EE. UU. prepara aumento de impuestos a China y no cede en tecnología

EE. UU. prepara aumento de impuestos a China y no cede en tecnología

Posibles gravámenes para septiembre reavivan discusiones sobre restricciones a Huawei. 

Huawei

Congresistas de EE. UU. se han manifestado contra el levantamiento de restricciones a la fabricante china Huawei. 

Foto:

EFE

Por: REDACCIÓN TECNÓSFERA*
01 de agosto 2019 , 07:02 p.m.

La esperanza de varias tecnológicas chinas de ver un fin en la tensión comercial entre EE. UU. y China se ve cada vez más lejana. Según reportes de Bloomberg, Estados Unidos se está preparando para gravar la totalidad de las importaciones chinas en su mercado a partir del 1 de septiembre.

A pesar de que los diálogos entre ambas potencias se habían reanudado esta semana, el presidente Donald Trump manifestó que Pekín no cumplió sus promesas de comprar productos agrícolas y detener la exportación de fentanilo, un poderoso opiáceo que hace estragos en Estados Unidos.

La carrera por el dominio de la alta tecnología es tal vez el asunto más espinoso de la disputa. Funcionarios estadounidenses creen que China utiliza equipos de telecomunicaciones fabricados por Huawei y otras compañías como ZTE con fines de espionaje. El gigante tecnológico Huawei, el segundo mayor fabricante mundial de smartphones y el proveedor de una tercera parte de las redes de telecomunicaciones a nivel global, ha negado repetitivamente dichas acusaciones.

En mayo Trump prohibió a las empresas de Estados Unidos venderle insumos clave a a Huawei con una orden ejecutiva y también el Departamento de Comercio incluyó a la firma china en una lista negra comercial.

Aunque Trump, tratando de aminorar el descontento de varias firmas de EE. UU., ablandó su posición al decir que las empresas podrían reanudar las exportaciones "en donde no haya grandes riesgos para la seguridad nacional", tampoco hay claridad sobre qué exportaciones serían permitidas y cuáles no. Se espera que la situación de Huawei llegue a una resolución al cierre de las conversaciones comerciales.

Sin embargo, existen otros elementos en la tensión que pueden cerrar los caminos del diálogo. Mientras que Pekín quiere que Washington deje sin efecto los aranceles a bienes chinos equivalentes a cientos de miles de millones de dólares, la administración Trump insiste en mantenerlos, al menos parcialmente, como un factor de presión para llegar a un acuerdo.

Tras una ronda de conversaciones en Shanghái con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el representante comercial (USTR), Robert Lighthizer, Trump anunció este jueves en Twitter que Washington impondrá desde septiembre un arancel de 10 por ciento sobre 300.000 millones de dólares de importaciones chinas que aún no están gravadas. Eso se une al 25% de gravámenes a importaciones chinas, equivalentes a 250.000 millones de dólares. 

Además de la tensión, a nivel interno, legisladores de EE. UU. se oponen a reducir las restricciones contra Huawei y varios ejecutivos de agencias de seguridad insisten en el riesgo de seguridad nacional.

REDACCIÓN TECNÓSFERA*
*Con Bloomberg

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.