Secciones
Síguenos en:
Los datos ocultos del sobrevuelo ilegal ruso sobre Colombia
Avión Ruso

Este es el avión ruso que dos Kfir de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) obligaron a salir de Colombia.

Foto:

Archivo Particular

Los datos ocultos del sobrevuelo ilegal ruso sobre Colombia

No era humanitario. EL TIEMPO revela qué llevó a Nicaragua y documentos clave. ¿Paró en Cabo Verde?

La embajada de Rusia en Bogotá estaba advertida.
Si bien Colombia autorizó que uno de los aviones del Kremlin cruzara espacio aéreo nacional, les dejó claro, en un documento reservado conocido por EL TIEMPO, que debía hacerlo a 50 millas náuticas de Punta Estrella, La Guajira, lejos de la plataforma continental del país y de las llamadas áreas restringidas.

Pero el piloto no obedeció y el lunes pasado, a las 9:22 de la mañana, intentó ingresar al país por Valledupar, en un punto conocido como Ortiz, para cruzar hasta Panamá, bordeando algunas de esas áreas restringidas y activando las alertas de Colombia y de Estados Unidos.

(Lo invitamos a leer: ¿Qué hacía un avión ruso sobrevolando espacio aéreo de Colombia?

Aunque fuentes rusas hablan de un error, EL TIEMPO tiene evidencia de que desde el Centro de Control Aéreo de Barranquilla les advirtieron que no venían por la ruta autorizada.

En efecto, uno de sus expertos se comunicó con el Centro de Control de Maiquetía (Venezuela) para que, antes de hacer el traspaso del vuelo, le dijera al piloto ruso que corrigiera.

(Le puede interesar: El dosier del espionaje ruso en Colombia

Dos aviones Kfir, de la FAC, interceptaron la aeronave rusa y la obligaron a salir del espacio aéreo de Colombia.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Cabo Verde y la carga

Este es el permiso específico que Colombia le otorgó a Rusia para el sobrevuelo. El piloto lo violó.

Foto:

EL TIEMPO

“En un inglés algo complicado, el piloto le dijo a un controlador venezolano que venía de un vuelo largo y que iba a seguir con el plan de vuelo inicial, por el punto Ortiz, y no con el aprobado por Colombia”, reveló una fuente enterada.

Pero no pasó nada y, en segundos, los pilotos de los aviones Kfir de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), que monitoreaban el vuelo en tiempo real, reaccionaron.
Interceptaron el vuelo y obligaron a salir de inmediato al Ilyushin II-96-400VPU, un avión de inteligencia y recolección electrónica de información.

Ahora, expertos revisan la ruta, que parece tener algunos vacíos. Según el plan de vuelo, el aparato, de matrícula RA-96104, salió del aeropuerto internacional Vnukovo, de Moscú, a las 9:47 de la noche del domingo y aparece con permisos para sobrevolar Senegal, Cabo Verde, Trinidad y Tobago, Venezuela, Colombia y Panamá, para aterrizar en Managua (Nicaragua).

(Sobre el tema: El rastro de Álex Saab en el espionaje venezolano a Colombia

Pero también pasó por Ucrania, Turquía, Túnez y Marruecos. Y hay una duda sobre lo que pasó en Cabo Verde, punto sensible para la DEA por la captura del barranquillero Álex Saab, señalado testaferro de Nicolás Maduro, cuya familia salió de Caracas a Moscú.

Documento reservado donde se señala que el avión llevaba a ciudadanos rusos hacia Nicaragua.

Foto:

EL TIEMPO

En el permiso que Colombia otorgó, Cabo Verde aparece como punto de salida.
Expertos en aeronáutica creen que se pudo tratar de una parada técnica (que nadie ha confirmado) o de una referencia geográfica para marcar el cambio del hemisferio oriental al occidental.

(Además: La infiltración de hombres de Nicolás Maduro en Colombia

El punto es que ese avión tiene una autonomía de vuelo de 11.300 kilómetros y no requería aterrizar para cargar combustible. Además, hay otras rutas directas para cubrir ese trayecto.

En la bitácora del avión ruso aparece Cabo Verde, país bajo la lupa tras la captura (en junio de 2020) del barranquillero Álex Saab.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

La única explicación de que el aparato hubiera tomado el camino largo sería evitar radares y satélites de Estados Unidos. ¿Por qué?

Más allá de esa duda, el incidente coincidió con los ejercicios militares que Colombia adelantó el fin de semana, en la frontera con Venezuela, que contemplaban una posible reacción del régimen de Maduro.

¿Mensaje a Colombia?

Alekandr Paristov (foto) y Alekandr Belousov, los agentes de inteligencia rusos señalados de espionaje en Colombia.

Foto:

EL TIEMPO

“Este ejercicio se hace de forma rutinaria y busca determinar las capacidades y el entrenamiento que tiene nuestro Ejército en las zonas de frontera, particularmente en La Guajira”, dijo el ministro de Defensa, Diego Molano, quien le pasó revista a piezas de artillería, escuadrones especiales, helicópteros Black Hawk y sistemas antitanques Spike, apostados en el Cantón Militar de Buenavista.

Por eso, analistas de inteligencia no descartan que el ‘incidente’ habría buscado medir la capacidad de reacción aérea de Colombia, recoger información geoestratégica o mandar un mensaje de que Venezuela tiene aliados poderosos, como respuesta a las medidas y sanciones de Estados Unidos.

