Secciones
Síguenos en:
¿Quién está vendiendo datos sobre la seguridad y movimientos de Duque?
Atentado a Iván Duque

El atentado al Presidente, el 25 de junio pasado, dejó al descubierto fisuras en su seguridad.

Foto:

Archivo particular

UNIDAD INVESTIGATIVA

¿Quién está vendiendo datos sobre la seguridad y movimientos de Duque?

El atentado al Presidente, el 25 de junio pasado, dejó al descubierto fisuras en su seguridad.

Disidencias buscarían derribar aviones. El ‘Paisa’ envió a desmovilizado para atacar a Bogotá.

La información que cuatro agentes del FBI han recogido sobre los planes terroristas de las disidencias de las ex-Farc no solo le está subiendo el perfil delincuencial al capitán (r) del Ejército Andrés Fernando Medina Rodríguez, alias Capi.

(Le puede interesar: FBI tiene testimonio de que carro bomba en Brigada 30 se armó en Venezuela)

También está confirmando fisuras en la seguridad del presidente Iván Duque y destapando evidencia de que el ‘Capi’ no es la única ficha que terminó alineándose con el enemigo.

EL TIEMPO estableció en exclusiva que uno de los capturados por los atentados a la Brigada 30 de Cúcuta, el 15 de junio pasado, y al presidente Duque, diez días después, decidió colaborar directamente con la justicia de Estados Unidos.

A diferencia del ‘Capi’ –que inicialmente dijo que no iba a delatar a nadie–, el ahora potencial testigo del FBI ha entregado datos concretos e inquietantes sobre nuevos atentados.

(Lea: Explosivos hallazgos en indagación por atentados a Duque y Brigada 30)

Y oficiales de inteligencia de la Policía junto con la Fiscalía descubrieron parte de los planes terroristas de alias el Paisa, cabecilla de la llamada ‘Segunda Marquetalia’, que busca (entre otros objetivos) pasar factura por la baja de ‘Jesús Santrich’ en territorio venezolano.

Nexo con ‘Jhon Mechas’

El informante del FBI empezó por asegurar que se planean nuevos ataques en zona fronteriza con Venezuela. Pero aseguró que los planes terroristas del frente 33 de las antiguas Farc son más ambiciosos.

Javier Alonso Veloza García, alias de Jhon Mechas, será buscado en 196 países del mundo, que integran Interpol.

Foto:

Policía

Les dijo a los agentes federales que gracias a la información que el ‘Capi’ les estaba vendiendo a las disidencias, había entablado línea directa con Javier Alonso Veloza García, alias Jhon Mechas, y tenía acceso a su campamento en Venezuela.

“Se logró conectar estrechamente con los cabecillas y ya se saltaba a los mandos medios”, le dijo a EL TIEMPO una persona presente en las diligencias adelantadas por el FBI.

Al respecto, oficiales de inteligencia le dijeron a EL TIEMPO que después del bombazo a la Brigada 30, el ‘Capi’ se escondió varias semanas en Venezuela.

Pero el ahora informante entregó más detalles.

Dijo que el ‘Capi’ ya le había ofrecido a ‘Jhon Mechas’ conseguirle armas para derribar aviones.

“Además, les estaba vendiendo unos aparatos para detectar cuándo una aeronave era comercial, cuándo era militar y cuándo era transporte civil (...). También se ofreció a conseguir unos misiles antiaéreos”, dijo una fuente cercana al caso.

Y agregó que en el portafolio que se estaba poniendo a disposición de las disidencias había, incluso, antenas rastreadoras e interceptadores de comunicaciones militares.

(Sobre el tema: Los datos clave del asalto al campamento de Santrich en Venezuela

Primera página de la circular roja contra alias 'Jhon Mechas', comandante del frente 3 de las disidencias de las Farc.

Foto:

Policía

Sobornos a uniformados

Y si bien el tema de las armas levantó el interés del FBI, hay otro capítulo que –una vez se verifique– le interesa más a la contrainteligencia militar, en manos de un coronel que fue ratificado la semana pasada.

El informante dijo que las disidencias del frente 33 entregaron 600 millones de pesos para ‘comprar’ retenes militares en la zona y poder mover hasta la brigada el carro bomba, el cual fue cargado con explosivos al otro lado de la frontera.

(En contexto: Disidencias de las Farc duplican su número de hombres en solo 12 meses

Andrés Fernando Medina Rodríguez, alias el Capi, ya empezó a entregar datos clave.

Foto:

Archivo Particular

Y soltó otro dato inquietante que tendrá que probar si quiere beneficios a sus llegada a Estados Unidos. Dijo que en la zona tenían a oficiales y suboficiales pagos. El ‘Capi’ ya se refirió a un sargento viceprimero.

