Secciones
Síguenos en:
Los tres dardos contra Uribe en la aclaración de voto
Expresidente Uribe

La renuncia del expresidente Álvaro Uribe al Congreso fue aceptada, en la sesión plenaria del Senado de este martes, con 82 votos a favor y 12 en contra. 

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Los tres dardos contra Uribe en la aclaración de voto

Dice que el hoy exsenador tenía un patrón para obstruir a la justicia y que actuó con dolo directo.

Dos semanas después de que se conociera la medida de aseguramiento, con detención domiciliaria en contra del expresidente Álvaro Uribe –por posible soborno en actuación penal y fraude procesal–, se conoció oficialmente la aclaración del voto que hizo el magistrado Francisco Farfán.

En el documento –revelado por EL TIEMPO y notificado el miércoles a la defensa del ahora exsenador–, Farfán aclara de entrada que apoya la providencia de sus otros 4 compañeros de la Sala de Instrucción, pero plasma desacuerdos jurídicos en tres aspectos claves que están siendo analizados por los abogados de Uribe para determinar sus alcances.

(Le puede interesar: Esta es la aclaración de voto de medida de aseguramiento contra Uribe)

El primer punto que plantea Farfán está relacionado con la calificación de presunto determinar de los delitos imputados que se le da a Uribe, que –según su aclaración de voto– para la Sala se alternan entre dolo directo y dolo eventual.

Mientras para la defensa de Uribe son inferencias sin evidencia que violan sus derechos, el magistrado Farfán pareciera más contundente en la evaluación de los hechos y de la supuesta influencia que el exmandatario habría ejercido sobre el abogado Diego Cadena –también privado de la libertad– para obtener testimonios favorables a cambio de dádivas.

(Lo invitamos a leer: Niegan ‘habeas corpus’ que buscaba libertad inmediata de Álvaro Uribe)

“De la prueba lo que se deriva es que este probablemente actuó con plena intencionalidad, esto es con dolo directo”, dijo. Y agregó que esa claridad, incluso, es clave para el ejercicio de la defensa de Uribe.

magistrado Francisco Javier Farfán Molina

El magistrado Francisco Javier Farfán Molina es parte de la Sala de Instrucción de la Corte, que ordenó la detención domiciliaria de Uribe.

Foto:

Corte Suprema

Además, Farfán advirtió que el argumento de que Uribe podría obstruir la justicia si ejercía su derecho a la defensa en libertad pudo valorarse desde una óptica más explícita.

En efecto, el magistrado dice que el recaudo probatorio revela un accionar sistemático del expresidente por “obstruir a la justicia”, dentro de la investigación que se le sigue desde 2018 y que ahora podría pasar a la justicia ordinaria por cuenta de la renuncia de Uribe al Senado.

(Le puede interesar: Los ases de la defensa de Uribe ante lo que llama venganza de la Corte)

“Ello es perfectamente posible, acudiendo como argumento central a la sistematicidad de la conducta el patrón de comportamiento (...) acreditado sobre las acciones furtivas de Uribe encaminadas a desviar la acción de la justicia, y la naturaleza misma de los actos delictivos objeto de indagación”, enfatizó Farfán en su aclaración.

Aclaración de voto de Farfán

El magistrado Farfán ratificó en su aclaración de voto que respalda la medida adoptada por la Sala de Instrucción.

Foto:

EL TIEMPO

Y como tercer eje de su postura jurídica, el togado manifestó que sobre las interceptaciones se debieron hacer precisiones como que Cadena no fue ‘escuchado’ en su condición de abogado (que nunca acreditó), sino como posible autor o partícipe de una acción ilegal.

Además, que sobre las interceptaciones a Nilton Córdoba –que la Corte admitió se hicieron por error– se tenían que explicar los “criterios relativos de excepciones” que legalmente se pueden aplicar a una “prueba ilícita”, lo que desvirtuaría la petición de la defensa de excluirlas.

Álvaro Uribe Vélez

La defensa de Uribe se pronunciará este jueves.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

“El error involuntario condujo a detectar hallazgos imprevistos o inevitables”, precisó.

(Consulte aquí todos los artículos dela Unidad Investigativa de EL TIEMPO)

Apartes de la aclaración 

Sin embargo, Farfán es claro en que coparte en su integridad la decisión de sus cuatro compañeros en torno al caso Uribe: 

"Comparto y respaldo la conclusión de la Sala, la cual estimo válida y ajustada a la realidad fáctica, probatoria y normativa de la actuación penal, pues ciertamente resultaba imperativo resolver la situación jurídica con la medida de aseguramiento que fue impuesta al Senador Uribe Vélez, en cuanto se encuentran acreditados los requisitos sustanciales que la normatividad penal aplicable exige para tales efectos, es decir, los delitos por los cuales se procede tienen señalada una pena mínima superior a 4 años".

Y se refiere, ademas, al calificativo de presunto  determinador de los delitos que se le da al ahora ex senador.: "Los asuntos que en mi particular criterio debieron ser objeto de precisión, son los relativos a la modalidad de la conducta que debe atribuirse al aforado como determinador, ya que la providencia considera que en los diferentes núcleos fácticos que conforman la hipótesis investigativa, el ex presidente Uribe pudo proceder con dolo directo o dolo eventual, mientras que desde mi punto de vista debió atribuirse la conducta punible de soborno y fraude procesal únicamente a título de dolo directo, ya que como antes se explicó, no se observa claramente que los elementos estructurales del dolo eventual surjan de la realidad probatoria construida en el expediente", explica Farfán.

En la hipótesis investigativa, el ex presidente pudo proceder con dolo directo o eventual, desde mi punto de vista debió atribuirse la conducta punible únicamente a título de dolo directo

Farfán también aborda el tema de los audios y de su presunta ilicitud, de al menos una parte, por haber sido grabados de manera errónea (para la Corte) o ilegal (para la defensa).

Primero advierte:

"El punto central es entonces el relativo a las causas o circunstancias que deben ser consideradas como excepciones válidas a la exclusión de una prueba ilícita. Podría plantearse como premisa inicial, que en el presente caso las interceptaciones que afectaron la línea telefónica del Senador Uribe Vélez, en el curso de un radicado donde este no era investigado, sino Nilton Córdoba Manyoma, a raíz de una confusión advertida luego por la Corte, fueron obtenidas en principio con vulneración del derecho fundamental al secreto de las comunicaciones, como lo ha planteado la defensa en diversas ocasiones".

Y luego fija su posición:

"Bajo tal enfoque argumentativo, y tal como lo ha sostenido la Corte en diversas oportunidades, una interpretación razonable de los hechos y del marco fáctico concreto, permite inferir que la evidencia y elementos probatorios que derivaron de las interceptaciones logradas contra el abonado telefónico de Uribe Vélez por error, y considerando que el mismo pertenecía a Nilson Córdoba Manyoma, igualmente pudieron ser recabadas en el radicado 52240, donde aparecían como indiciados para entonces los Senadores Uribe Vélez y Prada Artunduaga".

La defensa de Uribe dijo que se pronunciara este jueves sobre el contenido de la aclaración de voto del magistrado Farfán.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
​@UinvestigativaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.