Secciones
Síguenos en:
La estrategia para pensar la educación superior en el largo plazo
Reto innovación

El reto es para universidades, instituciones de educación superior, startups, centros de investigación y desarrollo tecnológico, empresas, fundaciones y asociaciones a nivel nacional e internacional.

Foto:

Juan B. Díaz / EL TIEMPO

La estrategia para pensar la educación superior en el largo plazo

Con Diálogos de Futuro se buscan estrategias que permitan incentivar el desarrollo en Colombia.

¿Cómo debería ser el modelo de educación superior en Colombia en un largo plazo? Esta pregunta fue el punto de partida para crear un espacio de conversación liderado por un grupo de empresarios, universidades y el sector público con el fin de trazar un camino que permita apalancar el desarrollo del país.

La estrategia, denominada Diálogos de Futuro, la cual comenzó el pasado mes de enero y va en su primera fase hasta julio, cuenta con la participación de más de cuarenta actores distintos, entre los que se encuentra el Foro de Presidentes, Connect Bogotá, las universidades Javeriana, Los Andes, Piloto, La Sabana, El Bosque, Universidad Industrial de Santander, entre otras; así como los ministerios de las TIC, Educación e Industria y Comercio.

(Le puede interesar: Llega a Colombia un pasaporte digital para la vacunación)

“Buscamos establecer un espacio de reflexión y conversación sobre el estado actual del sistema de educación superior en Colombia, para proceder a hacer una proyección y un aporte de cómo debería ser este modelo, teniendo en cuenta las complejidades del conocimiento, la ciencia y la tecnología, así como las mismas dinámicas sociales y políticas”, indica Francisco Manrique, presidente del Consejo Directivo de Connect Bogotá.

Para esto, decidieron establecer una metodología, con la ayuda de una consultoría, con el fin de establecer los pasos para llegar en un primer momento a establecer desde el espacio de conversación y reflexión una o dos iniciativas que permitan consolidar un sistema educativo que sea acorde con las necesidades actuales tan cambiantes.

Sentarse a dialogar

En el proceso, señala el padre Jorge Humberto Peláez, rector de la Pontificia Universidad Javeriana, era necesario dejar atrás la dinámica de resolver solo los problemas del aquí y el ahora para establecer un ruta que permita entender las dificultades que van más allá de lo inmediato.

(Además: Cómo es Songdo, ciudad inteligente creada desde cero en Corea del Sur)

“Empezamos con preguntas de cómo impulsar la reactivación económica, como posicionar a Colombia en los escenarios de revolución digital, cómo adoptar un modelo económico sostenible, cómo superar la polarización. Nos dimos cuenta que las respuestas las teníamos que buscar desde la educación, una que dé las competencias, destrezas, toda la caja de herramientas para poder construir el modelo educativo que necesita al país”, señala Peláez.

Para establecer esas iniciativas que permitan crear un nuevo sistema se determinó qué tipo de caminos pueden llevar a que los espacios de diálogo se conviertan en escenarios productivos, en los que convergen las visiones y experiencias de todos los actores involucrados.

En esto, se realizó un balance colectivo de cómo está actualmente el sistema educativo para identificar las brechas más apremiantes y que deberían ser parte de las estrategias a futuro.

(Le recomendamos leer: Test: Conozca qué tan esclavo es al teléfono móvil)

“Esto nos llevó a entendernos a todos los actores en la mesa como parte de un mismo sistema, entender que somos muy distintos, que muchas veces nos separan nuestros lenguajes y culturas, por lo que se hace necesario establecer un lenguaje común, pensar desde la flexibilidad del lenguaje y cómo cada uno puede aportar”, señala Víctor Malagón, presidente de Foro de Presidentes.

Puntos en común

Durante el espacio de diálogo, establecieron la necesidad de apostarle a un modelo en el que la academia no sea la única que tenga voz sobre cómo debe ajustarse el sistema educativo.

“Vimos la importancia de establecer un modelo en el que se sienten universidad, empresa, Estado y sociedad civil, porque cada uno tiene un conocimiento específico que colectivamente pueden llevar a soluciones de problemas y retos concretos en el país”, agrega Malagón.

En esto también coincide Francisco Manrique, quien indica que si se quiere que el “sistema de educación superior sea una verdadera palanca del desarrollo, no podíamos pensar que fuera válido hacerlo simplemente diciéndole a las universidades que miraran hacia adentro”.

(Lea también: Cambio de políticas en WhatsApp: ¿qué ha cambiado desde el 15 de mayo?)

Así mismo, indican estos escenarios permiten establecer una visión sistémica de la sociedad.

“No somos realidades aisladas, incomunicadas, nos lo dice el papa Francisco en la encíclica, todo está conectado con todo. Por ejemplo, antes las universidades éramos muy autosuficientes, pensábamos que desde la torre de marfil de la academia debíamos definir muchas cosas, pero estos espacios de diálogo aprendemos de las necesidades y carencias del otro, lo que permite esto se refleje incluso en los currículos, en donde los empresarios aporten su experiencia y visión del mundo”, agrega el padre Peláez.

(Además: Samsung presenta nueva línea de televisores y productos de audio)

Por último, en Diálogos de Futuro también se observa la necesidad de generar y fortalecer una cultura de la innovación en el país.

“Se ve la necesidad de que el diálogo avance hacia una transformación cultural en el largo plazo y eso se logra con un sistema claro de normas que permiten la sana convivencia entre todos”, puntualiza Malagón.

También le puede interesar: 

Los riesgos de modificar el sistema operativo de dispositivos

Claves para elegir un sistema de seguridad para el hogar

Trucos para que no ‘gaste’ datos usando YouTube

TECNÓSFERA
Twitter: @TecnósferaET

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.