Emprendimientos nacionales con perfil de exportación

Emprendimientos nacionales con perfil de exportación

Soluciones en el mercado de apps y software que usan la tecnología y el talento humano.

Emprendimientos

Rockstart cuenta con 300 inversionistas y ha impulsado más de 30 emprendimientos latinoamericanos.

Foto:

Cortesía

Por: Redacción Tecnósfera 
28 de octubre 2019 , 08:13 a.m.

Todo emprendedor visualiza su idea consolidada en el mediano o largo plazo, sin embargo, es posible que en el camino del desarrollo y la expansión se presenten tropiezos que terminan enterrando a la nueva empresa, pero asimismo, es posible que se presenten oportunidades que puedan acelerar el proyecto y llevarlo a dimensiones y mercados no imaginados.

En Colombia, el talento para la innovación está presente en muchos sectores de la economía, pero parece que la gente desconoce su potencial hasta que se enfrenta al desafío de resolver una necesidad.

Y es aquí, al emprender con ideas con sabor a éxito, cuando surgen las preguntas de cómo escalar el negocio en la región, a quién dirigirse o cómo buscar inversión para crecer exponencialmente. En entrevista con EL TIEMPO, Diana Gaviria, directora ejecutiva de Connect Bogotá y Felipe Santamaria, cofundador y director general para Latinoamérica de la aceleradora holandesa de startups Rockstart, hablaron de los valores y aptitudes que deben formar todos aquellos emprendedores que quieran alcanzar inversiones significativas en sus proyectos.

La idea

Gaviria plantea que tener una buena idea no es suficiente para atraer a un inversionista. Asegura que es vital reconocer cómo venderla y que son pocos los que saben expresar el real valor potencial de esta. “Es importante mostrar compromiso y seguridad, también tener claros todos los aspectos y saber exponerlos, desde lo comercial hasta lo financiero, esto con el fin de generarle más confianza al inversionista”, asegura la ejecutiva.

En ese sentido, Santamaría agrega que “una buena idea no se vende si no se muestran los datos”. Es decir, debe haber un ejercicio juicioso de investigación previa para demostrar que en la idea del emprendedor hay una oportunidad grande y que así es el mercado. Agrega, además, que es indispensable tener clara cuál es la problemática que se pretende resolver y cómo esa solución puede transformarse en un negocio escalable a la región.

Muchas veces el inversionista suele fijarse, no solo en las buenas ideas y en el emprendedor, sino también en su equipo para tener la mezcla perfecta entre talento técnico y capacidad de ejecución

“Tener claridad en estos temas está soportado en el conocimiento que el emprendedor debe tener del mercado, de la competencia y de casos recientes, tanto en los casos de éxito como de fracaso, que se hayan dado en el mundo”, aseguró Santamaría. Además, agregó: “A veces uno da por sentado que las personas vienen con ese conocimiento y realmente no todos llegan preparados”.

El equipo

Por otra parte, Gaviria afirma que el equipo es clave, no solo para presentar la idea, sino para construir el emprendimiento mismo. “Muchas veces el inversionista suele fijarse, no solo en las buenas ideas y en el emprendedor, sino también en su equipo para tener la mezcla perfecta entre talento técnico y capacidad de ejecución. Un equipo experto que respalde la idea de negocio es una buena alternativa para atraer capital”, asegura. Y esto no se puede lograr si los equipos no son excepcionalmente buenos, como dice Santamaría. Para mostrar por qué ese equipo es el que puede “romper el mercado”.

El cofundador de Rockstart Latam afirma que todo el mundo está compitiendo por una posición, por adueñarse del mercado, y, por ende, muchos están creando empresas en Estados Unidos y Latinoamérica, pero los que toman la posición principal son aquellos que logran en sus equipos la sinergia de la experiencia con el conocimiento y la interdisciplinariedad. Santamaría asegura que eso es lo que hace especial a un equipo.

Gaviria también recomienda contar con una buena red de contactos. Para la ejecutiva, esta es la manera de relacionar el emprendimiento con el mundo cercano a fin de hacerlo crecer y, además, brindarle respaldo. Gaviria dice que es posible que el inversionista tome el riesgo si se da cuenta que hay otros involucrados.

Aptitudes y valores

Para Santamaría, un criterio fundamental de los inversionistas es ver que el emprendedor tiene una buena capacidad de ejecución, es decir, que sea capaz de demostrar lo que se ha hecho en el proyecto, en el tiempo que lleva al aire.

Pero para el ejecutivo, no solo se trata de enumerar logros, sino de sustentar por qué esos resultados son lo suficientemente significativos para el tiempo que lleva la start-up en operación. “Hay que mostrar un alto poder de ejecución y de resultados”, asegura. Para que estos existan, “debe haber pasión”, tal como lo asegura Gaviria.

