Los seguidores falsos de los aspirantes a la presidencia

Los seguidores falsos de los aspirantes a la presidencia

Expertos alertan sobre la posible compra de cuentas de cara a las elecciones del 2018.

Seguidores falsos de los candidatos presidenciales

Para realizar la investigación se utilizó un programa informático que permite analizar direcciones IP, nombres y fotos de perfil de los seguidores de algunos de los candidatos a la presidencia.

Foto:

123rf

14 de diciembre 2017 , 11:06 a.m.

El número de seguidores se ha convertido en un símbolo de éxito y popularidad para algunas personas en las redes sociales; sin embargo, ese concepto comienza a replantearse cuando surgen denuncias sobre compra de seguidores, una tendencia que, si bien no es nueva, sigue creciendo de manera sistemática.

Para conocer cómo está este tema en Colombia, y de cara a las elecciones presidenciales del 2018, Adalid (empresa de seguridad informática forense) y Loor (agencia de reputación de marcas) realizaron una investigación y evidenciaron que del 30 al 50 por ciento de los seguidores de algunas figuras públicas colombianas en Twitter son falsos.

El estudio encontró, por ejemplo, que Iván Duque, el candidato presidencial del Centro Democrático, registra 12.996 seguidores falsos, de un total de 92.200. Germán Vargas Lleras, quien busca la presidencia a través de recolección de firmas, cuenta con 712.000 seguidores, de los cuales 1.896 son falsos (se tomó una muestra de 5.000 perfiles aleatorios). Humberto de la Calle, candidato por el Partido Liberal, tiene 41.000 seguidores, de los cuales 513 son falsos.

Comprar seguidores es un ejercicio común entre políticos para inflar los números

Por su parte, Marta Lucía Ramírez registra 72.583 seguidores falsos, de un total de 289.000.  Y Sergio Fajardo, quien cuenta con 948.000 seguidores, registra 1.751 perfiles falsos. 

El estudio también evidenció que frente a un universo de 19.800 seguidores registrados recientemente en su cuenta de Twitter, el candidato presidencial Juan Carlos Pinzón, registra 434 seguidores falsos. Según Adalid, es el personaje político analizado que tiene un mayor porcentaje de seguidores reales con un 97 por ciento. 

Para contrastar, y sobre un universo de 163.000 seguidores, el senador y precandidato a la presidencia por el partido Liberal Juan Manuel Galán, es quien presenta un balance más bajo con 68.514 seguidores falsos frente a 93.457 seguidores reales, que corresponden a un porcentaje de 57 por ciento de seguidores reales.

Andrés Guzmán, gerente de Adalid, aseguró que si bien no se ha logrado comprobar si esos aspirantes han comprado seguidores, queda en evidencia que buscan viralizar sus comentarios en redes sociales.

“Es interesante analizar que hay cuentas de Twitter, Facebook o Instagram de personajes públicos que tienen miles de seguidores, de los cuales la mitad son de países como Estados Unidos o China; una tendencia extraña”, afirmó Guzmán.

Para realizar el estudio se implementó una herramienta que analiza las direcciones IP desde donde se conectan los seguidores y permite determinar si están adentro o fuera de Colombia.

“Verificamos también las fotos y los nombres de las personas. De hecho, examinamos la interacción de las cuentas con los candidatos (...). No sabemos si los aspirantes compraron o no seguidores; sin embargo, evidenciamos que el objetivo es viralizar sus comentarios. Además, muchas de esas cuentas son robots para dar ‘me gusta’, esto logra convertirse en tendencia sin que verdaderamente lo merezca”, explicó el experto.

Para Sergio Llano, doctor en comunicación y profesor de la Universidad del Norte, esta práctica es bastante común en la política, pues se busca ganar popularidad e influencia en la opinión pública.

“Comprar seguidores es un ejercicio común entre políticos para inflar los números. Es algo similar a lo que pasa con las encuestas, pues, cuando están al servicio de algunos intereses, muestran valores falsos para engañar y ejercer influencia”, aseveró Llano.

El profesor añadió: “Con la compra de seguidores, los políticos pueden sugerir que tienen más adeptos de los que en realidad registran”.

El fenómeno de los seguidores falsos es grave, pues los especialistas coinciden en que los líderes mundiales utilizan cada vez más las plataformas tecnológicas como un medio de comunicación y, a la vez, para presumir ante sus competidores.


Paola Méndez, directora general de Loor, sostiene que “este tema de los seguidores falsos deja una mala sensación. Si bien es cierto que este ‘engaño’ no tiene ninguna penalidad ni castigo, las propias redes sociales no se pronuncian al respecto, pues son las primeras beneficiadas porque su éxito radica en el tráfico, sin importar de dónde venga”.Para realizar el estudio técnico, desde Adalid informan que tomaron una muestra de 5.000 seguidores aleatorios de los candidatos presidenciales en cuestión.  

El negocio

Según investigadores de la firma Eset, adquirir seguidores falsos es un proceso sencillo, pues basta con buscar información en Google para conseguir toda clase de ofertas.

Por ejemplo, en una página de Facebook existen paquetes de 500 fans que pueden adquirirse por 10 dólares, o incluso hay combos que, además, incluyen unos cientos de ‘me gusta’ por otros dólares más.

Lo mismo ocurre en Twitter o Instagram, donde unos 1.000 seguidores rondan los 20 dólares e incluso se pueden adquirir paquetes con descuento.


Si bien pareciera que gran cantidad de seguidores o likes pueden ayudar a mejorar el posicionamiento en las redes sociales, lo cierto es que también puede llevar a que se pierda credibilidad y también la posibilidad de interactuar con los verdaderos seguidores.

Otros hallazgos

- Alejandro Ordoñez 
Universo: 89.900 seguidores en Twitter
Seguidores reales: 78.610
Seguidores falsos: 11.290
Porcentaje seguidores reales: 88 por ciento

- Jorge Enrique Robledo 
Universo: 849.000 seguidores en Twitter
Seguidores reales: 528.258
Seguidores falsos: 302.226
Porcentaje seguidores reales: 63 por ciento

- Piedad Córdoba 
Universo: 728.000 seguidores en Twitter
(Sobre una muestra aleatoria de 5.000 seguidores)
Seguidores reales: 3.139
Seguidores falsos: 1.860
Porcentaje seguidores reales: 62 por ciento

- Rodrigo Londoño ('Timochenko')
Universo: 115.000 seguidores en Twitter
Seguidores reales: 69.716
Seguidores falsos: 41.474
Porcentaje seguidores reales: 62 por ciento

- Claudia López
Universo: 965. 246 seguidores en Twitter
(Sobre una muestra aleatoria de 5.000 seguidores)
Seguidores reales: 3.098
Seguidores falsos: 1.904
Porcentaje seguidores reales: 61 por ciento

- Gustavo Petro
Universo: 2´770.000 seguidores en Twitter
(Sobre una muestra aleatoria de 5.000 seguidores)
Seguidores reales: 3.005
Seguidores falsos: 1.995
Porcentaje seguidores reales: 60 por ciento

TECNÓSFERA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.