Patinetas eléctricas: ¿quién responde por su seguridad?

Patinetas eléctricas: ¿quién responde por su seguridad?

Debate frente al potencial peligro de estos aparatos involucra a usuarios, plataformas y al Estado.

Patinetas eléctricas

Pese a los riesgos que pueden conllevar, no hay una previsión legal que regule el uso de patinetas eléctricas en Colombia porque el vehículo no está tipificado.

Foto:

iStock

Por: Laura Fernanda Tamayo*
15 de julio 2019 , 11:44 a.m.

El primero de mayo, como se había acostumbrado a hacer en las últimas semanas, Santiago Salazar iba camino a su oficina en una patineta eléctrica de alquiler. Un hueco en el pavimento, no muy grande pero de alguna profundidad, bastó para atascar la rueda delantera justo después de arrancar tras una parada en un semáforo.

Ese simple hecho bastó para catapultarlo dos metros hacia al frente, según recuerda el joven, que salió del accidente con una fractura de radio que lo envió a cirugía. Casi dos meses después, 8 tornillos, una platina y una cicatriz en su muñeca reconstruida y su brazo dan fe de lo ocurrido.

Santiago recuerda que Grin, la empresa detrás de la patineta de su accidente, se comunicó con él para ofrecerle un seguro que tiene habilitado para sus usuarios. Sin embargo, él decidió no acceder porque, dice, ya había hecho todos los trámites de la cirugía con su seguro médico.Lime, Cosmic Go y Movo alquilan este tipo de vehículos eléctricos en Bogotá. Grin ya opera, además, en Medellín y Cali.

Un fenómeno global

El auge de las patinetas eléctricas en muchas ciudades del mundo ha puesto la seguridad de los usuarios en el centro del debate. En Estados Unidos, por ejemplo, desde que se introdujeron las ‘scooters’ de alquiler en 2017, ocho personas han muerto y al menos 1.500 han resultado heridas en accidentes que las involucran, según un informe de Consumer Reports.

En Los Ángeles, un usuario demandó a Bird, una empresa de alquiler de patinetas, y también al Departamento de Transporte de la ciudad, alegando que su accidente tuvo que ver con el mal estado de la calle. En Nashville, los padres de Brady Gaulke, un joven que murió atropellado por un carro mientras iba en una patineta eléctrica, piden al Alcalde, en Change.org, prohibir el uso de estos aparatos.

En Francia, el mes pasado, fue atropellada la pianista Isabelle Albertin, de la Opera de París. Ella no iba en una patineta sino que fue embestida por una, lo que le provocó una doble fractura del brazo que amenaza sus posibilidades de volver a tocar su instrumento.

En todos esos lugares, la tecnología va más rápido que la regulación y Colombia no es la excepción. Solo días después de comenzar a operar en Bogotá, Grin vio como la Alcaldía local de Chapinero decomisó 40 patinetas por temas de documentación y espacio público. El asunto se resolvió, pero persisten vacíos legales, en especial en temas de seguridad.

La Secretaría de Movilidad de Bogotá expidió una circular, pero sus consideraciones no constituyen obligación ni para usuarios ni para empresas. En su cuenta de Twitter, la entidad se refiere a ellas como “ las recomendaciones” para el correcto uso de esta tecnología.

Las plataformas, a su vez, han recibido críticas por vender el uso de las patinetas eléctricas como un juego, pero expertos apuntan a que no se puede ignorar el papel que pueden jugar para reducir la congestión vial y la contaminación. En Colombia, no hay cifras oficiales de accidentes porque, argumenta la Policía de Tránsito, este tipo de transporte ni siquiera está tipificado y por lo tanto no se incluyen en el IPAT (Informe Policial de Accidentes de Tránsito).

Por su parte Grin, que a la fecha tiene una flota de cerca de 1.500 patinetas repartidas en varias ciudades del país, y 800.000 viajes completados desde que comenzó a funcionar, afirma que solo han recibido reportes de 5 accidentes de sus usuarios, “ninguno de gravedad”.

Al respecto, Santiago Hernández, Country Manager de Grin Colombia, afirma que la seguridad es una prioridad para la empresa. Por esa razón configuraron las patinetas para que alcancen una velocidad máxima de 20 km/h (como lo sugiere la circular de la Secretaría de Movilidad de Bogotá) y tener campañas en las que se han regalado más de 3.000 cascos (que no son obligatorios).

La plataforma cuenta, además, con un seguro en caso de que un usuario se accidente o atropelle a terceros. Sin embargo, pese a estas consideraciones, EL TIEMPO pudo comprobar que en la práctica es posible alcanzar 25 km/h en las patinetas.
Respecto al mantenimiento, Grin asegura que todos los días se revisan frenos, aceleradores, motor, mangos y displays. A todo esto se suma la limpieza diaria de los vehículos antes de ponerlos de nuevo en funcionamiento.

¿Responsabilidad de...?

Pero pese a todas las peripecias que Santiago Salazar pasó por su accidente, el joven afirma que espera recuperarse del todo para volver a usar las patinetas.
“A mí me parece una maravilla ese medio de transporte porque yo pasé de gastarme 45 minutos de mi casa al trabajo en Uber a 13 minutos en una patineta. Sin embargo hay un tema de seguridad que la gente no tiene en cuenta. Uno ve gente sin casco, que va a toda, o que lleva a otra persona”, afirma.

Para Darío Hidalgo, director de la Fundación Despacio y experto en movilidad sostenible, el vacío que existe en la legislación es normal por el rápido crecimiento de estas plataformas, el cual, indica, se debe a que resultan muy atractivas por su facilidad de uso. Respecto a la seguridad, añade que este es un tema que involucra a todos los actores viales.

“No se puede poner toda la responsabilidad en el usuario, se deben establecer reglas que permitan su uso ordenado y no que causen miedo. También es importante que tengamos infraestructura segura para circular”, dice.

Avanza la regulación en Bogotá

La Alcaldía de Bogotá y la Secretaría de Movilidad hicieron una actualización al protocolo institucional que regula el uso de patinetas eléctricas en la ciudad, en un documento publicado que plantea la cancelación del permiso de operación a las empresas por: realizar otro tipo de actividad de aprovechamiento económico, por usar scooters sobre las cuales no se comparte información con las entidades de control, que no respeten el límite de velocidad o carezcan de luces y frenos.

El texto también contempla el pago de una “retribución” por el aprovechamiento del espacio público y exige tener vigentes las pólizas de responsabilidad civil contractual y extracontractual. En todos los casos, se contemplan las restricciones a circulación previstas en el Código de Tránsito (no en vías arterias), el Plan de Ordenamiento Territorial (no en antejardines) y el Plan Maestro de Movilidad vigente (no vías con transporte público).

Siga siempre estos consejos
  1. Vaya a una velocidad máxima de 20 km/h.
  2. No circule por los andenes ni se meta en medio del tráfico vehicular.
  3. En lo posible, use casco (abrochado y ajustado) y elementos reflectivos.
  4. Procure montar en ciclorrutas. Si no hay una cerca, evite las avenidas y busque vías alternas. Las calles no tan congestionadas serán su aliado ideal.
  5. Nunca monte una patineta bajo el efecto del alcohol o las drogas.

LAURA FERNANDA TAMAYO
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO@Lftamayo_

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.