Explicar un problema, la solución y el gran potencial que tiene la idea, de una manera muy simple, es todo un arte, pero los emprendedores pueden lograrlo.

Para la CEO de Connect Bogotá, todo emprendedor debe considerar que el inversionista dedicará parte de su tiempo, dinero, y, aún más importante, su experiencia para potenciar su star-tup. Por esa razón, también espera que recibir algo más que ganancias y participación a cambio, “buscará gente con valores como la integridad, la ética, pero, sobre todo, la pasión que tiene cada emprendedor por lograr que su idea crezca a niveles que ninguno imagina”, asegura.

El discurso

Santamaría dice que todo lo anterior debe resumirse en los primeros 15 segundos de un pitch.

“Explicar un problema, la solución y el gran potencial que tiene la idea, de una manera muy simple, es todo un arte, pero los emprendedores pueden lograrlo. En menos de 15 segundos hay que captar la atención del inversionista para que quiera seguir escuchando acerca de qué más se ha logrado, cómo van las métricas, etcétera”, afirma el ejecutivo.

Por su parte, Gaviria recalca la importancia de comunicar claramente al inversionista cómo se va a recuperar el dinero, la participación que tendrá y cómo se obtendrán las ganancias.

Gaviria añade que conseguir inversión ya no se considera un mito que le ocurre a unos pocos afortunados. “Hay cientos de inversionistas aquí y en Silicon Valley en busca de un plan para moldear y convertir en una empresa multimillonaria, que puede surgir de cualquier parte y de cualquier emprendedor”, apunta.

Seis emprendimientos colombianos
  1. Espacios Digitales IoT: Fundada en 2017 por los bogotanos Guillermo Hernández, Felipe Rueda y Nicolás Monroy, este emprendimiento, que ya opera en Colombia y Chile con clientes como Falabella y Homecenter, creó su propio firmware de comunicación. Un software que convierte cualquier dispositivo electrónico en smart, lo que permite controlarlo a través de internet. Wayra, el fondo de inversión de start-ups de Telefónica Movistar invirtió en él 150.000 dólares.
  2. Escappy Travel: Basados en el modelo de negocio europeo conocido como travel to surprise, Miguel Páez creó un portal para que los usuarios “escapen a un destino sorpresa”. El lugar se selecciona con base en las preferencias previamente seleccionadas, pero los usuarios se enteran de su itinerario solo 24 horas antes de viajar. Su inversionista más reciente fue Samy Bessudo, presidente de Aviatur, quien invirtió 240 millones de pesos a cambio del 25 por ciento de la start-up.
  3. Alegra: Con el sueño de crear una aplicación práctica para la administración de pymes, hace 7 años Jorge Soto y Santiago Villegas crearon Alegra en la ciudad de Medellín. En el primer mes, se registraron 250 empresas y a la fecha ya son 270 mil compañías con membresía en la plataforma. A diferencia de otras start-ups, Alegra crece sin recibir capital de inversionistas externos porque, según Soto, su modelo de negocio basado en recurrencia les da un flujo de caja óptimo
  4. Laika: Es una plataforma creada por tres emprendedores bogotanos en 2018 que se dedica a ofrecer servicios de bienestar para las mascotas. En cifras, Laika tiene un portafolio de más de 4.000 productos y 17 servicios. Luego de un año de operaciones, ya cuenta con una comunidad de más de 100 mil usuarios y logró un millón de dólares en ventas acumuladas. En marzo, recibió inversiones del Grupo Santodomingo y en agosto fue aceptada por la aceleradora de start-ups Y Combinator.
  5. Valiu: Simón Chamorro, junto a dos emprendedores más, creó una start-up que se mueve en el mercado de remesas. A través de una app, las personas envían dinero a Venezuela con una promesa de valor soportada en la rapidez de la entrega, seguridad en la transacción por el uso de blockchain y “la mejor tasa de cambio”. Valiu ha recibido inversiones por 1.3 millones de dólares y espera atender entre 5 y 7 millones de migrantes venezolanos que están por fuera de su país. 
  6. Xertify: Con la proyección de implementar en Colombia un modelo de emisión de certificados basados en tecnología blockchain, Danny Suárez, junto con cuatro colombianos más fundaron Xertify en el año 2016. Esta es la primera start-up latinoamericana en recibir cerca de 200 mil dólares como respaldo por parte de la Self Sovereign Identity Incubator, pionera en acelerar ideas en torno a la soberanía digital y la descentralización de validación documental.

REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnósferaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.