Ahora se intenta establecer si es cierto que lograron permear a alguien del propio esquema de seguridad del presidente Iván Duque.

(Le recomendamos leer: La vida secreta del ‘Capi’, cerebro de atentado a Duque y a Brigada 30)

De otra forma no se explican cómo los francotiradores lograron saber la hora exacta en la que se aproximaba el helicóptero 0007 de la FAC, en el que el mandatario se desplazaba del municipio de Sardinata al aeropuerto Camilo Daza, de Cúcuta.

Inicialmente, el viaje estaba previsto para las 5:30 de la tarde, pero lo movieron a las 3 y alguien tuvo que haber avisado del cambio en la agenda.

Aunque corrieron versiones de que personal del Camilo Daza estaba siendo indagado e incluso se les retuvieron celulares a tres de los que estaban de turno el día del ataque, fuentes autorizadas de la Aerovicil desestimaron la información.

En todo caso, se sabe que el ‘Capi’ le compraba información a personal de rangos bajo y alto. Y que tenía conexiones con la Guardia Nacional Bolivariana.

De hecho, se verifica si ya había realizado una entrega de armas a las disidencias, que movió por la frontera.

EL TIEMPO le consultó a la defensa del informante si su cliente tenía evidencia de la información que le estaba entregando al FBI y se limitó a responder: “Mi defendido habló; él sabe que se va para Estados Unidos y le ofrecieron beneficios”.

(Más de la Unidad Investigativa: El crudo reporte de la Defensoría sobre la visita a exmilitares en Haití)

La idea es que su información se incluya de inmediato en el indictment que se abrió en una corte federal de Miami, porque el atentado a la brigada también iba contra 12 militares estadounidenses que estaban allí.

‘Los Samuel’ y el ‘Paisa’

Por el lado de la ‘Segunda Marquetalia’, las disidencias de ‘Iván Márquez’ tienen los mismos objetivos que sus archienemigos del frente 33: seguir traficando cocaína y ejecutar acciones violentas en ciudades.

La Fiscalía y la Policía lograron determinar que ‘Márquez’ y Hernán Darío Velásquez, alias el Paisa, le asignaron a una pareja realizar actos terroristas.

Los señalados responsables fueron identificados como Sandra Lorena Páez y José Duberman Rojas.

(Además: Terrorismo, hampa y cocaína: Cúcuta está bajo amenaza

Hernán Darío Velásquez, alias 'Paisa'.

Foto:

Cortesía oficina del Comisionado

Rojas es un exintegrante del frente 24 de las antiguas Farc, desmovilizado en 2003, que se había trasladado al sur de Bogotá para delinquir dentro de una banda llamada ‘los Samuel’.

En 2013 fue capturado y sentenciado a 7 años y medio de prisión, y recobró la libertad en agosto de 2018.

Desde esa fecha está vinculado, según las autoridades, al tráfico de estupefacientes y a la ejecución de homicidios en Ciudad Bolívar y en el municipio vecino de Soacha. Allí habría sido contactado por integrantes de la llamada ‘Segunda Marquetalia’.

Al igual que en el atentado a la Brigada 30, las autoridades pidieron la colaboración del FBI para rastrear los explosivos incautados esta semana en Ciudad Bolívar: 67 kilos de pentolita (149 barras) y 700 metros de cordón detonante que ingresaron a Bogotá ocultos en rollos de tela. Y se desplegó un dispositivo ante los planes de atentados usando francotiradores.

(Además: El poderoso armamento de la foto de 'Santrich' y su banda

El presidente Iván Duque asegura que tiene confianza en su seguridad. Pero admite que se investiga una filtración.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

‘Confianza plena’

Duque agregó,  acerca de las fisuras en los sistemas de seguridad, que se autorizarán  las extradiciones de los responsables, “así sean militares activos o retirados”.

Por ahora, las fisuras de la inteligencia, que quedaron en evidencia tras el bombazo a la Brigada 30 y el atentado a Duque, desencadenaron ajustes en la seguridad del mandatario y de las guarniciones militares, en donde pernocta en sus frecuentes viajes a regiones.

Al respecto, el Presidente le dijo a EL TIEMPO que confía plenamente en su equipo de seguridad (los más cercanos son tres anillos de la Policía).

Y agregó, acerca de las fisuras en los sistemas de seguridad, que se autorizarán las extradiciones de los responsables, “así sean militares activos o retirados”.

Además, señaló que también confía y le brinda todo el apoyo a la actual cúpula de las Fuerzas Armadas, en donde descartó, al menos por ahora, movimientos.
Pero las alertas continúan activas.

(Consulte acá todos los artículos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.