‘El pago de impuestos prueba que queremos ser regulados’: Uber

‘El pago de impuestos prueba que queremos ser regulados’: Uber

El gerente general de Uber Colombia, Nicolás Pardo, asegura que buscan negociar con el Gobierno.

Nicolás Pardo, gerente general de Uber Colombia

Nicolás Pardo, gerente general de Uber Colombia.

Foto:

Cortesía Uber

Por: Simón Granja matias
23 de diciembre 2018 , 05:15 p.m.

El gerente general de Uber Colombia, Nicolás Pardo, es enfático en repetir las palabras que dijo su jefe, el CEO de la compañía, Dara Khosrowshahi, en entrevista con EL TIEMPO: “Queremos ser regulados en Colombia”. Aunque aclara que los acercamientos con el Gobierno aún no son formales, dice que encuentra en el presidente Iván Duque un discurso cercano pues habla de economía naranja y de equilibrar la balanza entre las partes. Sin embargo, los pronunciamientos recientes de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, dan señales de que el camino para lograrlo no será fácil. La ministra recordó que Uber es ilegal y que a aquel que use su vehículo privado para transporte público se le cancelará su pase de conducción durante 25 años. Ya hubo un primer doliente.

¿Qué respuesta les dan a los conductores que tienen problemas con la ley, por ejemplo, con el conductor al que le cancelaron su licencia por 25 años?

En Uber tenemos canales abiertos 24/7 para que los socios conductores comuniquen sus dudas o si tienen algún inconveniente, para analizarlos uno a uno y definir qué asesoría podríamos brindar. Como cada caso es distinto, preferimos no pronunciarnos en situaciones específicas.

¿Qué respaldo tienen los conductores frente a la ilegalidad en la que están?

Estamos poniendo todos los esfuerzos en lograr un diálogo con el Gobierno Nacional y los diferentes actores para lograr una reglamentación que permita la operación de estos servicios en el país sin este tipo de riesgos. Es la falta de reglamentación del servicio de transporte privado intermediado por plataformas tecnológicas la que propicia situaciones como estas debido a las interpretaciones, esperamos que el Gobierno entienda que es necesario avanzar en una reglamentación, en favor tanto de los conductores como de los usuarios, que apoye la innovación y la economía colaborativa.

¿Se están retirando conductores de Uber ante el riesgo de que les cancelen la licencia de conducción por 25 años?

Esta norma no es nueva. Por el momento, no hemos presentado anormalidades en el servicio. Vale la pena recordar que los socios conductores registrados en la aplicación de Uber se conectan a la plataforma para generar ganancias adicionales prestando servicios independientes a personas que quieren recibir un viaje con absoluta flexibilidad, usando sus propios medios, y con plena libertad y autonomía técnica y directiva para manejar su tiempo al conectarse y desconectarse de las aplicaciones, de acuerdo con su necesidad de generar ganancias adicionales.

Los últimos pronunciamientos del Ministerio de Transporte parecieran evidenciar que no hay mucha disposición de este para negociar...

Somos conscientes de que las disrupciones tecnológicas traen cambios en los modelos y tipos de relaciones jurídicas. Estos retos no deben ser resueltos de manera individual y tratando de ajustarse a los modelos del pasado, sino innovando en una solución integral de movilidad en los países y respondiendo a los adelantos tecnológicos y a los nuevos modelos de negocio.

Estamos poniendo esfuerzos en lograr un diálogo con el Gobierno y los diferentes actores para lograr una reglamentación que permita la operación de estos servicios en el país sin este tipo de riesgos

¿En qué va el proceso de negociar con el Gobierno?

Hemos tenido acercamientos insistentemente. No han habido reuniones formales pero estamos confiados en que se darán muy pronto. Queremos resaltar y enfatizar y volver a decir en el aporte que le damos al país. Somos un actor importantes desde el punto de vista de la operación, sabemos que ya son más de 88.000 socios conductores que generan ganancias adicionales utilizando la plataforma, son más de 2 millones de personas las que hoy en día se movilizan en el país con nosotros.

Pero, cuando hablan de acercamientos, ¿a qué se refieren?

