La tecnología detrás de los almuerzos de 'Muy'

La tecnología detrás de los almuerzos de 'Muy'

La cadena de restaurantes busca tener más de 30 sedes para finales de año.

Muy

José Guillermo Calderón, creador de Muy, es también miembro de la Junta Directiva de Merqueo, otro emprendimiento colombiano

Foto:

Cortesía Muy

Por: Linda Patiño - Redacción Tecnósfera
08 de mayo 2019 , 07:47 a.m.

Almorzar en Bogotá puede resultar caótico para miles de empleados de oficina en ciertas zonas de la ciudad. Mientras una persona camina, hace fila, pide la comida y esta llega a su mesa, se van al menos 30 minutos. Por eso, la promesa de atención en menos de ocho minutos y un almuerzo balanceado por menos de 10.000 pesos (que está listo en tres minutos) suena muy atractiva. 

Es la propuesta de Muy, que concreta su modelo de negocio con tecnología: Este no es un restaurante en el que usted se siente y un mesero apunte su pedido. Es una pantalla táctil, que parece un celular gigante, la que permite elegir el menú, entre seis platos diseñados o hacer adiciones. Después de ingresar el pedido, la orden se hace y se paga ante un cajero. La promesa es que incluso en horas pico usted recibirá su comida menos de cinco minutos después de ordenarlo.

Muy se lanzó en Bogotá en octubre de 2018. En menos de seis meses ya tienen cinco sedes en la ciudad y generan, según José Guillermo Calderón, su CEO, más de un centenar de empleos. Al mes, calculan, producen 70.000 almuerzos.

La idea surgió de una necesidad del mercado que identificaron años atrás con su equipo de trabajo cuando, en compañía del emprendedor Miguel McAllister, crearon Domicilios.com. Calderón fue CEO de Domicilios y ahora también es miembro de la junta directiva de Merqueo.

“El sector de almuerzos es un mercado muy importante. Más de la mitad de todos los servicios de food service en Colombia, incluyendo cafeterías y restaurantes, se enfoca en la hora del almuerzo. Quisimos enfocar nuestros recursos y tecnología para solucionar ese problema”, explica Calderón.

José Guillermo Calderón - Muy

José Guillermo Calderón, CEO y fundador de Muy

Foto:

Tecnosfera

Es un concepto que combina la experiencia online con la vivencia offline. Desde la idea, vimos la necesidad de tener puntos físicos porque cuando solo se es digital se deja mucho por fuera.


Muy apunta a clientes con afán, pero no deja de lado el deseo de muchos de encontrar un lugar para sentarse a comer con tranquilidad.

“Es un concepto que combina la experiencia online con la vivencia offline. Desde la idea, vimos la necesidad de tener puntos físicos porque cuando solo se es digital se deja mucho por fuera. La gente quiere salir, compartir, sentarse con los amigos y poder tener una experiencia fuera del trabajo”.

Las cocinas están llenas de humanos corriendo como locos con información limitada.


Además de las pantallas digitales, los esfuerzos de automatización de Muy incluyen el desarrollo de una aplicación interna que permite monitorear la temperatura de las neveras en las que se almacena la comida, pues “nos dimos cuenta de que al dejar abierta la nevera duraba menos la comida”.

En tiempo real pueden saber la producción de sus restaurantes. Con tecnología llevan seguimiento del inventario, calculan cuántos insumos se gastaron, cómo va la rotación de los platos de temporada o cuántas ventas registraron. Calderón dice que una sede puede producir unos 300 almuerzos solo en hora pico.

Por otra parte, el sistema de registro es capaz de reconocer un usuario que los visite por segunda vez y, con algún uso, empezar a ofrecer opciones de menú basadas en los gustos detectados por órdenes anteriores. Eso lo llaman ‘algoritmo de proyección de demanda’.

“Si trabajamos con proyección, sabemos qué tiene más demanda y podemos prepararnos para tener las cosas disponibles”, explica el emprendedor y agrega: “Las cocinas están llenas de humanos corriendo como locos con información limitada. Hacer fríjoles puede tomar dos horas y, si se acaban, ya a las 3 ó 4 de la tarde no están los clientes. Los sistemas nos ayudan a prevenir eso al ver la dinámica de la demanda desde los datos, no las suposiciones”.

Experiencia de usuario

Durante su lanzamiento, los primeros dos días, la cadena ofreció más de 1.000 almuerzos gratis. Para los días siguientes ofrecieron combos dos por uno. Dicen que la primera experiencia en el centro es fundamental para que los clientes vuelvan. Normalmente cuenta de una persona que está dispuesta a ayudar a quienes presentan inconvenientes con las pantallas a la hora de hacer sus órdenes.

A mediodía, la sede de la 35 con 13, que abrió hace un par de semanas, tiene una fila de al menos unas 20 personas. En menos de 10 minutos, todos ellos han pasado a la estación siguiente. El ritmo es frenético.

Hago el registro, pido mi plato y me asignan un número para pagar. No acabo de salir de la caja cuando escucho mi nombre. En 30 segundos, mi plato estaba listo, aunque una persona de la cocina me informó que se acabaron las albóndigas. Me da otra opción y el plato sale con pollo.

Muy restaurante

Entre 3 y 5 minutos toma preparar un almuerzo como este

Foto:

Tecnosfera

Con todo, eso es algo que quieren mejorar: evitar que las personas ordenen algo que ya no esté disponible. Para eso están trabajando en una prueba de un sistema que les permita en tiempo real identificar cuándo se acaba un ingrediente y retirar de las pantallas todos los platos que lo incluyan hasta que la cocina vuelva a abastecerse. Pueden ser quince minutos, pero evita una mala experiencia.

El punto de mi visita está estrenando un desarrollo propio. Se trata de un sistema para dispensar jugos con el que quieren reemplazar el típico molinillo que da vueltas y bate las bebidas.

Dentro de la cocina hay cuatro filas de ensamblaje para los almuerzos. La comida reposa en bandejas que mantienen el calor con agua y está lista para servirse de forma repetitiva. En la parte trasera del dispensador de jugos se encuentra un sistema de barriles con válvulas bien ensambladas. Este desarrollo, de los primeros que realizó su equipo de ingeniería robótica, se parece a los dispensadores de cerveza que se detienen con un toque suave para evitar el desperdicio de líquido.

Hacer más desarrollos en robótica no es su único plan. En este trimestre están impulsando una alianza con Redeban para incluir datáfonos en las pantallas de atención a los clientes. Para este año, esperan lanzar su aplicación móvil y lograr al menos un 25 por ciento de las ventas en ese canal.

Este 2019 esperan llegar a Ciudad de México, con un menú adaptado a los gustos locales. La proyección es contar con 30 puntos para fines de año y llegar como una solución saludable y práctica para ciudades de mucha congestión y movimiento

LINDA PATIÑO
En Twitter @LinndaPC y en Instagram @Lindapatcar
REDACCIÓN TECNÓSFERA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.