Secciones
Síguenos en:
Estos son los planes del Eln para el 20 de julio
AUTOPLAY
Eln tendría responsabilidad en vandalismo durante el paro nacionalEn un operativo en Chocó se incautó un computador desde el que se enviaron, correos, con órdenes para generar disturbios, bloquear vías y fortalecer grupos de resistencia.
Eln

Daniel Martinez. AFP - Archivo EL TIEMPO

Estos son los planes del Eln para el 20 de julio

Ordenaron generar presión en Bogotá e impactar Medellín y Cali. ‘JJ’ financia acciones vandálicas.

Hace cuatro días, cabecillas del Eln sostuvieron una reunión, en el Valle, para afinar el plan que están urdiendo de cara al 20 de julio. De nuevo, un sujeto identificado con el alias de J. J. fue una de las piezas centrales.

J. J. es el mismo que habría estado detrás de varios de los actos violentos contra la Fuerza Pública en zonas de Cali. Es el único responsable de aprobar acciones armadas en el marco de las protestas”, se lee en un informe analizado en reuniones que adelantan autoridades para blindar a Bogotá y otras capitales de actos vandálicos y de terrorismo urbano.

(Lo invitamos a leer: Así avanza la ‘primera línea’ hacia Bogotá

(También: Capitales se preparan para las protestas del 20 de julio)

Hay alerta por un atentado como el de la Brigada 30.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

El documento asegura que el Eln habilitó ‘casas de direccionamiento’, en Medellín, Cali, Bogotá y otras ciudades, “para apoyar monetaria y logísticamente” a grupos vandálicos con misiones específicas. Incluso, ofrecen apoyo legal en caso de capturas.

“Buscan reactivar los bloqueos en vías que conectan con la capital, especialmente en Madrid, Mosquera, Facatativá y Cartagenita. Además, dieron la orden de atentar contra sus sedes gubernamentales”, se explica.

De hecho, las autoridades están alertas ante un posible atentado contra una sede de la Policía o de las Fuerzas Armadas en la zona de frontera con Venezuela.

(Le puede interesar: ¿Qué hay detrás de la citación al alcalde de Cali por bloqueos y caos?

Medellín es una de las ciudades que el Eln busca impactar el próximo 20 de julio.

Foto:

AFP

Puntos clave

Además de desconocer al Comité de Paro, la instrucción es impulsar asambleas regionales para infiltrarlas.

Y se estableció que Medellín puede ser una de las capitales con mayor acción de las milicias y células vinculadas con el Eln.

El metro, locales de grandes superficies y hasta la sede de una federación han recibido alertas.

Se sabe que el grupo guerrillero ajustó sus planes luego de una asamblea realizada en junio.

(En contexto: ¿Qué hay detrás de las tenebrosas jornadas violentas en Facatativá?

“Ante la baja convocatoria y la falta de consensos, se ordenó el reclutamiento de jóvenes de más alto perfil: profesionales o estudiantes de último semestre, para nutrir sus filas en los diferentes frentes”, explican los agentes de inteligencia. 

Además de desconocer al Comité de Paro, la instrucción es impulsar asambleas regionales para infiltrarlas.

(Sobre el tema: Fiscalía cita al Alcalde de Cali por bloqueos que desataron caos)

Alias J. J., cabecilla del Eln, coordinó los ataques a la Fuerza Pública en Cali, durante las jornadas de abril y mayo.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

Y el otro filón en el que trabajan es el internacional. Voceros de Comité de Paro ya convocaron a movilizaciones pacíficas. Y optaron por la vía legislativa para alcanzar varias de las exigencias del pliego que inicialmente le presentaron al Ejecutivo.

“Ya ordenaron que el Frente de Trabajo Internacional (FTI) busque apoyos en Argentina, Bolivia, Brasil y Bélgica para atacar al Gobierno de Colombia y denunciarlo por violaciones de derechos humanos”, señalan los investigadores.

Y agregan que avanzan en plantones en ciudades principales de esos países.

El plan es combinar los atentados elenos y ayudar a prolongar (con fondos y milicianos) el caos y los actos vandálicos, “disfrazados de protesta social”.
Además, desacreditar al alto Gobierno a nivel internacional, para presionar denuncias y renuncias.

(En contexto: CAI eran blanco desde marzo pasado, pero pandemia frenó plan

Y se dio la orden de acudir a no militantes de la guerrilla (pandillas o bandas) a quienes se les estimula con pagos diarios para infiltrar las movilizaciones.

En ese esquema, los grupos de protesta y asambleas aisladas que están impulsando e infiltrando serían los principales articuladores, así como las células urbanas de milicianos. Para mover fondos y gente, se adelantaron dos reuniones, el 16 y el 17 de julio, en Cali.

Y se dio la orden de acudir a no militantes de la guerrilla (pandillas o bandas) a quienes se les estimula con pagos diarios para infiltrar las movilizaciones.

(Consulte acá todos los artículos de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO)

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigarivaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.