Secciones
Síguenos en:
Dudas sobre la poderosa agencia de compras de las Fuerzas Militares
Cessna Fac

Un Jet como este, cuya compra se frustró, hace parte de los informes sobre la Agencia de Compras de la FAC.

Foto:

Archivo Particular

Dudas sobre la poderosa agencia de compras de las Fuerzas Militares

En 4 años contrató US$ 581 millones desde EE. UU., con intermediarios y fuera de norma colombiana.

Un millonario pago anticipado para la frustrada compra de un avión tipo Turbo Jet Cessna CJ3/Cj4, que inicialmente se había recibido a satisfacción; demandas en cortes de Estados Unidos a proveedores de equipos, que entregaron material defectuoso, y la adquisición de un barco para la Armada, por 14 millones de dólares, que aún no ha servido para nada, tienen un elemento en común.

Todas estas adquisiciones fueron hechas por la Agencia de Compras de la Fuerza Aérea Colombiana (Acofa), con sede en Fort Lauderdale, Florida, una exótica oficina adscrita al Ministerio de Defensa que realiza compras claves para el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, por fuera de las normas de contratación colombianas.

(Lo invitamos a leer: El país pagó 13,9 millones de dólares por buque que no ha servido

Tan solo en los últimos 4 años ha sellado 1.988 contratos por más de 580 millones de dólares, sin pasar por la ley 80 o de contratación y enmarcándose en las leyes de Florida.

(Le puede interesar: Se inicia cacería de obras inconclusas por $ 25 billones

Y si bien el funcionamiento de esta agencia, prácticamente desconocida, está amparado en el decreto 0952 de 1953, sus adquisiciones, gasto de personal y proveedores empezaron a generar varios interrogantes entre expertos de la delegada para el sector Defensa y Seguridad de la Contraloría General de la República.

ARC Caribe

El ARC Caribe permanece anclado en el muelle naval de Cartagena desde hace dos años. La Contraloría les pasó el caso a la Fiscalía y a la Procuraduría.

Foto:

Contraloría General

De hecho, aunque la agencia fue creada hace 67 años (1953), por primera vez y por orden del hoy contralor Felipe Córdoba, se hizo un estudio sectorial a contratos y hasta a gastos del personal de la sede de Florida, que, entre otras cosas, recibe comisiones de servicios y gastos de instalación.

El interés sobre Acofa y sus contratos lo desencadenó el hallazgo de algunas irregularidades en compras y adquisiciones, incumplimientos contractuales por más de 10.000 millones de pesos, multas a proveedores que nunca fueron cobradas y hasta gabelas a supuestos proveedores exclusivos de bienes y servicios.

(Además: Grabación y chat tumban al Contralor de Barranquilla

Si bien se trata de anomalías en tan solo un puñado de los contratos revisados, en algunos casos han tenido alcance fiscal, disciplinario y hasta penal, como en el caso del barco de 14 millones de dólares que ya está en manos de la Fiscalía y que salpica a oficiales activos.

Muchas de las adquisiciones que adelanta la agencia se realizan a través de brókeres, cuyo rol principal es el de actuar como intermediarios a cambio de una comisión

Jugosas comisiones

EL TIEMPO, que denunció hace 20 días el caso del barco, tuvo acceso al estudio sectorial hecho a Acofa y en este la Contraloría delegada, en cabeza de Sebastián Montoya, plantea dudas de fondo sobre la poderosa agencia de compras.

La primera de ellas señala que muchas de las adquisiciones que adelanta la agencia se realizan a través de brókeres, cuyo rol principal es el de actuar como intermediarios a cambio de una comisión.

(Podría ser de su interés: Operación Bastón: el destape de la corrupción en el Ejército

En el registro de sus proveedores aparecen inscritos cincuenta brókeres. Además, de los 1.589 contratos que se suscribieron para la FAC, el 43 por ciento fueron con empresas tipo brókeres y tal solo 27 por ciento, con casas fabricantes o sus proveedores.

Video Contraloría sobre Acofa
Sebastián Montoya

Delegado Sebastián Montoya.

“Los principales contratos no se hacen con fabricantes ni distribuidores exclusivos, sino con intermediarios. Creemos que probablemente esos brókeres podrían venir a Colombia con el fin de que se hagan bajo el marco de la ley 80 y no regidos por la ley de Florida donde el Estado colombiano es uno más”, explicó el delegado.

(Otro tema relacionado: ¿Qué pasó con expedientes clave de la operación Bastón?

Además, Montoya dice que la Contraloría General está tratando de entender si la agencia se está utilizando para lo que fue creada: adquirir ciertos bienes que en Colombia no se consiguen o que se requieren con urgencia.

La razón: si bien la mayoría de contratos están relacionadas con el tema de aviación; se encontraron compras de lubricantes, llantas y hasta cursos de capacitación para el personal.

“Nos preguntamos si efectivamente esta agencia es la mejor vía para adquirir estos bienes y servicios”, le dijo a EL TIEMPO el delegado Montoya.

También resulta llamativo el alto número de requerimientos en aeronaves como el King B-300, del que existen tan solo 9 unidades en operación; el Boeing C-40, en el que existen dos unidades; el Boeing 727, del que solo hay una unidad, y el C-130 Hércules, del que existen 4 unidades; en contraste con equipos como los helicópteros Black Hawk, del que hay 24 unidades, o el T-90 Calima, con 23 unidades, que presentaron menos requerimientos.

Y como para Acofa no aplica la ley 80, la mayoría de los contratos son directos y abreviados: “Lo que en Colombia es una excepción, allá es la regla”.

Las dudas de la delegada

Los costos de funcionamiento son otro punto relevante. La agencia le cuesta al país anualmente cerca de 6.000 millones de pesos y el mayor costo está en el personal de Acofa que permanece en Fort Lauderdale. Según la Contraloría, es el 42 por ciento del presupuesto de la entidad.

¿Cómo selecciona el personal que va a Florida? ¿Se están investigando internamente las irregularidades y las compras que no se ajustan a la misión de la agencia? ¿Se está pensando en la necesidad de la misma o en un ajuste?

EL TIEMPO le transmitió estos interrogantes al comandante de la FAC, general Ramsés Rueda, quien hizo saber que la Contraloría General ya culminó la investigación realizada a Acofa y el concepto de la investigación fue favorable. Pero el delegado de Defensa y Seguridad, Sebastián Montoya, insiste en plantear las dudas.

(Consulte acá todos los artículos de la Unidad Investogativa de EL TIEMPO

Y agrega que, además, se encontró una disminución en el número de contratos en los últimos años, lo que significa que Acofa cada vez se emplea menos pero sigue costando lo mismo para el erario.

“Esperamos que el estudio sectorial le ayude a la FAC a reevaluar y replantear ciertos aspectos de la Agencia para cumplir con el fin para el cual fue creada”, puntualizó Montoya.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @UinvestigativaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.