Secciones
Síguenos en:
¿Está listo para que su próximo domicilio se lo traiga un robot?
Robots de entregas

Robots de la firma Kiwibot durante su ensayo operativo en la zona de El Poblado, en Medellín, con la compañía de domicilios Rappi.

Foto:

Cortesía Rappi

¿Está listo para que su próximo domicilio se lo traiga un robot?

En el país ya se hizo un piloto para su uso en la entrega de pedidos. Conozca cómo está el panorama.

¿Cómo se sentiría si al abrir la puerta para recibir su pedido no ve a un ser humano sino a un pequeño robot de cuatro ruedas, rectangular y con una capacidad de 35 cm³ que le trae lo que pidió?

Aunque para muchos suena como un panorama muy lejano que los domicilios o compras por internet nos lleguen a casa por medio de vehículos autónomos, lo cierto es que en Colombia este es un escenario que ya se prueba sobre el terreno.

(Le puede interesar: Rappi comienza pruebas piloto de domicilios con robots)

Y esta situación se da en medio de la pandemia, en donde el crecimiento de pedidos en plataformas virtuales de domicilios es innegable. Solo en marzo, el mes en el que se registró el primer caso de covid-19 en Colombia y en el cual comenzó la cuarentena, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico señaló un aumento del 30 % en este sector.

Por esta razón, algunas empresas han explorado nuevas alternativas para realizar las entregas sin necesidad de tener un contacto persona a persona, como Rappi, que en el mes de abril comenzó su plan piloto para realizar, de la mano de Kiwibot, una empresa colombiana radicada en Estados Unidos, la entrega de pedidos con robots en la zona de El Poblado, en Medellín.

El ejercicio consistió en hacer uso de estos pequeños vehículos para recoger los domicilios en el punto de venta o despacho y llevarlos hasta el lugar de entrega. Al hacer la orden se determinó aleatoriamente si se iba a realizar por medio de esta tecnología, acto seguido se le notificó al usuario si estaba de acuerdo en recibir por este medio su domicilio. Y para el proceso solo se aceptó pagos por medios digitales.

(Además: Cinco errores frecuentes a la hora de comprar en línea)

Para este plan piloto se hizo uso de 15 robots, los cuales –señaló Rappi– realizaron cerca de 120 pedidos diarios.

Robots de entregas

El Kiwibot es supervisado por estudiantes de la Universidad Eafit y Universidad de Antioquia

Foto:

Cortesía Rappi

“El robot se apoya en tecnologías no solo de navegación por GPS, sino de aprendizaje profundo y visión por computadora, lo cual permite que tenga una ‘percepción’ del mundo que lo rodea más precisa, lo que a su vez hace que se movilice en casi cualquier entorno y adicionalmente cuenta con un sistema de sensores que le permiten ser resiliente a cambios dinámicos de luz, a obstáculos y a objetos”, detalla Matías Lacks, gerente general de Rappi para Colombia.

El Kiwibot es supervisado por estudiantes de la Universidad Eafit y Universidad de Antioquia, quienes apoyan las cuestiones operativas y están involucrados en proyectos de ingeniería y robótica.

(Lea también: Celulares en los cuales no funcionará última actualización de WhatsApp)

Aunque la implementación de este tipo de vehículos parecía lejana, asegura Lacks, lo cierto es que el plan piloto ha tenido éxito y les ha permitido cumplir sin problemas con las entregas.

“Hemos tenido una buena acogida por parte de la comunidad y los usuarios. De igual forma, estamos trabajando de la mano de la alcaldía (de Medellín) para enfrentar retos futuros y así poder seguir creciendo nuestras operaciones”, agrega.

Pero la implementación de esta tecnología en todas las aplicaciones aún no está tan clara. Camilo Arango, uno de los creadores de Vueltap, una plataforma en Colombia para solicitar servicios de mensajería, señala que aún hay mucho camino por recorrer.

“Hay una gran oportunidad en el uso de estas tecnologías y lo hemos estudiado, pero todavía nos falta bastante para que funcione perfectamente. Sería una meta a largo plazo”, precisa Arango, quien afirma que a él le parece más llamativo el uso de drones para acortar los tiempos de entrega en los desplazamientos más largos, y especialmente por el tráfico que hay en las principales ciudades del país.

