¿Se puede -realmente- confiar en Facebook?

¿Se puede -realmente- confiar en Facebook?

La respuesta corta es: No. La larga: No, pero también es culpa suya.

Demandan a WhatsApp y Facebook en España

Un ciberataque a Facebook deja expuestas casi 50 millones de cuentas

Foto:

AFP

Por: Wilson Vega
28 de septiembre 2018 , 05:23 p.m.

Un nuevo episodio tiene a Facebook en el ojo del huracán. Después de meses bajo las críticas de medios, reguladores y usuarios por episodios como el de los avisos rusos, el de los brotes de violencia en Myanmar y el muy sonado caso de Cambridge Analytica (por no hablar de la salida de los fundadores de WhatsApp y de Instagram, así como de la demora en bloquear a radicales de derecha y hasta negacionistas del Holocausto), la red social más famosa del mundo tuvo que salir, una vez más, a dar explicaciones.En este caso, por cuenta de un ciberataque que expuso los perfiles de unos 50 millones de personas.

Incluso el valor de la acción, que hasta julio parecía inmune a este tipo de escándalos, acusó el golpe con rapidez. En ese mes cayó un impresionante 25 por ciento. Cuando todo indicaba una recuperación, el anuncio de este jueves la bajó, en cosa de minutos, un 5,5 por ciento, lo que representa más de 45.000 millones de dólares.

Quienes defienden la acción dicen que esta sigue aún más de un 200 % arriba de lo que valía en septiembre de 2013, pero ni siquiera ellos niegan que el teflón se ha rayado.

Pero los problemas de la red social van más allá de los números. Cada nuevo golpe acentúa el temor de millones de usuarios acerca de cuánto pueden confiar en realidad en los controles implementados por Mark Zuckerberg y su equipo.

La respuesta más sincera es: no mucho. El propio Zuckerberg ha reconocido –de hecho, lo dice con frecuencia- que mantener la seguridad de su plataforma es como “una carrera armamentista”.

“Continuamente estamos mejorando nuestras defensas, y a veces eso hace que se pierda de vista que enfrentamos constantes ataques de personas que tratan de adueñarse de perfiles, o robar información de las personas en nuestra comunidad”, indicó este jueves en una conferencia telefónica con medios de todo el mundo.

La cosa es que, para Facebook, incluso las soluciones planteadas causan más problemas.

Zuckerberg dijo a comienzos del año que su compañía aumentaría el número de personas que vigilan el contenido para evitar las noticias falsas, el bullying o las imágenes dañinas. Incluso temas como el racismo o la pornografía infantil pasan por estos revisores. El plan, afirmó, es llevar esa cifra de 10.000 a 20.000. La meta no ha sido alcanzada y ya la firma enfrenta la demanda de uno de ellos que la acusa de no brindarle protección adecuada contra el contenido que tenía que ver a diario.

En el fondo de cada problema está un hecho que Facebook preferiría no estuviera tan presente: el de la cantidad, a menudo colosal, de información que voluntariamente le damos a la red para poder usarla.

¿Quiere recomendaciones de acuerdo a sus preferencias, noticias relevantes, ofertas de productos o trabajos? Solo funciona si usted entrega sus datos. ¿Le preocupa la seguridad y usa su teléfono para autenticar su identidad? Eso está bien pero sepa que Facebook usa ese número para -adivinó- enviarle publicidad. Hasta el muy publicitado servicio de citas, Facebook Dating, requiere que usted cree un perfil en el que destaque sus gustos y preferencias.

A ese volumen e datos se suma el hecho de que muchos usuarios no usa los controles de Facebook para decidir quién ve lo que publican. Puede que la desconfianza en la red esté justificada, pero la responsabilidad sobre los datos comienza con quien elige subirlos a Internet, y elige no protegerlos adecuadamente.

En contexto, el caso del ataque de esta semana pudo haber sido peor. De hecho, todavía puede ser mucho peor. No sabemos si la cifra de 50 millones es definitiva, o si crecerá a medida que avancen las pesquisas, en las que está involucrado el FBI.

Tampoco sabemos si los atacantes accedieron a información privada, o si hicieron uso de ella. Cada vez que ha tenido que salir a dar explicaciones, Zuckerberg ha repetido: “Tenemos que hacer más”. Este viernes no fue la excepción.

WILSON VEGA, EDITOR DE TECNOLOGÍA DE EL TIEMPO
EN TWITTER: @WilsonVega

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.