Han sido acercamientos de todo tipo, en foros, en gremios, cartas, donde encontramos los espacios. Reiteradamente le hemos mostrado al Gobierno que queremos, por lo pronto, una primera reunión para generar el diálogo alrededor del tema. Es que es increíble que Perú ya esté empezando, que La Paz (Bolivia) ya tenga regulación, que en Ecuador también se esté moviendo... Colombia no se puede quedar atrás. Y hay muchos precedentes, para los países que lo lograron primero fue más complicado, pero hoy en día son muchos los casos de éxito con los que podemos construir de la mejor forma. No nos podemos quedar atrás, la disposición es total y queremos una regulación justa y que reconozca que somos un servicio distinto, no somos transporte público, somos transporte privado intermediado por plataforma, esa es una categoría distinta que requiere regulación.

Si el Gobierno se niega a negociar, ¿qué van a hacer?

Seguiremos proponiendo, hay varias vías alternativas. Creemos que Colombia no puede quedarse atrás, frenando la llegada de soluciones para los ciudadanos. Hoy 134 jurisdicciones en todo el mundo que lo han reglamentado.

¿Cómo esperarían que fuera esa regulación?

Nosotros lo que vemos es que estamos muy en la línea con lo que el presidente Duque ha dicho y es en la forma como se nivela la carga. El Presidente mismo lo ha dicho, el sector de los taxis está muy regulado –estamos de acuerdo en eso, ese sector tiene una regulación que se hizo hace muchísimos años y que vale la pena actualizar– y lo mismo, nosotros aspiramos a que se generen unas normas claras de regulación en torno a una forma de transporte distinta. Es necesaria una actualización, entre otras, para que los taxis o la industria tradicional de transporte puedan ser más eficientes y se beneficies de la tecnología.

¿Quiénes son los opositores de la regulación: el gremio de los taxistas, el Gobierno, las leyes...?

Yo no quiero hablar de opositores, finalmente Uber es una compañía que llega con un modelo desconocido que entra a un país donde no hay un marco regulatorio preparado para eso porque son regulaciones establecidas desde hace muchos años, entonces entra en un ambiente en el que no hay regulación y los actores empiezan a tomar oposiciones como las que ya sabemos. Pero no creemos que sea oposición ni conflicto, todo lo contrario, queremos que se generen normas claras para que todos estemos más tranquilos. Ya han pasado cinco años acá en Colombia y la acogida al servicio ha sido impresionante.

Bueno, pero ¿por qué ha sido tan difícil llegar a la regulación?

Pues es una buena pregunta y es precisamente en lo que nosotros estamos enfatizando y haciendo el llamado al Gobierno. Creemos que Colombia no se puede quedar atrás. Es un país muy importante para Uber en la región. Sabemos que el tema es lento, sabemos que la innovación se mueve más rápido que la legislación pero entendemos con esas tendencias globales y regionales que Colombia no se puede quedar atrás y mucho menos teniendo el discurso del presidente Duque de la economía naranja, y toda esta digitalización de la sociedad que es una bandera para él y en la cual nosotros creemos que Uber es un jugador fundamental.

¿Que Uber se mantenga en este limbo jurídico es más rentable para la empresa?

Hay muchas formas de verlo. Pero lo que queremos es que la comunidad esté mejor y este ambiente de desregulación no permite que trabajemos muchas cosas en pro de generar más valores agregados, en pro de la seguridad de las personas, de la tranquilidad de los socios conductores que para nosotros es muy importante. Rentable o no, creemos que Uber es un actor fundamental en el país y queremos tener unas normas claras y queremos demostrarlo con hechos de que estamos totalmente dispuestos a recorrer ese camino, por eso siempre hablamos de los impuestos. Hay mucho ruido sobre si Uber paga o no impuestos, y sí lo hacemos. No necesariamente todas las plataformas se han acogido a esa disposición, pero nosotros queremos demostrar que estamos dispuestos a eso, que queremos formalizarnos y seguir contribuyéndole al país. Es interesante ver que la cifra de impuestos es alta pero puede ser más alta en la medida que se logre esa formalización.

El CEO y usted hablan de los impuestos que han pagado, pero, ¿qué tipo de impuestos son?

