Datos abiertos, una herramienta para construir país

Datos abiertos, una herramienta para construir país

Expertos cuentas qué le hace falta a Colombia para asumir el liderazgo del tema en la región

Computadores

Computadores

Foto:

123rf

Por: Linda Patiño y María Paulina Arango - Redacción Tecnósfera 
05 de marzo 2019 , 11:42 a.m.

Desde generar un mapa con las zonas de riesgo de inundación hasta decidir si priorizar el arreglo de una vía u otra en la ciudad según su importancia para el flujo de tráfico. Los datos abiertos son una apuesta que busca contribuir a la sociedad en temas como transparencia, rendición de cuentas y la toma de decisiones basadas en una recolección sistemática de información

El número de muertes, la proyección de nacimientos y la cantidad de colegios son algunos datos, pero también lo son las causas, las enfermedades, los centros de atención médica y la ubicación de las instituciones educativas. Esa información explica cómo vive una sociedad.
En el marco del Día Internacional de Datos Abiertos, 'Open Data Day',  expertos analizan la utilidad de los datos abiertos y el panorama en la región.

El Open Data Day es una celebración que se realiza anualmente el 5 de marzo, en la que diferentes grupos de todo el mundo realizan eventos locales en virtud de mostrar los beneficios de los datos abiertos y fomentar la adopción de políticas en este ámbito en el gobierno, la industria y la sociedad civil. Las actividades que se realizan suelen ser charlas, capacitaciones, lanzamientos de proyectos y ‘hackathones’.

Este año, la organización que impulsa el evento plantea cuatro ejes centrales: ciencia abierta, seguimiento de los flujos de dinero público, mapeo abierto y datos para el igual desarrollo.

Los datos abiertos siempre quedan relegados a cumplir con los estándares técnicos y no indispensablemente a su labor de servicio

Para Augusto Mathurin, cofundador del proyecto Virtuágora, proyecto de participación ciudadana en Argentina, los datos representan información útil para conocer algo de una sociedad y el hecho de que sean abiertos “le permite a cualquier persona u organización utilizarlos en igualdad de condiciones”.

Para Mathurin, quien fue reconocido por su trabajo como uno de los jóvenes menores de 25 años en el mundo que usa internet para el bien por parte de la organización sin ánimo de lucro Internet Society, los datos abiertos representan una oportunidad para los gobierno para gestiones de transparencia y rendición de cuentas. “Además, - Agrega el joven - son muy útiles para medir y comparar distintas gestiones”.

Por su parte, Sergio Araiza, director de tecnología de la ONG mexicana Social TIC, considera que para cualquier sociedad, el tener acceso a la información y al conocimiento es clave. “En este caso, si la información proviene mayoritariamente de actores en ejercicio del poder como ministerios, departamentos o cualquier figura administrativa, los datos abiertos ayudan a saber el actuar de esas instituciones y sus actividades específicas”.

La cultura de los datos
abiertos va permitiendo que las
plataformas automáticas
sean más inteligentes

Sin embargo, desde el colectivo que ha usado datos para abordar temas como el feminicidio y las desapariciones forzadas existe la impresión de que muchas iniciativas de datos abiertos se siguen limitando a el formato, la interoperabilidad, que si bien es importante, no puede reemplazar otros elementos como el valor de la información, la posibilidad de comparar datos a lo largo del tiempo y la calidad con la que fueron recolectados.

“Los datos abiertos siempre quedan relegados, en ese sentido, a cumplir con los estándares técnicos y no indispensablemente a su labor de servicio y lo que deben representar para las personas e instituciones interesadas en la información”, explica el mexicano.

Araiza comenta además que "la lucha de los datos abiertos, el activismo y la incidencia por abrir los datos, no se limita únicamente a lograr la publicación de la información sino en que dicha información sea utilizable para distintos propósitos”, entre ellos, el seguimiento económico a recursos públicos, la búsqueda de información para la investigación y la formulación de nuevas políticas públicas.

Para Sonia Torres, directora de Cientificas de Datos, organización colombiana que trabaja en la creación de sistemas para la innovación desde la información, los datos abiertos son claves para las ciudades inteligentes. “son importantes porque permiten la transparencia, la toma de decisiones pública, pero hay una cosa que para nosotros es aún más importante: Con datos abiertos pueden generarse procesos de innovación y entrenarse modelos predictivos”.

