¿Qué develó el coronavirus en el trato a adultos mayores en el mundo?

¿Qué develó el coronavirus en el trato a adultos mayores en el mundo?

En A. Latina, mayoría trabaja y está en vulnerabilidad. Hay geriátricos informales con foco de covid

Adulto mayor coronavirus

El Gobierno brinda subsidios cercanos a los 80.000 pesos mensuales a más de 1’600.000 adultos mayores vulnerables, según datos de 2017.

Foto:

iStock

Por: UNIDAD INVESTIGATIVA
10 de julio 2020 , 08:47 a.m.

Úrsula tiene 96 años y un frágil estado de salud. Aun así, decidió que su colaboradora regresara a su apartamento, así tuviera que pagarle taxi y habilitarle una ducha. La razón: “Mi salud mental se estaba quebrando”.

En España e Italia, los países que ya están pensando en su reconstrucción económica y social poscovid-19, la atención al adulto mayor se convirtió en uno de los pilares de los ajustes en los que trabajan.

Más allá de las quejas fundamentadas por discriminación y encierros prolongados, la pandemia dejó al descubierto el trato y las condiciones en las que vive este segmento de la población, con bemoles, según cada país.

(Le puede interesar: ‘Restricción a adultos mayores no es para coartar libertad’: Gobierno)

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, de los 7.795 millones de habitantes del mundo, el 9,3 % son adultos mayores con una esperanza de vida de 75 años.

En el caso de Colombia, los datos más frescos del Dane indican que ese segmento alcanza los 6’808.641, un 13,5 % de la población total. Y en todo el planeta esa cifra va en aumento.

EL TIEMPO consultó a expertos en Argentina, Chile, Uruguay, Colombia y el Reino Unido para establecer patrones y hallazgos sobre lo que el covid-19 develó en torno al trato que reciben los adultos mayores. Si bien cada país tiene sus particularidades, en América Latina –nuevo epicentro de la pandemia– hay denominadores comunes, al igual que en Europa.

(Esto puede ser de su interés: 'No es claro que el gobierno tenga voluntad de acatar el fallo')

Aunque en Suramérica hay muchos líderes y profesionales en ese segmento de edad, la vulnerabilidad social cobija a buena parte. Esto se traduce en un menor nivel de instrucción y una menor capacidad socioeconómica.

Hay un dato que puede dar una idea de lo que ocurre en ese campo. A través del programa Colombia Mayor, el Gobierno brinda subsidios cercanos a los 80.000 pesos mensuales a más de 1’600.000 adultos mayores vulnerables, según datos de 2017.

Esa cifra corresponde a cerca de un 22,03 % de la población de adultos mayores del país.

¿Qué pasa en América Latina?

José tiene epilepsia y unos 75 años. Si no sale a vender dulces en una alameda de un barrio tradicional de Bogotá, no come. Los vecinos hicieron una colecta para darle un mercado y evitar que salga a la calle. Pero es improbable que eso pase, potenciando las probabilidades de contagio.

El uruguayo Fernando Botta Cabrera, presidente del Comité Latinoamericano y del Caribe de Gerontología y Geriatría, le aseguró a EL TIEMPO que muchos de los adultos mayores en América Latina que deben trabajar para obtener ingresos lo hacen en el sector informal.

“Hay inexistencia o insuficiencia en muchos países de los sistemas de jubilación y pensiones que hacen que las personas mayores deban trabajar. Muchas veces son trabajos informales, de servicio o en la vía pública. Y el confinamiento obligatorio les ha quitado la fuente de ingreso”, señaló Botta.

Y varias cifras le dan la razón. Según un estudio hecho en la región por la Cepal y la OIT, el 12,7 % de personas mayores de 60 años aún hacen parte de la fuerza de trabajo. Y en 2016, el 31,7 % de los adultos mayores en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, México y Perú no trabajaban ni recibían pensión.

(Puede consultar: Muere en Bogotá 'cerebro' de ataque de mercenarios en Venezuela)

En cuanto a la discriminación, las quejas no solo hacen referencia a las medidas de encierro. La discriminación por edad para acceder a la salud es un tema para tomar en cuenta, según Margarita Murgieri, presidenta de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría.

Duque

El presidente Iván Duque ha defendido las medidas de confinamiento que se ordenaron para los mayores de 70 años.

Foto:

Presidencia

“Un paciente anciano independiente y sin comorbilidades o semidependiente y con pocas comorbilidades se comporta y debe ser tratado como uno de menor edad. Un paciente dependiente, frágil y con varias comorbilidades tendrá poca oportunidad de sobrevivir más allá de la edad cronológica”, dice.

Y Gerardo Fasce, cabeza de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, señala otro capítulo en el que se ha tenido dificultad: el nivel asistencial denominado unidades de recuperación funcional.

“Una persona pierde capacidades por hospitalizaciones largas como las del covid-19 y necesita antes de volver casa un lugar en el que haga un proceso de recuperación de habilidades previas. Si no se hace, puede haber personas que tengan que reinternarse”, dice.