(Le recomendamos leer: Cómo ventilar una habitación para protegerte del coronavirus)

Incluso, indica que este tipo de robots pueden ser más efectivos para ser utilizados dentro de las bodegas y en otras fases del proceso de envío y no precisamente en la “última milla”. Lo cual “es un poco más complejo por cosas como las dificultades en el terreno y la seguridad”.

Además, dice Arango, se debe tener en cuenta que este tipo de vehículos pueden no ser tan útiles cuando se trate de grandes distancias, que superen los tres kilómetros, así como por el estado en el que se encuentren algunas de las vías y andenes por donde se movilizarían.

Robots de entregas

El plan piloto se hizo uso de 15 robots, los cuales realizaron cerca de 120 pedidos diarios.

Foto:

Cortesía Rappi

¿Afectará el empleo?

Una de las principales dudas que genera el uso de esta tecnología es el hecho de reducir puestos de trabajo en las plataformas de domicilios que las usen.

Esta no es una inquietud nueva porque en el mundo ya se han reducido puestos de trabajo por el uso de la tecnología, así lo revela un estudio denominado ‘Cómo los robots cambiaron el mundo’ que realizó la Universidad de Oxford en 2019, en donde se destaca que el uso de robots, sobre todo en el área de la manufactura, podría generar que en el 2030 se pierdan en todo el mundo 20 millones de trabajos.

(Lea también: La advertencia que hace el FBI sobre versión de Windows)

“Si las tendencias actuales se mantienen, la mano de obra en las fábricas sería un 8,5 % más grande para 2030 si los robots no estuvieran rehaciendo el mercado”, señala la investigación.

Aun así, de momento las plataformas de servicios de domicilios o mensajería no ven que la aplicación de este tipo de vehículos represente una reducción directa del número de personas que se desempeñan como repartidores.

El robot se apoya en tecnologías no solo de navegación por GPS, sino de aprendizaje profundo y visión por computadora, lo cual permite que tenga una ‘percepción’ del mundo

Matías Lacks explica que hasta el momento la implementación de estos vehículos se está realizando a “pequeña escala que solo puede hacer entregas a un kilómetro de distancia y que además tiene limitaciones por volumen de carga. En este momento son claves porque reducen el contacto persona a persona, que es lo que necesitamos por la coyuntura. Es una idea increíble, pero no está pensada para ser masificada por ahora”.

En esto también coincide Arango, quien señala que esta tecnología “no necesariamente va a reemplazar por completo a las personas. Es fundamental el apoyo de ellas para verificar que la entrega se haga de forma efectiva. Lo que creo es que se van a crear otros puestos de trabajo para la coordinación de esta tecnología (…). Se van a optimizar muchos procesos, pero no van a reemplazar al personal en la cadena de trabajo”.

Pero las cosas en materia de tecnología avanzan muy rápido. Y este campo de los robots para entregas no es la excepción.

(Le puede interesar: La nueva función que estaría preparando WhatsApp para los grupos)

Hace un par de meses Caterpillar, el gigante global de los equipos para la construcción, la minería y el transporte, adquirió Marble, una empresa emergente que fabrica robots y que en el 2017 probó un repartidor de comida autónomo en San Francisco, en asocio con Yelp.

También es sabido que Uber tiene una división dedicada exclusivamente al tema y que Amazon, que usa robots en buena parte de su logística interna, también evalúa opciones desde este tipo para realizar sus entregas más rápido y, sobre todo, más barato, que es el principal atractivo de esta corriente de innovación.

La firma estadounidense Starship, creada en el 2014 por dos cofundadores de Skype y creadora de un vehículo repartidor autónomo de seis ruedas, asegura haber superado ya las 100.000 entregas exitosas, en varios pilotos en campos universitarios y ciudades de Estados Unidos. Y este año, la empresa de comidas a domicilio Just Eat probó hacer sus entregas en tres distritos del norte de Londres con un robot italiano llamado Yape, que tiene 80 kilómetros de autonomía.

El río suena... y mucho.

También le puede interesar:

Estas son las nuevas funciones que anunció Zoom

La Liga de League of Legends se transmitirá por Señal Colombia

El primer rosario inteligente y conectado a internet llega a Colombia

MARÍA FERNANDA ARBELÁEZ M.
Redacción Tecnósfera
Twitter: @mafearbelaezmen

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.