Japón castiga siete intercambios de criptomonedas

Japón castiga siete intercambios de criptomonedas 

La Agencia de Servicios Financieros ordenó mejorar la gestión de riesgos a CoinCheck. 

Crecen las regulaciones contra el bitcoin

El Gobierno japonés fue pionero en la regulación de las criptomonedas. Al momento 16 intercambiadores están registrados mientras que otros 16 están en trámite de solicitud. 

Foto:

Reuters

08 de marzo 2018 , 01:32 p.m.

Japón castigó siete intercambios de criptomonedas, ordenando que dos de ellos suspendieran sus negocios, en un esfuerzo por reforzar la protección del consumidor después de un robo de $ 530 millones de dinero digital de Coincheck Inc., con sede en Tokio, a principios de este año.

Japón se convirtió el año pasado en el primer país del mundo en regular los intercambios de criptomonedas. Actualmente hay unas 16 empresas ya registradas en la Agencia de Servicios Financieros (FSA), mientras que otras 16, incluida Coincheck, pueden continuar operando mientras sus solicitudes de intercambios sean verificadas. 

Los intercambios sancionados por la FSA incluyeron a Coincheck, que ya recibe su segundo aviso (el primero fue resultado del ataque que recibió en enero) y a GMO Coin, que es administrado por la GMO Internet. El regulador también ordenó a Bit Station y FSHO detener operaciones durante un mes.

Cinco de los siete intercambios sancionados por la FSA no están registrados, incluidos los dos obligados a suspender el negocio.

Los castigos del regulador nipón representan la respuesta más grande hasta el momento frente a las preocupaciones sobre la seguridad en los intercambios de criptomonedas japonesas. 

La FSA dijo que Coincheck "carecía de sistemas adecuados para enfrentar riesgos como el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo". Dio posibilidad a la empresa para presentar un informe sobre cómo mejoraría la situación hasta el próximo 22 de marzo. 

En una conferencia de prensa, posteriormente a las sanciones, Koichiro Wada, el gerente general de Coincheck, dijo que los sistemas de intercambio "no estaban en consonancia con la expansión de nuestro negocio". Incluso, Wada dijo que estaba buscando opciones, incluida la posibilidad de dimitir para asumir la responsabilidad del hackeo.

Coincheck tendrá que pagar a partir de la próxima semana alrededor de 46 mil millones de yenes (434 millones de dólares) a inversionistas que han perdido dinero digital. 

El robo de Coincheck, uno de los mayores robos de dinero digital de la historia, subraya los riesgos que enfrentan las autoridades de todo el mundo para regular el comercio de criptomonedas.

Coincheck dijo que un pirata informático usó malware para entrar en su red antes de robar una clave encriptada y retirar las monedas digitales. Las monedas robadas se almacenaron en "billeteras calientes" o carpetas digitales accesibles desde Internet.

Coincheck dijo que había movido las monedas almacenadas en algunas billeteras activas a "billeteras frías" más seguras: computadoras o unidades que no están conectadas a Internet.

En GMO Coin, uno de los dos intercambios registrados fue sancionado, la FSA dijo que las fallas del sistema ocurrieron con frecuencia, pero que la compañía no había analizado suficientemente la causa raíz. El regulador ordenó que presente un informe antes del 22 de marzo.

Tras las críticas de la FSA, el Bitcóin cayó hasta un 5,7 por ciento.  La moneda virtual alcanzó un máximo de $ 19.458 en diciembre, pero desde entonces casi se ha reducido a la mitad debido a una serie de medidas enérgicas por parte de los reguladores de todo el mundo en el comercio de monedas digitales.

Ante la sanción del regulador,  Bit Station y FSHO no respondieron de inmediato a las solicitudes de Reuters de comentarios por correo electrónico.

En este caso, según dijo la FSA, un empleado de alto rango de Bit Station utilizó bitcóins de los clientes para sus propios fines. 

El problema de los intercambios no autorizados también fue retomado por el jefe del grupo de seguridad cibernética del gobernante Partido Liberal Democrático. Sanae Takaichi dijo que no era ideal que los intercambios que no se habían registrado con el gobierno continuaran sus operaciones.

"Es problemático que estos 16 intercambios no registrados hayan podido continuar operando", dijo Takaichi a Reuters. "En primer lugar, ¿se les debería haber permitido operar mientras sus solicitudes de registro todavía están incompletas?". 

REDACCIÓN TECNÓSFERA*
Con Reuters*

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.