Uber Colombia es una empresa legalmente constituida y está sujeta al régimen tributario nacional. Entonces son todos los impuestos a los que estamos obligados acá en Colombia: hablamos de renta, el IVA, reportamos también lo que tenemos que reportar ante la Dian de medios magnéticos o procesos de transferencia. Son los impuestos que cualquier compañía legalmente constituida en Colombia tiene que pagar sin excepción.

Desde el 1.° de julio hubo un cambio…

Sí, desde esa fecha existe una norma que les exige a las empresas del exterior que prestan un servicio en Colombia a gravar su servicio con un IVA de 19 %, esto es algo que se anunció el primer semestre de este año y desde que nosotros supimos nos empezamos a preparar para cumplir con eso y desde el 1.° de julio lo estamos recaudando como dice la norma y ahora es un dinero importante, miles de millones al mes que se deben transferir al Estado, según la reglamentación, en enero. Hemos sido muy cumplidores de hacerlo desde el día uno.

¿Pagar estos impuestos tiene una relación con que a los conductores se les ha aumentado el porcentaje que se les cobra por cada viaje?

Eso es muy importante. Cuando el conductor vea su extracto va a encontrar que hay una deducción adicional porque Uber debe recaudar el IVA una vez se generan los viajes. Lo que hicimos, precisamente para que no se afectaran los ingresos de los conductores, fue subir las tarifas. Desde el 1.° de julio se aumentaron 7 % precisamente para evitar que los conductores tuvieran un impacto. Entonces sí hay un porcentaje adicional, pero es transparente desde las ganancias porque lo equivalente al IVA se subió en tarifa.

Pero, entonces, el usuario termina pagando más...

Sí, pero sabemos que finalmente es un costo para el negocio porque entendemos que somos un complemento, una opción más en un mercado en el que hay muchísimas alternativas, unas costosas y unas económicas y en la medida en que los precios suban, pues el servicio dejará de ser atractivo para algunas personas, pero es un costo que estamos dispuestos a asumir para cumplirle al Estado con las disposiciones tributarias y para darles un mensaje a los socios conductores que lo que queremos es que sus ganancias no se vean afectadas por estas normativas. Esos son los propósitos, y claro tiene un impacto para el negocio, pero estamos convencidos de que es algo que debemos hacer.

Hablamos de renta, el IVA (...) Son los impuestos que cualquier compañía legalmente constituida en Colombia tiene que pagar sin excepción

O sea, son conscientes de que van a empezar a perder usuarios porque, además, empezaron a llegar otras plataformas que tienen unos precios más económicos.

Sí, pero son plataformas que no necesariamente están teniendo en cuenta el IVA. Finalmente, no todas están en eso, nosotros sí y eso implicó que subiéramos los precios. Esta conversación se fija mucho en el precio, sabemos que es importante, pero nosotros entendemos que no es lo único. Nosotros necesitamos ingresos que nos permitan invertir en temas de seguridad, como, por ejemplo, que tenemos trazabilidad del 100 por ciento de los viajes; los viajes están asegurados y eso es un costo que nosotros asumimos...

Al igual que en Rappi, ¿los conductores de Uber también crearon un sindicato?

No, no hay sindicato. Creemos que el tema laboral también amerita una discusión, y no solo para Uber sino en general... Lo que se necesita es una revisión estructural pero sobreentendiendo que así como el transporte privado medido por plataforma es distinto al público, en términos laborales también hay diferencias grandes y los socios conductores no son empleados de Uber, son personas que trabajan independientemente.

Bajo esa lógica, si en el punto de regulación se planteara pagar pensión o salud a los conductores, pues ustedes no lo harían...

Yo lo que digo es que hay cabida a que nos sentemos en una mesa y discutamos cuáles son las alternativas de cara a estas oportunidades de generación de ingresos que tampoco existían cuando se generaron las regulaciones vigentes, como debería verse para que la comunidad esté mejor. En este momento no puedo entrar en detalles. Nosotros nos queremos sentar no solo en términos de transporte, sino de todos los temas para ver cuál es la realidad y la mejor solución para todos los sectores desde la comunidad como tal.

SIMÓN GRANJA MATIAS
Redacción Domingo @simongrma

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Ponte al día

Tendencias

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.