Lehder entregó cabeza del dictador Noriega para salir de prisión

Lehder entregó cabeza del dictador Noriega para salir de prisión

Su abogado en EE. UU. dice que ‘Colombia no lo solicitó ni tampoco se opuso’.

AUTOPLAY
Entrevista al abogado de Carlos Lehder
Carlos Lehder

Carlos Lehder fue el primer narco colombiano extraditado a EE. UU., en 1984. Archivo particular

Por: Unidad Investigativa
17 de junio 2020 , 12:33 a.m.

El narcotraficante Carlos Lehder Rivas aterrizó la noche del lunes en Alemania, tras purgar 33 años de cárcel por ser uno de los principales capos del narcotráfico en la década de los 80.

Así se lo confirmó a EL TIEMPO desde Miami su abogado, Óscar Arroyave, quien también dijo que en ese país está una de sus hermanas y que ninguna autoridad colombiana se opuso a su envío o lo requirió para que fuera deportado a Colombia a responder por procesos pendientes.

Según Arroyave –quien también ha sido defensor de Salvatore Mancuso, ‘Cuco’ Vanoy y Miguel Mejía Múnera, alias ‘el Mellizo’– el capo Lehder logró una rebaja sustancial de su condena, al convertirse en el testigo estelar contra el dictador panameño Manuel Antonio Noriega.

“Carlos fue condenado a cadena perpetua más 135 años. Pero entregó evidencia de las transacciones de narcotráfico con el dictador panameño. Ese fue el único proceso en el que testificó”, sostuvo Arroyave para EL TIEMPO En Vivo.

A cambio, se convirtió en testigo protegido del Gobierno de Estados Unidos, que lo eximió de la cadena perpetua y le quitó 80 de los 135 años a los que lo habían condenado.

Lehder fue extraditado en 1987 a Estados Unidos y, en esa época, se contemplaba que tras pagar las dos terceras partes de la pena quedaba en libertad. Se calcula que pagó, efectivos, 33 años de cárcel.

Noriega, por su parte, obtuvo una condena de 40 años de los cuales pagó 17.

‘Colombia no se opuso’

“Después de la rebaja a Carlos le quedaron 55 años (...) Pero si yo hubiera sido su abogado en ese momento, Carlos estaría en su casa hace 15 o 20 años. Nunca debió ir a juicio. Ese fue su primer error. Y la colaboración estuvo mal hecha. Por eso estuvo tanto tiempo en la cárcel”, explicó el abogado. Arroyave también reveló que fue el propio Lehder quien solicitó ser enviado a Alemania –de donde era su padre– y no a Colombia, a donde había venido su padre a comienzos del siglo pasado.

(Continúe leyendo: Venezuela sale en defensa de Álex Saab: dice que arresto es arbitrario).

“Yo creo que él no quiere volver a saber más de Colombia: Carlos es ciudadano alemán, basado en la nacionalidad de su padre. Mi trabajo era hacerlo llegar a Alemania”, señaló.

Y explicó que el propio Lehder hizo la solicitud de su envío con base en un tratado de intercambio de prisioneros.

No sé de qué va a vivir, pero solo espero que disfrute los años que le quedan

“Alemania lo ayudó bastante para que pudiera irse para allá. Colombia no hizo nada y el gobierno americano se opuso a que lo enviaran a Alemania. Pero después de que él pagó su pena, podía elegir a dónde ir”, señaló Arroyave.

Y dijo que en los cerca de 20 años que lleva representando a Lehder, el gobierno colombiano nunca manifestó que tuviera aquí algún proceso pendiente.
“Que yo sepa, él ya pagó su deuda con el gobierno colombiano, con el gobierno americano. No tiene más, nada pendiente”, señaló el abogado, quien también representó a Diego Murillo Bejarano, alias ‘don Berna’.

(Además: Indagan danza de millones para frenar procesos contra Marquitos y Ñeñe).

Para el abogado, la probabilidad de que Colombia lo pueda solicitar a Alemania para que venga a pagar posibles deudas judiciales pendientes, es cero.

Y dijo que no está de acuerdo con que su cliente sea calificado como uno de los más grandes narcotraficantes de Colombia, país al que le hizo daño junto con su socio Pablo Escobar.

“Decían que Carlos era grandísimo. Le atribuían creo que 2.500 kilos de cocaína (...) Hoy en día hay organizaciones de narcotráfico colombianas que hacen 5 mil y ocho mil kilos en un solo viaje. En esa época, en el 87, era gran cosa (...) Tuve un caso de 187 mil kilos. Comparado con eso, Carlos era una hormiguita”, comentó el abogado.

Confirmó, además, que tras testificar contra el dictador panameño, el capo colombiano fue pasado a una prisión de menor seguridad, para testigos protegidos del gobierno de Estados Unidos.

“Ahí la vida de los presos es un poquito mejor que en la cárcel normal. La vida es un poquito mejor, el trato (...) está mucho mejor ahí. Si usted va al Bureau de Prisiones y pregunta por una persona que está en ese programa de protección de testigos, le dicen que no existe”, explicó.

(Le puede interesar: El primo del 'Ñeñe', metido en los negocios de lavado de Álex Saab).

Y dijo que estuvo en contacto con una de sus hijas, que vive en Estados Unidos, y que estaba enterada de la salida de su padre y de su envío a Alemania. Fuentes federales le dijeron a EL TIEMPO que el capo, de 70 años, padece quebrantos de salud, pero su abogado prefirió no referirse sobre al tema.

“No sé de qué va a vivir, pero solo espero que disfrute los años que le quedan”, dijo Arroyave.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.