Según la experta, hay ejemplos de aplicaciones que han logrado desarrollar una ‘inteligencia colectiva’ a través de datos abiertos como Waze, que se ha alimentado de reportes ciudadanos durante años y con el entrenamiento paulatino ya es capaz de entender el flujo de las personas en una ciudad, predecir tráfico, identificar rutas alternas y reconocer los tramos más cortos y rápidos según la hora de consulta.

“La cultura de los datos abiertos va permitiendo que las plataformas automáticas sean más inteligentes. Al entregar la información, se pueden alimentar modelos predictivos que luego se apliquen a usos sociales. Por ejemplo, se puede alertar sobre brotes de enfermedades antes de que ocurra una epidemia”, indica Torres.

¿Cómo va Colombia en datos abiertos?

Colombia ocupa el cuarto lugar en el ranking de la OCDE sobre aprovechamiento de datos abiertos, después de Corea, Francia y Japón, gracias al trabajo que ha venido realizando con la información proveniente del sector público. Actualmente, el portal de datos abiertos del Gobierno Nacional tiene 6.971 conjuntos de datos disponibles y accesibles para toda la ciudadanía.

Desde el 2014, existe la ley 1712, que creó "la ley de Transparencia y del Derecho de acceso a la información pública nacional y se dictan otras disposiciones", que busca "regular el derecho de acceso a la información pública, los procedimientos para el ejercicio y garantía del derecho y las excepciones a la publicidad de información" con base en principios como el de buena fe, facilitación, no discriminación, gratuidad, celeridad, entre otros.

hace falta mayor voluntad y amplitud en los temas que se deberían publicar en formatos abiertos

Para Mathurin, Latinoamérica tiene desafíos en materia de datos abiertos “Desde entidades públicas hay mucho de marketing u ‘open washing’, pues se generan datasets como un fin en sí mismo para hacer parecer a la gestión más transparente de lo que realmente es”. El joven argentino destaca de Colombia la gestión de datos abiertos del departamento de Nariño como un caso de éxito en la región.

Torres, de Científicas de Datos, asegura que hay múltiples esfuerzos como la disposición de equipos en el sector educativo y salud para la constante actualización de datos que apoyan también en la gestión de peticiones de información desde la ciudadanía a entidades de sector público.

La directiva de la organización considera que aún hay camino por recorrer. “Nos hace falta estandarizar la data, mejorar la calidad y generar cultura desde las instituciones públicas para que liberen y generen datos abiertos sabiendo previamente qué requieren anonimizar y cómo pueden cuidar la identidad de las personas”, expresa.

Por su parte, Araiza considera que Colombia viene participando activamente en el tema pero no como protagonista. Destaca el rol de instituciones como el DANE, y asegura que en parte se entiende que el país ha tenido cambios de gobierno recientes.

“El país va avanzando lentamente” – comenta el experto en ‘infoactivismo’ y asegura que – “A nivel de la política pública han consolidado instrumentos de trabajo para facilitar el trabajo entre instituciones, pero hace falta mayor voluntad y amplitud en los temas que se deberían publicar en formatos abiertos”.

Según el mexicano, existen deudas pendientes tanto en el tipo de temas que podrían liberarse como información de tipo administrativo, pago de impuestos, servicios tributarios o registros de salud, “que permitirían enriquecer la perspectiva sobre este tema”, tanto como en la integración de perfiles de actores interesados en datos abiertos que no sean únicamente desde el sector público.

“Hay una pequeña deuda pendiente por saldar, podría ser más amplio, impulsarse más. Hace falta vincular a las comunidades y otros sectores. Hasta ahora, Colombia se ha quedado en una primera aproximación con el tema de transparencia y demás, pero aún hay mucha diversidad por incluir que beneficiaría a todos si hubiese un esfuerzo más grande de vinculación en estos temas”, puntualiza Araiza.


LINDA PATIÑO Y MARIA PAULINA ARANGO
REDACCIÓN TECNÓSFERA
En Twitter: @LinndaPC y @MariapaulinaAR

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.