Secciones
Síguenos en:
Los 5 peligrosos capos que lograron que jueces les dieran domiciliaria
Elkin Triana

Elkin Triana había sido condenado a 46 años de prisión por homicidio y estuvo tras las rejas 10. Hoy paga una nueva condena en su domicilio.

Foto:

Policía Nacional

Los 5 peligrosos capos que lograron que jueces les dieran domiciliaria

Salieron de cárceles de máxima seguridad a condominios de lujo por ser 'padres cabeza de familia'.

Agentes de la DEA vienen indagando hace algunos días por qué al menos cinco peligrosos cabecillas de la mafia colombiana que ellos investigaron y que fueron capturados hoy gozan de prisión domiciliaria.

(Le invitamos a leer: Qué hay detrás del envío de alias 'Pichi' a la temible cárcel Tramacúa)

Elkin Fernando Triana Bustos, alias el Patrón, quien se inició en el hampa al servicio de Pablo Escobar y en ‘la Oficina’, está en el listado a pesar de tener en su prontuario asesinatos, extorsiones y narcotráfico.

Empresarios paisas le admitieron a EL TIEMPO que también están inquietos por la seguidilla de decisiones judiciales que, antes y en medio de la pandemia, les abrieron las rejas de cárceles de máxima seguridad como La Tramacúa, Palmira y La Picota– a delincuentes cuyas capturas se demoraron décadas, y sobre quienes pesan condenas de entre los 6 y 17 años de cárcel.

(Puede ser de su interés: En lujosa narcofinca, cae heredero de 'Fritanga' y de 'La Oficina')

Juan Carlos Castro, alias Pichi Belén, máximo cabecilla de ‘la Oficina’ y de la banda de San Bernardo y quien ha pagado ya 17 años de cárcel, es otro de los beneficiados con esta gabela. Ha tenido bajo su mando a 650 delincuentes.

EL TIEMPO investigó qué está pasando y estableció que, en efecto, además de Elkin Triana y de Juan Carlos Castro, en menos de 12 meses han logrado el beneficio de casa por cárcel: Carlos Mauricio Soto Isaza, alias Soto; Julián Andrey González Vásquez, alias Barny, y Édinson Rodolfo Rojas, alias Pichi Gordo.

(Además: La historia secreta de ‘Messi’, el capo de los $ 4 billones)

Uno de los primeros en salir de la cárcel fue Triana, cuya defensa logró que, en menos de 3 meses, el expediente contra su cliente –por concierto para delinquir– fuera remitido de Medellín a Bogotá y el capo se fuera a su casa.

Carlos Mauricio Soto Isaza, alias Soto

Carlos Mauricio Soto Isaza, alias Soto, era uno de los capos más buscados de Medellín en 2017. Fue condenado por concierto para delinquir agravado y ahora tiene domiciliaria. 

Foto:

Policía Nacional

Rebaja incluida

EL TIEMPO tuvo acceso legal a los archivos del Juzgado Quinto de Ejecución de Penas de Bogotá, y allí consta que el trámite de la domiciliaria se hizo entre el 9 de diciembre de 2019 y el 2 de marzo de 2020.

(En contexto: Las dos lujosas narco haciendas incautadas a poderoso capo)

Ese lunes, el Inpec recibió la orden de sacar a Triana de La Picota, por ser padre cabeza de familia. De hecho, dos meses después pidió y obtuvo cambio de casa, a pesar de que en su prontuario consta que, en los 90, se fugó en dos ocasiones de la vieja prisión San Quintín, en Bello, a donde fue a parar por la masacre de seis personas.

Por esos crímenes lo condenaron a 46 años, de los cuales pagó cerca de 10.

(Además: El historial oculto de la megacárcel de los $400.000 millones)

DEA

Agentes de la DEA destacados en Colombia, han expresado preocupación por los beneficios otorgados a los condenados.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Y este diario estableció que, el 7 de septiembre pasado, en plena pandemia, Triana recibió una redención de 107 días y medio de cárcel por trabajos y estudio.
Días antes de decretarse la emergencia por el covid-19, otro capo paisa obtuvo prisión domiciliaria: Julián Andrey González Vásquez, alias Barny, señalado jefe de sicarios de ‘la Oficina’, condenado a 17 años por concierto para delinquir, porte ilegal de armas y homicidio.

(En contexto: De descanso en Barú y con 3 cirugías, cae capo de ‘clan del Golfo’)

En siete días, Suangil García Velasco, su apoderado, recibió respuesta favorable por parte del Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Palmira, Valle. El argumento para que le dieran domiciliaria fue por “grave enfermedad”.