(Le puede interesar:  Cabo Verde dejará que Saab apele extradición antes de entregarlo a DEA

Johan Obdola, experto en seguridad, señala que Rusia mantiene cerca de 2 mil asesores militares y de inteligencia en Venezuela y ha instalado equipos de inteligencia electrónica: “Ha venido fortaleciendo sus alianzas estratégicas con regímenes autoritarios y populistas en América Latina y está buscando instalar otras bases militares en Argentina, Cuba, Ecuador y México”.

Un analista oficial agregó que el avión ruso que violó nuestro espacio aéreo capta datos en segundos. Y cuando los Kfir lo hicieron virar a la derecha, para salir por La Guajira, pudo alcanzar a sobrevolar zonas restringidas.

Rusia mantiene unos 2 mil asesores militares y de inteligencia en Venezuela y ha instalado equipos de inteligencia electrónica fortaleciendo alianzas con regímenes autoritarios y populistas”: Obdola.

(Le puede interesar: Avión G-550 de la DEA alista traslado de Álex Saab a Miami) 

Y agregó que la FAC le advirtió a la embajada rusa que el aparato no podía traer activados equipos de aerofotografía o inteligencia. Lo que nadie ha explicado es cómo Colombia iba a verificar esa advertencia.

En todos caso, EL TIEMPO estableció que el vuelo era tan importante para Rusia que tenía listos dos aviones más (de matrículas RA-85084 y RA-85019) en caso de que el Ilyushin presentara alguna falla.

Expulsión de los rusos en diciembre pasado.

Foto:

Archivo Particular

Espías y vacunas

Además, aún está fresco el incidente con el gobierno Putin. En diciembre, Colombia expulsó de su territorio a dos rusos y Moscú respondió sacando a dos funcionarios diplomáticos colombianos de su país. Pero esta vez no han contestado, al menos directamente.

En esa ocasión, tal como lo reveló EL TIEMPO, se expulsó a un par de espías profesionales que llevaban meses recogiendo información geoestratégica, pagando informantes y enviando datos a través de correos encriptados: Aleksandr Nikolayevich Belousov, del Servicio de Inteligencia Militar de Rusia (GRU), y Aleksandr Paristov, del Servicio de Inteligencia Extranjera (SVR).

Nicolás Maduro y Daniel Ortega, presidentes de Venezuela y Nicaragua, respectivamente.

Foto:

EFE/Archivo

A ese antecedente se unió que, en noviembre de 2013, un Túpolev Tu-160 o ‘cisne blanco’, también violó el espacio aéreo nacional. Se trata de un avión supersónico con capacidad para transportar incluso ojivas nucleares, explicó un experto.

(En contexto: Los 29 hombres de Nicolás Maduro que acechan a Colombia

Además, tras la incursión ilegal del lunes llamó la atención que, fuentes ubicadas en Venezuela, se apresuraron a señalar que el vuelo ruso era humanitario, que llevaba vacunas contra el covid-19 hacia Nicaragua y que Colombia se iba a meter en un lío por atravesársele.

Los Nicas

El dato más fresco del aparato expulsado por la FAC es que viajó ayer sábado de Nicaragua a Caracas. Y esta vez voló por Aruba para no toparse con los Kfir. No se sabe qué llevaba a bordo.

EL TIEMPO investigó y estableció que de todo eso lo único cierto es que el aparato, con capacidad para 435 pasajeros, iba para Managua. Según información suministrada por la embajada rusa a Colombia, estaba trasladando ciudadanos rusos, aunque no dijeron cuántos.

Para agentes federales, la explicación es que Rusia adelanta operaciones desde hace varios años en Nicaragua, que el Comando Sur de Estados Unidos vigila.

Se habla de una base conjunta que opera en el Pacífico y otra que intentarían habilitar en el Atlántico; adicional a una estación satelital.

Igual que pasa con Venezuela, Colombia está en el centro de esta estrategia, por ser vecino de Nicaragua y paso obligado para los movimientos rusos en ese eje.
Por ahora, el incidente del lunes llevó a la Cancillería colombiana a enviar un comunicado oficial a la embajada rusa, protestando por la incursión.

(Otro tema de su interés. Hallan 'viviendas' subterráneas de recicladores en barrio estrato 6

Rumbo a Caracas

Y el Centro de Control de Barranquilla tuvo que modificar el trayecto de varias aeronaves comerciales y de carga cuando el avión ruso fue obligado a descender de 34.000 pies de altura a 28.000, para luego virar bruscamente a la derecha y salir del espacio aéreo colombiano.

El dato más fresco del aparato expulsado por la FAC es que viajó ayer sábado de Nicaragua a Caracas. Y esta vez voló por Aruba para no toparse con los Kfir. No se sabe qué llevaba a bordo.

(Consulte acá todos los artículos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO

Lo que dice Rusia ante el nuevo incidente

EL TIEMPO se comunicó con la embajada de Rusia y allí dijeron que cualquier comunicado sobre el tema sería emitido por su Cancillería, lo cual no ha ocurrido. Pero la agencia rusa Sputniknews retomó información de EL TIEMPO y consultó a su embajada en Bogotá: “Consideramos que el avión no violó el espacio aéreo, por lo cual no es posible usar este término (...). El avión entró en el espacio aéreo en un punto diferente al acordado con las autoridades de Colombia (...). Fue un error no intencional del piloto”, les dijo la agregada de prensa María Sereda.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.