San Francisco prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos

San Francisco prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos

La ciudad exige que la FDA dé luz verde a los comerciantes antes de vender estos dispositivos.

Cigarrillo electrónico

Según las últimas estadísticas oficiales, el número de jóvenes estadounidenses que usan cigarrillos electrónicos aumentó en un millón y medio en 2018

Foto:

CEET

Por: Redacción Tecnósfera*
26 de junio 2019 , 11:11 a.m.

San Francisco se convirtió esta semana en la primera ciudad de Estados Unidos que prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos dentro de su circunscripción. Según legisladores de la ciudad, esta es una forma de actuar ante el "impresionante aumento" del vaporeo entre los jóvenes con "consecuencias significativas en la salud pública".

En una votación unánime, los once regidores del Ayuntamiento aprobaron la ordenanza, que aún debe ser firmada por la alcaldesa de la ciudad. El texto adoptado por los legisladores locales de San Francisco establece que para ser vendido en la ciudad, en una tienda o en Internet, un cigarrillo electrónico debe haber recibido la luz verde de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), que no ha aprobado ninguno hasta el momento.

La decisión impulsó un debate en torno a la "contradicción" que se vive en la ciudad, reconocida en el país como de las más progresistas, al prohibir la venta de cigarrillos electrónicos mientras que el tabaco tradicional sigue vendiéndose sin problema, así como la marihuana, que es legal en toda California desde el año pasado.

Los defensores de la medida respondieron que los cigarrillos electrónicos resultan "particularmente atractivos" para los adolescentes. "Por cada adulto que utiliza cigarrillos electrónicos para dejar de fumar o reducir sus dosis de nicotina, docenas de niños empiezan a usarlos", dijo durante la sesión en el Ayuntamiento la concejala Vallie Brown.

Específicamente, la ordenanza municipal indica que "nadie puede vender o distribuir un cigarrillo electrónico a otra persona en San Francisco", salvo que ese producto haya sido aprobado por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos del Gobierno de EE.UU., algo que no se ha producido en ningún caso.

Así las cosas, la decisión no prohíbe el consumo de estos cigarrillos (siempre y cuando la persona tenga más de 21 años), sino únicamente su venta, lo que también le ha valido críticas al considerar algunas voces desde el sector que lo que ocurrirá es que los consumidores irán a comprar a poblaciones aledañas como Oakland o Berkeley.

Por cada adulto que utiliza cigarrillos electrónicos para dejar de fumar o reducir sus dosis de nicotina, docenas de niños empiezan a usarlos

Además, el mayor fabricante de cigarrillos electrónicos del país, Juul Labs, tiene su sede en San Francisco. "La prohibición de los productos de vapor a todos los adultos en San Francisco no solo no pone remedio a su uso por parte de menores, sino que además deja el tabaco como única opción a los fumadores adultos", indicó la compañía en un comunicado.

Las autoridades sanitarias critican especialmente al líder del sector para el mercado estadounidense, Juul, acusado de laxitud con los jóvenes. La empresa emergente recibió grandes inversiones de Altria, la tabacalera fabricante de Marlboro, a fines de 2018.

Según las últimas estadísticas oficiales, el número de jóvenes estadounidenses que usan cigarrillos electrónicos aumentó en un millón y medio en 2018, lo que socava años de lucha contra el consumo de tabaco en las escuelas secundarias y colegios.

Los cigarrillos electrónicos contienen nicotina y otros productos, pero no las sustancias que se encuentran en los cigarrillos tradicionales que se sabe que son cancerígenas. Su efecto a largo plazo en la salud aún se está estudiando. Los fabricantes argumentan en cambio que para los adultos que ya son fumadores y que ya son adictos a la nicotina, el vaporeo ofrece un beneficio neto para la salud.

La medida adoptada por San Francisco para contrarrestar el cigarrillo
electrónico expresa su preocupación por la exposición a la nicotina durante la adolescencia que "puede dañar un cerebro en desarrollo" y "también aumentar el riesgo de dependencia futura de los demás fármacos".

REDACCIÓN TECNÓSFERA
*Con información de EFE y AFP
@TecnosferaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.