Mayoría de países europeos respaldan a la polémica directiva copyright

Mayoría de países europeos respaldan a la polémica directiva copyright

Nueva reglamentación, aún en trámite, obliga a empresas digitales a ser estrictos con el contenido

Parlamento Europeo

El legislador Axel Voss, impulsor de la directiva, celebrando  la votación a favor de las modificaciones a las normas de derechos de autor en Europa en septiembre de 2018

Foto:

Vincent Kessler / REUTERS

Por: Tecnósfera*
21 de febrero 2019 , 10:29 p.m.

Los países de la Unión Europea aprobaron este miércoles una revisión de las nuevas reglas de derechos de autor del bloque que obligarían a Google, Facebook y otros servicios tecnológicos a tomar medidas preventivas para evitar que usuarios suban contenidos violatorios de los derechos de autor sin tener una licencia. Entre otras disposiciones, las tecnológicas tendrían que pagar a los creadores de contenido y editoriales por el uso de fragmentos de noticias y contenidos protegidos.

Mientras que la mayoría de los diplomáticos de la UE aceptaron la renovación, los representantes de Finlandia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Polonia se negaron a respaldar el acuerdo.

La semana pasada, la propuesta con la nueva directiva Copyright, que avanza desde 2016, fue conciliada entre los negociadores de los países de la UE, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea. El acuerdo busca un texto legislativo equilibrado entre la protección del patrimonio cultural europeo, los derechos de los generadores de contenidos, editoriales y artistas y los derechos de los usuarios a libertad de expresión. 

Sin embargo, para críticos, defensores de derechos digitales y parlamentarios que se oponen al proyecto, los cambios propuestos podrían obstaculizar la innovación, perjudicar la competitividad del bloque en el mercado digital y generar riesgos de privacidad en los usuarios. 

En una declaración conjunta, los países disidentes comentaron: "Lamentamos que la Directiva no logre el equilibrio adecuado entre la protección de los titulares de derechos y los intereses de los ciudadanos y empresas de la UE".

A pesar del avance, aparentemente imparable de la nueva normativa, antes de que los cambios puedan convertirse en ley, las reglas todavía deben ser votadas en un comité de legisladores la próxima semana y después pasar por una votación definitiva en el Parlamento Europeo en pleno, que se espera ocurra entre marzo y abril.  

En entrevista con EL TIEMPO, la analista Carolina Botero, directora de la Fundación Karisma, ong colombiana que trabaja en la protección de los derechos digitales, analizó el impacto de la directiva europea para la libertad de expresión en la red yla posibilidad de que exista un mecanismo de 'censura previa'.

Lamentamos que la Directiva no logre el equilibrio adecuado entre la protección de los titulares de derechos y los intereses de los ciudadanos y empresas de la UE

P: Cada vez se ve más cerca la llegada de la nueva directiva, ¿hay caminos para reversar este proceso?

El 13 de febrero, representantes del Parlamento y el Consejo europeo negociaron la propuesta de directiva para llevarla a sus respectivas instituciones para su aprobación. Este miércoles, los estados miembros votaron, algunos en contra. La directiva se habría podido detener allí si 13 países miembro la rechazaban o si cualquier número de países que representen el 35 por ciento de la población de la UE lo hubieran hecho. Era poco probable que sucediera.

Ahora, las discusiones en el Parlamento tienen dos fases, el Comité de Asuntos Legales debe aprobarlo y de ahí pasa al Parlamento Europeo para que la voten los 751 parlamentarios. Se espera que como ellos sí son elegidos por voto popular, la estrategia de los activistas tenga más probabilidades de éxito para frenar la directiva.

Las sesiones son entre 25 de marzo y 18 de abril. El Parlamento en pleno puede archivarla o aprobarla con cambios. Si la archivan queda engabetada hasta después de las elecciones de mayo, donde puede volverse a presentar. que salgan los 11 y 13, que son los más polémicos, esa es una opción. 

P: ¿Cómo es el planteamiento del artículo 13, realmente existe censura previa?

En medida que se busca que antes de que el contenido generado por el usuario sea subido haya un análisis y se detenga aquello que pueda ser violatorio de derechos de titulares, es algo que viola la libertad de expresión. 

El principal problema que tenían hasta ahora es que Francia y Alemania no estaban coordinados. Como son los dos países de mayor peso poblacional en la UE cualquiera de los dos estaba en condiciones de inclinar la balanza para bloquear la medida. Hasta esta semana, para Francia, el filtrado previo debía aplicarse para todas las plataformas sin importar su tamaño y tenían el deber de demostrar que hacían todo lo posible para bloquear la subida de material protegido sin licencias. 

Los alemanes, por otro lado, decían que el artículo 13 estaba perfecto, pero no para todos los actores. Ellos ponían límites asegurando que el filtrado no debía aplicar para empresas de menos de 20 millones de euros al año, lo que evitaría malos efectos en startups y pequeñas empresas.

Las plataformas se verían obligadas a aceptar casi que cualquier licencia que les propongan, de lo contrario las plataformas se arriesgan

El pasado 13 de febrero, los estados miembro lograron un acuerdo, que para algunos activistas europeos es el peor de los acuerdos posibles. El acuerdo entiende que todas las plataformas deben tener un filtro excepto: las que hayan estado disponibles al publico por menos de tres años, que tengan ingresos menores a 10 millones de euros y cuenten con menos de 5 millones de usuarios únicos. Con esta concepción, la regla aplica a plataformas por ejemplo que tengan foros abiertos al público, que tendrían que filtrar previamente las fotos, los archivos o música que se comparte y estarían obligados a mantener esa estructura.

Adicionalmente, todas las plataformas, incluso las pequeñas deben demostrar que están haciendo "su mejor esfuerzo" para obtener las licencias de los contenidos que probablemente los usuarios podrían subir, desde música, fotografías y cualquier tipo de contenido.

Esto genera una barrera muy grande porque las plataformas se verían obligadas a aceptar casi que cualquier licencia que les propongan, de lo contrario las plataformas se arriesgan. Además pone mucho peso en los filtrados automáticos que para los activistas tienen muchos problemas de libertad de expresión porque las máquinas difícilmente pueden identificar o distinguir una parodia o una crítica que contenga referencias de contenido protegido.

Supone además que la censura previa la van a hacer, como siempre hemos criticado, las grandes plataformas, son ellos los que terminan decidiendo y ahora estarán sujetos a presión de los titulares y podrían verse más inclinados a bloquear. A ellos les preocupa en términos de innovación en Europa por que hay un geobloqueo, porque las plataformas son internacionales.

REDACCIÓN TECNÓSFERA​@TecnosferaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.