Reyerta en cárcel de Palmira

Alias 'Barny' salió de esta cárcel aduciendo grave enfermedad. 

Foto:

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

El trámite se radicó el 27 de febrero de 2020 y el 5 de marzo fue aprobada por el despacho judicial, que ordenó enviarlo a la casa 99 de un conjunto residencial con piscina, zonas verdes, bussiness center y portería con seguridad y cámaras.

(Le invitamos a leer: Las excentricidades del dueño de la narcocaleta de $8.744 millones)

Ese mismo día, el juez le ordenó a Medicina Legal determinar la evolución de la enfermedad y advirtió que, en caso de mejoría, se revocaría la domiciliaria.
Pero está sujeto a que el Inpec le pueda dar atención médica en prisión, en las condiciones que el señalado sicario lo requiere.

(Además: Caen US $ 27 millones de mafia colombiana que iban a Islas Vírgenes

‘Barny’ también empezó a ir a chequeos médicos, y su abogado, a pedir pista en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Pero ese tribunal le negó el ingreso el 9 de julio de 2020.

Julián Andrey González

Julián Andrey González Vásquez, alias Barny

Foto:

Policía Nacional

‘Barny’, en la casa 20

EL TIEMPO estableció que en octubre pasado hubo otra decisión: alias Barny saltó de la casa 99 a la 20, ubicada en otro condominio campestre con 2.048 m² comunes distribuidos en piscina, canchas deportivas, parques, zonas verdes y antejardines.

(Le invitamos a leer: Fútbol, esmeraldas y coca, lo que hunde a Horacio Triana en EE. UU.)

Y en diciembre, Medicina Legal envió la más reciente valoración sobre su estado de salud, pero aún no se conoce si el juez modificará o no la decisión de que el capo siga en el condominio campestre.

(Además: El capo ‘Servi’ pagó para que lo mencionaran en pegajoso vallenato)

El 2 de diciembre del año pasado, el turno fue para Carlos Mauricio Soto Isaza, alias Soto, condenado por desplazamiento forzado, concierto para delinquir agravado e irrespeto a cadáveres, quien empezó por pedir permisos de salida de 72 horas.

Aunque no lo logró, el Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Cali le concedió la casa por cárcel, bajo el argumento de que es padre cabeza de familia. 
El 13 de noviembre de 2020 se ordenó evaluar su solicitud. Y, 20 días después, tras una visita del ICBF al aparta estudio n.º 11 de un barrio de Cali, se le concedió el beneficio. Cinco días después, se trasladó a un apartamento en una zona estrato seis de esa ciudad.

(Puede ser de su interés: La ‘Paraca’, pista del crimen de excapo en Barranquilla)

EL TIEMPO estableció que, el 27 de enero de 2021, ‘Soto’ solicitó permiso para trabajar como taxista, pero se le negó por no adjuntar ni el pase ni la afiliación a una EPS.

Juan Carlos Castro

Juan Carlos Castro, alias Pichi Belén

Foto:

Policía Nacional

Los otros casos

El caso de Juan Carlos Castro, alias Pichi Belén –con dos condenas encima por homicidio y concierto para delinquir–, es similar al de ‘Soto’.
El 29 de septiembre del año pasado radicó la solicitud de domiciliaria ante el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas de Valledupar, para estar con su familia.

(En contexto: Asesinan a poderoso excapo en Barranquilla

Tras consignar una caución de 250.000 pesos, el 23 de diciembre de 2020, la jueza le concedió domiciliaria en un condominio club de Valledupar.

El sicario y capo está pidiendo permiso para trabajar, pero se le ha negado y, por el contrario, la jueza está pidiendo que el Inpec vigile que permanece las 24 horas en el domicilio, en actividades lícitas.

(Además: 'Palomo', exfutbolista venezolano, fue capturado en Medellín por narco)

El listado lo cierra Édinson Rojas, alias Pichi Gordo, cabecilla de la tenebrosa banda ‘la Terraza’, quien obtuvo libertad condicional por parte del Juzgado Segundo de Ejecución de Penas de La Dorada, Caldas. La decisión es del 21 de enero de 2020.

Édinson Rojas

Édinson Rojas, alias Pichi Gordo

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Al igual que los demás, ‘Pichi Gordo’ también ha obtenido redención de la pena por estudio y trabajo. Pero a él se le sumó “conducta ejemplar”. Buena parte de esas diligencias las hizo su abogado Edwin Puello Santana, asesinado en 2019.

(Consulte acá todos los artículos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO)

Otros sicarios ligados a las estructuras de estos convictos están siguiendo la misma ruta legal, y al menos cuatro más ya están en sus casas. Los agentes de la DEA siguen preguntando.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com@UinvestigativaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.