Emprendedores buscan apoyo para producir máscara contra coronavirus

Emprendedores buscan apoyo para producir máscara contra coronavirus

Usan tecnología de impresión 3D, que ya se ha implementado en otros países.

Impresión en 3d de elementos sanitarios

Equipos impresos en 3D en Zaragoza, España. El uso de la tecnología de impresión 3D para producir elementos sanitarios ha sido una alternativa ante el desabastecimiento de estos productos en el mundo.

Foto:

EFE

Por: Tendencias EL TIEMPO
27 de marzo 2020 , 02:47 p.m.

Desde el pasado 19 de marzo un grupo de personas de distintos municipios del Valle de Aburrá se reunieron para crear lo que denominan una "unidad de colaboración abierta" que está desarrollando el diseño de una máscara con filtros especiales para prevenir el contagio del coronavirus. Hasta ahora tienen 4 prototipos hechos.

El proyecto fue denominado como 'Máscaras por la vida' y tiene como objetivo ayudar a reducir las cifras de personas contagiadas con coronavirus en el área metropolitana del Valle de Aburrá.

Esta iniciativa se rige bajo el 'open source' o código abierto, un principio que supone que cualquier persona puede hacer uso de un invento o de un avance para mejorarlo o adaptarlo a sus propias necesidades.

Santiago Franco, un ingeniero en diseño industrial que lidera el proyecto, le estaba haciendo seguimiento a distintas iniciativas de código abierto que se habían generado a raíz de la coyuntura mundial de la covid-19. "Ahí fue donde encontré la noticia de unos makers en Italia que fabricaron válvulas para respiradores artificiales y decidí volcar todo mi esfuerzo en esto", comenta Franco.

Fue en un portal de Internet donde Franco consiguió el prototipo a partir del cual él y otros profesionales han estado trabajando desde hace unos días. La página web es parte de una organización chilena denominada Copper 3D. Esta empresa liberó un archivo que permite imprimir moldes de máscaras en 3D.

Después de que empezaron a contemplar la posibilidad de materializar la idea, él y Yohan Daniel Ramirez, un comunicador social con estudios en innovacón, decidieron impulsar el proyecto Máscaras por la vida. En el camino fueron encontrando más y más personas que les dieron su apoyo, aunque sostienen que aún les hacen falta recursos para implementar la idea.

(También le puede interesar: En Antioquia buscan fabricar 20 millones de tapabocas).

Estos recursos, dice Franco, no son monetarios, pues por el momento ninguna de las personas que hacen parte de la iniciativa tienen la posibilidad de recibir y gestionar donaciones. “Nuestra idea principal es sacar un modelo 'Open Source' que se pueda replicar en cualquier parte del país y del mundo, teniendo en cuenta las circunstancias que apremian”, explica Franco.

Para esto manifiesta que necesita apoyo de empresas que puedan reproducir mejor las máscaras. Aunque por medio de redes sociales ya han encontrado ayudas, les hacen falta organizaciones que tengan la capacidad de llevar a cabo procesos como el termoformado o la inyección.

Además, también requieren espacios adecuados para ejecutar su trabajo, permisos para movilizarse, maquinaria como impresoras 3D, insumos como filamentos de impresión y recursos para el componente humano.

¿Son mejores las máscaras que los tapabocas?

Los tapabocas, dependiendo de su calidad, pueden prevenir el contagio de la enfermedad del covid-19 en mayor o en menor medida, sobre todo para evitar que las personas que ya están infectadas contagien a otros individuos. Pero Franco sostiene que las máscaras que quieren fabricar pueden resultar más efectivas.

“Esto se respalda con ciertas propiedades del material a usar, como la densidad. Es decir, si el tamaño de la estructura del material deja o no pasar al virus, lo cual se puede comprobar con microscopía. Cabe resaltar la importancia de la geometría de la máscara y la manera en que se adapta al cuerpo”, explica el diseñador industrial.

La impresión 3D no es una tecnología nueva y en todo el mundo se han conocido decenas de iniciativas de personas que están suministrando equipos de protección personal (EPP) para contrarrestar la alta demanda de estos implementos.

(Lea también: Médicos e ingenieros alistan respirador mecánico en Pereira).

Sin embargo, distintas instituciones han señalado la necesidad de que estos dispositivos cuenten con certificaciones y evaluaciones científicas que permitan verificar su efectividad.

En Argentina, donde los elementos impresos en 3D cobraron gran popularidad en las últimas semanas, la Sociedad Argentina de Bioenergía y la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva tuvieron que hacer un comunicado en el cual explicaban que no era prudente producir respiradores de ventilación mecánica utilizando este método sin ningún tipo de regulación.

Aunque las máscaras no tienen un rol tan delicado como los respiradores, sí deben cumplir con una serie de requisitos que aseguren su efectividad. Además, el hecho de que cualquier persona con una impresora 3D pueda acceder a los prototipos hace que se pierda el control de calidad de los dispositivos que se producen.

“Lo que nosotros estamos recomendando en todas nuestras redes sociales es que la gente no ocupe materiales convencionales para imprimir estas mascarillas”, dijo Daniel Martínez, director de Innovación de Copper 3D en la cadena chilena Radio Duna.

En ese mismo sentido, el médico argentino Hugo Javier Casafú de la Facultad de Ciencias Medicas de la Universidad Nacional del Litoral, escribió un artículo en el que da detalles de las limitaciones de las máscaras 3D. “Las máscaras faciales generalmente no se usan solas, deben usarse en combinación con otros equipos de protección y, por lo tanto, se clasifican como equipos de protección personal complementarios”, escribió el médico.

Máscara impresa en 3D

Estas máscaras deben imprimirse en materiales específicos para que sean efectivas en la prevención de la covid-19.

Foto:

Tomado de la cuenta @Mascarasporlavida en Instagram.

Santiago Franco sostiene que las impresiones del modelo que han hecho fueron “confrontadas con evidencia científica”. Según él, la empresa Copper 3D ha tenido que aclarar puntos (como el material con el que deben fabricarse las máscaras) que pudieron haber esclarecido desde que liberaron el prototipo en Internet, que ya tiene más de 4 millones de descargas en todo el mundo.

Franco dice que, a pesar de la cuarentena y de que varios participantes de la iniciativa han tenido que alternar sus trabajos con el desarrollo de las máscaras, han logrado optimizar el diseño. “Hicimos algunas mejoras como duplicar el filtro e incluir otro sistema de ajuste y así hemos seguido evolucionando la propuesta hasta esta que tenemos”, aseguró Franco.

Tendencias EL TIEMPO​

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.