Para Javier Cabrera, presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría (ACGG), el alto número de mortalidad de adultos mayores tiene relación con que el sistema de salud y bienestar del país no brinda cuidados integrales dada la fragilidad de este grupo etario. Y agrega que el aumento de las cifras de afectados por covid entre mayores solo puede frenarse con la implementación de un enfoque integral de atención liderado desde el Gobierno Nacional.

Un paciente anciano independiente y sin comorbilidades o semidependiente y con pocas comorbilidades se comporta y debe ser tratado como uno de menor edad

Hogares, ¿sin control?

En un hogar geriátrico del norte de Bogotá, uno de sus huéspedes estuvo hospitalizado y contrajo covid-19. No obstante los altos estándares de bioseguridad, a su regreso infectó a uno de sus compañeros (que ya murió) y a dos enfermeras.

Una gran preocupación, según Fernando Botta, es que en América Latina hay muchos hogares geriátricos informales y en algunos países ni siquiera hay registros de estos.
Y si bien los expertos insisten en la complejidad de las comparaciones con respecto al covid-19 –debido a las diferencias en capacidad de testeo, fechas de publicación de datos y políticas públicas–, hay un patrón repetitivo.

Un estudio de la Red Internacional de Políticas para el Cuidado a Largo Plazo, de la London School of Economics, señala que hay evidencia de que los hogares geriátricos son un foco de contagio vulnerable a infecciones graves por covid-19.

Para el 23 de abril, la OMS precisó que la mitad de las muertes en Europa correspondían a decesos en población de hogares de larga estadía para adultos mayores.

(Le invitamos a consultar: Tomás Uribe habla de los presidenciables, y de De la Espriella)

Cabrera, de la ACGG, dice que el manejo de estos lugares en Colombia ha sido adecuado, pero sabe que en algún momento se desbordarán las capacidades.

“Esos centros requieren un soporte adicional. Por ejemplo, beneficios tributarios similares a los existentes en otros sectores, tarifas preferenciales en servicios públicos, exenciones de impuestos de renta, ICA, reteíca y predial”, dice.

Una persona pierde capacidades por hospitalizaciones largas como las del covid-19 y necesita antes de volver casa un lugar en el que haga un proceso de recuperación de habilidades previas

Y estima que hay cerca de 2.000 instituciones de residencia geriátrica en el país. Entre 1.500 y 1.800 son del sector privado, y cerca del 10 al 20 % son del sector público. En estos se han reportado 11 focos de contagio. En un solo caso hubo 74 casos positivos.

Pero en Colombia no se lleva registro o de estos casos, como sí pasa en países europeos en donde hay hogares que literalmente desaparecieron por la muerte de todos los abuelos, mientras sus hijos –que pagaban puntual la mensualidad– se lamentaban de no haberles podido dar ni siquiera un último abrazo.

En Austria, datos del 22 de abril muestran que el 41 % de todas las muertes las constituyeron residentes de hogares geriátricos. Bélgica se enfrenta a cerca del 51 % de las muertes totales dentro de estas residencias, sin contar aquellos adultos mayores que murieron después de ser remitidos a hospitales.

Francia enfrenta, a la fecha, 29.256 casos confirmados dentro de las residencias geriátricas que representan un 23,2 % del total de contagios. Estos recintos suman 10.476 muertes, el 34,9 % del total.

En España, con datos del 10 de mayo, se estableció que el 30 % de las muertes por covid-19 eran producto de focos de contagio en las residencias de larga estadía.
Y el panorama en Italia es incierto por el manejo de la información en las 4.629 residencias para adultos mayores. Pero el estudio de LSE recalca la actuación tardía del Gobierno en estos hogares.

Abuelitos

En medio de la pandemia se han registrado imágenes de adultos mayores que superan el contagio y de otros, como los de esta foto, que salen de un aislamiento prolongado en un hogar en Cundinamarca. 

Foto:

Beneficencia de Cundinamarca

Sarah Mistry, directora ejecutiva de la Sociedad Británica de Geriatría, le dijo a EL TIEMPO que al principio de la pandemia hubo testeo insuficiente en los 15.514 hogares geriátricos. En el Reino Unido, de las 44.236 muertes, cerca del 89 % corresponden a personas mayores de 65 años. Muchas de estas fueron residentes en hogares geriátricos.

“El Servicio de Salud Nacional no incluye los hogares geriátricos, entonces no se tomaron en cuenta en primer lugar”, admitió Mistry. Y calificó de inhumanas las medidas estrictas de confinamiento para adultos mayores.

(Consulte aquí todos los artículos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO)

“Esas personas tendrán daños. Mental, porque la soledad ya muestra depresión y ansiedad. Física, porque aquellos con afecciones médicas precovid no pueden acceder a la salud como antes por la saturación del virus”, agregó Mistry.

En Italia y España ya empezaron a estructurar políticas públicas para no cometer los mismos errores. En Colombia, el Gobierno acaba de impugnar una tutela en la que ese segmento de edad pidió no ser discriminado.

UNIDAD INVESTIGATIVA*
@UinvestigativaET
u.investigativa@eltiempo.com*Con reportería de Natalia Patricia Cortés Alarcón, de la Escuela Multimedia de EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.