recibir amenazas de muerte. Hace unos meses, varios capos de Medellín hicieron una colecta para mandar a matarla.

(Le puede interesar: Así opera la poderosa mafia trasnacional que ronda a la Registraduría)

Allí se desempeñó como directora seccional y desarticuló decenas de peligrosas bandas criminales, vinculadas a la llamada ‘oficina’, que incluso habían infiltrado a la institución.

Pero, desde hace un par de meses, en sus manos está la responsabilidad de controlar el hampa y el terrorismo, desde la Fiscalía Delegada para la Seguridad Ciudadana. El aumento desmesurado de robos a personas, bancos y residencias –con violencia y a mano armada– llevaron a la Fiscalía a trasladar a la llamada ‘dama de hierro’ a esa jefatura, destacarse en sus labores de inteligencia como fiscal regional de Medellín y directora de Criminalidad Organizada.

Recia al hablar y amante de la música electrónica, Carrasquilla ha capturado a más de 350 narcotraficantes y sicarios, incluidos los de la banda criminal de Sanandresito de la 38, y el clan de Marquitos Figueroa.

(También: La evidencia que pidió la Corte en el caso Uribe)

Además, le echó mano al secretario de seguridad de Medellín, Gustavo Villegas, por entregar información privilegiada a delincuentes.

Su socio en varios de esos operativos fue el general Jorge Luis Vargas, entonces director de la Dijín.

Y desde esta semana, ambos vuelven a trabajar juntos por orden presidencial.

Vargas fue sacado de urgencia de la Inspección de la Policía para que baje los índices de delincuencia en las ciudades. El propio presidente Iván Duque anunció que será punta de lanza de la nueva estrategia de seguridad y convivencia.

El tropero

Bajar los indicadores de homicidios, hurtos a personas y otros delitos que afectan la seguridad ciudadana se convirtió en una prioridad del gobierno Duque.

Barrios enteros en diferentes ciudades están sitiados por el hampa. Y cada 24 horas, 56 ciudadanos son atacados.

Vargas –calculador y silencioso– estuvo en los últimos siete años en la cabeza de la Dirección de Inteligencia Policial (Dipol).

Desde allí, acorraló a la cúpula mafiosa del ‘clan del Golfo’ y se convirtió en aliado de la DEA, el ICE y los británicos para desarticular mafias trasnacionales de narcotráfico, trata de personas y tráfico de armas.

(Además: La familia detrás del contrabando de ganado venezolano)

Al igual que Carrasquilla, tiene en su despacho varios reconocimientos de agencias extranjeras de lucha contra el narcotráfico.

De la misma escuela de inteligencia de los también generales Juan Carlos Buitrago (director de la Polfa) y Hoover Penilla (comandante de la Metropolitana de Bogotá), el general Vargas es un tropero purasangre, entrenado en inteligencia.

Participó en misiones como la ‘Operación Fénix’, que permitió la neutralización del jefe de las Farc ‘Raúl Reyes’; y la ‘Operación Milenio’, liderada por el entonces general activo, Óscar Naranjo.

El oficial participó en el desmantelamiento del cartel de Cali y en la caída de capos de la talla de Daniel ‘el Loco’ Barrera, protegido por un puñado de uniformados que hacían casi imposible su cacería.

Monta bicicleta, corre y nada. Participa en carreras Ironman”, dice uno de sus contados amigos.

El reto de la dupla

Pero Vargas y Carrasquilla no la tienen tan fácil.

Si bien el Gobierno autorizó que se usaran las mismas estrategias que se utilizan para neutralizar a la guerrilla y a las bandas criminales (incluido el avión fantasma), ambos se enfrentan a poderosas mafias, a los reincidentes y a la debilidad de la justicia en esta materia.

La Fiscalía calcula que, a diario, son robadas más de 1.350 personas. Además, hay células terroristas del Eln, microtráfico y estructuras armadas que atracan bancos, joyerías y carros de valores.

El mayor índice de denuncias se registra en Bogotá, con 75.483 casos; Cali, con 14.546; Medellín, con 17.527, y Bucaramanga, con 4.031. También en Cartagena, Riohacha, Santa Marta, Yopal, Cúcuta, Puerto Carreño, Popayán, Sincelejo, Leticia, Manizales, Quibdó, Montería, Barranquilla...

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.